Juana Rivas, en una imagen de archivo.

Juana Rivas, en una imagen de archivo. Jorge Barreno

Reportajes

El hijo de Juana Rivas declara en el juicio por la custodia en Italia y confirma los malos tratos

Según la Plataforma de Apoyo a Juana Rivas, Gabriel habría "confirmado los episodios de malos tratos denunciados por su madre y ha afirmado que no desea vivir con su padre y que le tiene miedo".

Noticias relacionadas

El hijo mayor de Juana Rivas, Gabriel, ha comparecido ante el juez que tiene que decidir sobre la custodia de los niños en Italia. En su declaración, el joven habría confirmado "la situación de malos tratos que están viviendo tanto él como su hermano a manos de su padre", según la Plataforma de Apoyo a Juana Rivas.

La audiencia se celebró el pasado martes a las 16.30 horas con la participación igualmente del fiscal del Estado de Cagliari y la perito asignada por el tribunal que llevó a cabo la pericia del proceso de custodia, cuyo informe se basa fundamentalmente en la aplicación del Síndrome de Alienación Parental (SAP).

La Plataforma asegura que "este síndrome, según el Consejo General del Poder Judicial, es una 'teoría pseudocientífica' usada 'para culpar a las mujeres de los miedos o angustias razonables de los niños hacia su padre violento'".

Por eso, además de por cuestiones de fondo y de forma, la defensa de Juana Rivas ha solicitado de nuevo la anulación de dicha pericia.

El hijo de Juana Rivas ha estado declarando durante dos horas y ha respondido a todas las preguntas que le han realizado el juez y el fiscal. Según la Plataforma, "el menor ha confirmado los episodios de malos tratos denunciados por su madre y ha afirmado que no desea vivir con su padre y que le tiene miedo"

Por su parte, el Fiscal General ha solicitado copia de la transcripción de su testimonio para estudiarla mientras que el juzgado no ha adoptado ninguna resolución hasta ahora.

La defensa de Juana ha reiterado, ante la vuelta de sus hijos con el padre, la petición de que se adopten medidas cautelares urgentes de protección de los menores, acordes con la gravedad de los hechos que el niño ha relatado.