Juzgado de Puerto Real (Cádiz) donde se produjeron los hechos

Juzgado de Puerto Real (Cádiz) donde se produjeron los hechos E.E.

Reportajes

A hachazos en un juicio en Cádiz: detenido por intentar matar al novio de la víctima

  • La reyerta en el juzgado de Puerto Real sucedió el 14 de noviembre: el detenido se abrió la chaqueta, sacó un hacha e intentó agredir al actual novio de la denunciante.
  • Los agentes detuvieron al agresor y en ese momento el agredido trató de coger el hacha para intentar devolver la agresión.

La Policía ha detenido a un hombre que intentó agredir con un hacha a otro en las puertas de los juzgados de Puerto Real (Cádiz), en una reyerta ocurrida cuando ambos esperaban a que se celebrara un juicio por violencia de género sobre una mujer.

Los hechos, según ha informado hoy la Policía, se produjeron el pasado 14 de noviembre cuando los familiares de una mujer y de un hombre que se enfrentaban a un juicio por violencia de género esperaban a que se celebrar la vista.

Entre las dos familias, la de la mujer que acudía al juicio como víctima y la del hombre acusado, se produjo un intercambio de descalificaciones, que cobró una especial virulencia cuando el actual novio de la víctima increpó a la madre del acusado en el juicio.

Tras estos momentos de tensión ambas familias se separaron y unos se quedaron dentro de la sede judicial y otros salieron a la puerta.

La Policía, alertada de lo sucedido, acudió al lugar e intentó calmar los ánimos de las dos familias.

De repente un hombre, padre del acusado en el juicio, se abrió la chaqueta, sacó un hacha e intentó agredir con ella al actual novio de la mujer que comparecía en el juicio como denunciante.

La rápida intervención de los agentes evitó que el hombre llegara a ser golpeado con el hacha.

Los agentes detuvieron al agresor y en ese momento el agredido trató de coger el hacha, que había quedado en el suelo, para intentar devolver la agresión.

"De forma reiterada y repetida los policías que intervinieron le indicaron que dejara el hacha en el suelo, que depusiera su actitud y que se tranquilizara ya que la persona que había intentado agredirle estaba detenido", explica la Policía en una nota de prensa.

Pero lejos de tranquilizarse elevó su agresividad e incluso trató de forcejear con los agentes, por lo que finalmente fue también detenido finalmente por un delito de resistencia y desobediencia