Agentes de la Guardia Civil en la finca privada de la localidad de Totalán (Málaga).

Agentes de la Guardia Civil en la finca privada de la localidad de Totalán (Málaga). EFE

Reportajes

La Guardia Civil admite que no tiene ninguna evidencia de que Julen esté en el pozo

Totalán (Málaga)

La Guardia Civil no tiene por el momento ninguna evidencia de que Julen, el niño de dos años que cayó a un pozo en Totalán (Málaga), se encuentre dentro de esa cavidad. "No estamos convencidos de nada. Estamos intentando saber qué hay debajo del tapón", ha señalado Bernardo Moltó, portavoz del Instituto Armado.

Los equipos de rescate del menor encontraron una masa compacta de tierra, barro y piedra a unos 73 metros de profundidad del pozo. La Benemérita entiende que el niño ha de estar entre ese tapón y el fondo del orificio, que puede llegar hasta los 110 metros. Por el momento sólo cuentan con el testimonio de los padres y unos tíos de Julen, quienes este domingo relataron que lo vieron caer al interior de la cavidad sobre las dos de la tarde.

"Nosotros no hemos llegado a donde está el niño. No lo hemos localizado", ha admitido el propio Moltó, quien esté martes ha informado de los trabajos que se están realizando para tratar de hallar con vida al menor.

Los trabajos de perforación no han comenzado

Miembros de la Guardia Civil en los alrededores de la finca donde desapareció Julen.

Miembros de la Guardia Civil en los alrededores de la finca donde desapareció Julen. EFE

Pese a que se ha decidido abrir una galería de unos 80 metros de extensión oblicua a la zona donde se sitúa el pozo, paralelamente se va a continuar con la extracción de piedra y roca del tramo colapsado. 

La Guardia Civil desconoce cuánto tiempo llevará la obra para abrir dicho conducto lateral. Tienen pensado alcanzar a través de él el punto donde estaría el niño. Sin embargo, los trabajos de perforación todavía no han comenzado. Se está a la espera de que un equipo de geólogos e ingenieros señalen el lugar más seguro para abrir el terreno con maquinaria pesada.

Una vez se realice dicho pasadizo por el interior de la montaña, un equipo de mineros del Principado de Asturias hará la aproximación al pozo de forma manual. El Ministerio del Interior les va a fletar hoy mismo un avión para trasladarlos al aeropuerto de Málaga y, a continuación, a Totalán, a 22 kilómetros de la ciudad.

Según ha explicado Bernardo Moltó, serán estos profesionales quienes accederán por la galería para tratar de encontrar al menor desaparecido.