Ángel García, responsable de los equipos de rescate, explica cómo se está haciendo el agujero.

Ángel García, responsable de los equipos de rescate, explica cómo se está haciendo el agujero. Marcos Moreno EL ESPAÑOL

Reportajes

Llegar a los 73 metros del pozo donde se cree que está Julen: objetivo de los mineros de élite

Con una perforadora de 105 toneladas y una potencia de 600 caballos han hecho otro agujero por el que accederán los mineros para sacar a Julen. 

Totalán (Málaga)

El dispositivo de rescate de Julen, el niño de dos años que el pasado domingo cayó a un pozo estrecho y profundo en Totalán (Málaga), sigue su curso. Este domingo llega el turno de los ocho mineros asturianos. Ellos son quienes han de sacar al niño del orificio en el que se encuentra desde hace siete días. A las dos de la tarde de este sábado arrancaron las tareas de perforación del primero de los dos pozos paralelos por los que los especialistas deben acceder a la cota en la que se piensa que está el menor. Para abrir la tierra se usó una perforadora de 105 toneladas y una potencia de 600 caballos.

Excavan el segundo túnel por donde tienen pensado rescatar a Julen

Si se dan condiciones "muy favorables", los mineros tardarán al menos 20 horas en cavar una galería perpendicular al tramo en el que las autoridades calculan que se encuentra Julen. En concreto, los técnicos entienden que el niño está entre la cota 71 y la 73, como ya apuntó EL ESPAÑOL hace unos días. Todo indica que los mineros no podrán contactar con el menor antes de la madrugada del lunes.

Gracias a las tareas de perforación, los mineros van a poder descender a esa profundidad en el interior de una cabina de 2'5 metros de longitud y en la que sólo caben dos personas. Les separará entre 3,5 y 4 metros del pozo en el que está el niño. Una vez se encuentren en el interior de la montaña, y mediante la ayuda de picos y de martillos neumáticos, los mineros deben abrir una galería perpendicular que les conecte con el tramo de tierra y piedras donde se piensa que el niño está encapsulado.

Los operarios trabajan a marchas forzadas.

Los operarios trabajan a marchas forzadas. Marcos Moreno EL ESPAÑOL

Ángel García, delegado del Colegio de Ingenieros de Caminos de Málaga y jefe del equipo técnico de rescate, explicó este sábado que los mineros bajarán de dos en dos y que tendrán una ventana de un metro cuadrado para trabajar. Dijo que, gracias a las perforaciones, que empezaron en una zona de tierra a 23 metros por debajo de donde está la cabeza del pozo en el que está el niño, los especialistas han podido alcanzar la cota 73.   

Para el descenso de los mineros a las profundidades de la montaña se ha fabricado "una especie de cesta de 1,2 metros de diámetro", en la que caben dos personas puestas de pie. Cabe la posibilidad de que un tercer minero ayude en los trabajos pero "a una cota superior". García reconoció que desconocen la altura exacta del tramo colapsado -donde estaría Julen- e incluso "si no es un tapón y la tierra llega hasta el fondo del habitáculo". 

Zona cero del rescate de Julen a vista de pájaro

En el caso de que Julen no esté entre la cota 71 y la 73, el ingeniero reconoció que deberían volver a estudiar las posibilidades y riesgos de continuar las perforaciones en busca de una mayor profundidad. "Esto ha pasado de ser un rescate a una obra de ingeniería civil humanitaria", dijo Ángel García.

"Llegar hasta Julen cuanto antes es una motivación tremenda y no pesan las horas, no pesa el cansancio y no pesa el no dormir. Lo importante es llegar cuanto antes y llevárselo a sus padres", añadió García. 

El nuevo presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, visitó ayer Totalán y la finca en la que el niño se encuentra atrapado dentro de un pozo. "Esperamos todos con el corazón encogido la noticia del rescate de Julen", dijo el jefe del Ejecutivo andaluz. Moreno Bonilla destacó el esfuerzo técnico y humano que se está llevando a cabo y explicó que sólo en 36 horas se movieron 35.000 metros cúbicos de tierra,"algo que normalmente se hace en dos meses".

Los equipos de rescate esperan sacar a Julen el lunes por la mañana.

Los equipos de rescate esperan sacar a Julen el lunes por la mañana. Marcos Moreno EL ESPAÑOL