Totalán (Málaga)

Los efectivos desplegados para tratar de localizar a Julen Jiménez, el niño de dos años que cayó en un pozo de Totalán (Málaga), han encontrado en el tapón de tierra restos del menor, según ha podido saber EL ESPAÑOL.

Noticias relacionadas

En el tapón de arena -situado a 73 metros de profundidad aproximadamente- los encargados en el rescate han recuperado tejido que pertenece a Julen. 

El rescate comenzó el domingo a las 14:00 horas. La familia informó a los servicios de emergencia de que el niño había caído en el pozo, un orificio de prospección para buscar agua, por lo que se activó un dispositivo de rescate en el que han participado empresas españolas y extranjeras. 

[Más información: 'El pozo de los tíos de Julen en el que se busca al pequeño carecía de permiso de obra']

Desde entonces, más de un centenar de personas han empujado para encontrar al niño lo antes posible. Incluso un grupo de élite de mineros asturianos se han involucrado en el rescate de Julen. 

Poco a poco, encontraron algunos indicios de que Julen se encontraba allí. Los equipos de rescate hallaron una bolsa de chucherías y un vaso, en primera instancia. Después, también sacaron pelo del niño -confirmado por ADN-. A base de sacar tierra del pozo y mediante la excavación de un agujero paralelo consiguieron sacarlo del pozo. 

En las labores para tratar de localizar al niño han trabajado efectivos del 112, Consorcio Provincial de Bomberos, Protección Civil, el Equipo de Rescate e Intervención de Montaña (EREIM) de Álora y Granada, Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil, bomberos de Málaga capital y han colaborado varias empresas privadas.