Imagen de la fiesta rave que se celebró el mismo día que el crimen de Susqueda

Imagen de la fiesta rave que se celebró el mismo día que el crimen de Susqueda Programa de Ana Rosa

Reportajes

Una fiesta rave, a las que era asiduo el novio de la pareja asesinada en Susqueda, clave del caso

Los Mossos d'Escuadra siguen reabriendo lineas de investigación en torno al crimen del pantano de Susqueda (Girona).  Si ayer se conocía que la justicia investigaba a un ciudadano francés, ahora en paradero desconocido, que estuvo en el lugar el día del crimen y que fue descartado en un primer momento. Hoy, las pesquisas apuntan a que el crimen podría estar relacionado con una fiesta rave que se celebró horas antes y a pocos metros de la zona de La Rierica, donde se encontraron los cadáveres de Paula Mas Pruna y Marc Hernández, de 21 y 23 años, en agosto de 2017. 

Los asistentes que aquel día fueron a esa rave -un tipo de fiesta caracterizada por música electrónica de baile rápido, espectáculos de luces y una duración que, en ocasiones, puede extenderse hasta el amanecer- estarían ahora bajo el foco de la investigación, junto al sospechoso francés, tras la puesta en libertad del que hasta ahora era el principal de los hechos, Jordi Magentí, una vez no se ha podido demostrar que fuera el verdadero asesino del pantano de Susqueda después de nueve meses en prisión provisional. 

Según ha adelantado el Programa de Ana Rosa, Marc Hernández solía acudir a este tipo de eventos y tal vez pudo ir junto a su novia a la fiesta que se celebró pocas horas antes de su asesinato. Esta afición por las rave del joven de 23 años ya era conocida, pues un amigo del mismo declaró durante la investigación que Marc solía frecuentar estas fiestas. 

Asistentes de la fiesta rave que se celebró cerca de donde se cometió el crimen de Susqueda

Asistentes de la fiesta rave que se celebró cerca de donde se cometió el crimen de Susqueda

En las imágenes de este evento, celebrado pocas horas antes del doble asesinato de Paula y Marc,  se puede ver a un DJ que ameniza la noche con música electrónica en una mesa de mezclas y a varios asistentes al otro lado, en lo que parece una zona de campo, sentados mientras la música suena.

Precisamente, el abogado del sospechoso Jordi Magentí, Benet Salellas, fijó hace unos meses la atención en esta fiesta y pidió que se identificara a algunas de las personas que aparecen en estas imágenes, en concreto, a dos personas que se pueden advertir en las imágenes y que están sentadas en unas hamacas. 

Un exlegionario también podría estar bajo sospecha. Según las declaraciones de los testimonios de los últimos días, este hombre, que nunca declaró ante sede judicial, estaba aquel día en el pantano y según revelaron los testigos, discutió con una pareja que se encontraba en la zona del pantano de Susqueda. 

El otro posible implicado, el ciudadano francés, se hizo una herida en la mano y compareció ante los Mossos. Sin embargo, se escudó diciendo que fue una caída. Aunque en un primer momento fue descartado como presunto autor, las autoridades han vuelto a poner su foco en él, tras la excarcelación de Magentí. Tanto es así, que se ha pedido a los Cuerpos de Seguridad de Francia que localicen al nuevo sospechoso para que pueda declarar en España.

Las muestras de ADN no coincidían

En octubre de este año, la investigación que están llevando a cabo los Mossos d'Esquadra en torno a los asesinatos de Paula Mas Pruna y Marc Hernández, los dos jóvenes de 21 y 23 años cuyos cadáveres aparecieron en las aguas del pantano de Susqueda en agosto de 2017, dio un giro de 180 grados: las muestras de ADN tomadas a las pertenencias del principal sospechoso del crimen, Jordi Magentí, no contenían relación alguna con los restos de los jóvenes fallecidos.

El abogado de las familias de las víctimas del doble crimen de Susqueda, Carles Monguilod, aseguró que no van a recurrir el auto que decretaba la libertad sin fianza para Jordi Magentí, único encausado hasta el momento por el crimen, pero sí pedían que se diese respuesta a las dudas que planteaba la Audiencia de Girona.

"Con la resolución, la Audiencia cree que hay indicios de que Magentí pueda ser autor del doble asesinato, pero que los indicios que justificaban la prisión provisional tienen poca entidad para la privación de su libertad", señaló Monguilod tras la excarcelación del principal sospechoso.

Entre las medidas tomadas por el juez sobre Magentí se incluye la retirada del pasaporte y la prohibición de salir del territorio nacional hasta la finalización del procedimiento. También lo obliga a presentarse los días 1 y 15 de cada mes -o el siguiente hábil- ante el juzgado instructor.

La chica presentaba un disparo en la cabeza

La pareja decidió hacer una excursión al embalse de Susqueda, navegar en kayak y dormir en el coche, pero a media mañana dejaron de estar localizables. Tres días más tarde apareció el kayak flotando en el pantano y un día después los investigadores encontraron el coche de Paula, hundido a 7 metros de profundidad.

El cadáver de Paula fue encontrado el martes 26 de septiembre, 33 días más tarde, debido a la sequía. Como el nivel del agua había bajado entre dos y tres metros, parte de su cuerpo estaba atrapado entre las rocas. Cerca de allí se encontró el cadáver de Marc, flotando, con una mochila llena de piedras. Ambos estaban desnudos y mostraban signos de violencia.

Tras la realización de la autopsia, se supo que la chica había muerto de un disparo en la cabeza, probablemente con una bala de 9 milímetros o inferior. El cuerpo de Marc estaba en tan mal estado que no se pudo conocer la causa exacta de su muerte.