La familia de Laura Luelmo ha pedido prisión permanente revisable para Bernardo Montoya, autor confeso del asesinato de Laura Luelmo. Consideran que, a tenor de los delitos que presumiblemente ha cometido Bernardo, es de recibo pedir la máxima pena privativa de libertad que existe en el Código Penal español. Así lo ha confirmado la letrada que representará a la familia, Patricia Catalina, delegada en Andalucía de la Asociación Clara Campamor. 

Noticias relacionadas

Mientras tanto, Bernardo Montoya,autor confeso de la muerte de la joven zamorana Laura Luelmo, ha salido de la Comandancia de la Guardia Civil de Huelva entre los gritos de indignación de decenas de vecinos, y se prevé que sea trasladado a Valverde del Camino (Huelva) para ser puesto a disposición judicial.



El plazo máximo de detención de 72 horas establecido en la ley acaba hoy a las 13:00 horas, por lo que no parece que vaya a ser trasladado previamente hasta El Campillo (Huelva) para participar en otro registro o reconstrucción de los hechos.



Montoya ha abandonado la Comandancia alrededor de las 9.15 horas custodiado por varios agentes y ha sido introducido en una patrulla de la Guardia Civil, que va acompañado por una segunda de escolta.



En ese momento, alrededor de medio centenar de vecinos que se encontraban a las puertas de estas dependencias lo han increpado al grito de "asesino" y se han abalanzado sobre el coche para insultarlo y mostrar rabia e indignación.



El asesino confeso de la profesora de 26 años permanecía en la Comandancia de Huelva desde el pasado miércoles a las 16.00 horas después de que regresara de un traslado hasta su vivienda en El Campillo.



En ella estuvo durante una hora y media junto a agentes de Criminalística de la Guardia Civil, quienes durante este jueves, ya en ausencia del detenido, también estuvieron trabajando en esa casa, situada a escasos metros de la de Laura, y en la que se han encontrado restos de sangre.