José Gil (i), el bombero fallecido en Málaga, en una imagen de la infancia junto a su hermano Daniel, que desempeña la misma profesión que él.

José Gil (i), el bombero fallecido en Málaga, en una imagen de la infancia junto a su hermano Daniel, que desempeña la misma profesión que él. Cedida

Reportajes "Nacido para ayudar"

Los hermanos bomberos de Antequera: José murió en la riada mientras su hermano Daniel lo buscaba

  • José Gil murió tras sufrir un accidente en el camión de bomberos en el que viajaba por las lluvias caídas en el interior de la provincia de Málaga.
  • Su hermano, Daniel, con plaza en Córdoba, se había desplazado horas antes hasta la zona afectada para ayudar en las tareas de salvamento.
  • Ambos querían ser bomberos desde "jovencitos", dicen en Antequera, su localidad natal. El fallecido estaba casado y tenía dos hijos.

José Gil Gutiérrez perdió la vida ayudando. "Para lo que había nacido", dice un compañero. Una fuerte corriente de agua provocada por la incesante lluvia caída durante las últimas 24 horas sobre el interior de la provincia de Málaga arrastró e hizo volcar el camión de bomberos en el que iba junto a otros dos efectivos. Todo indica que, cuando él y el resto del retén trataban de subirse al techo del vehículo para ponerse a salvo y evitar ahogarse, el fallecido perdió agarre y cayó al agua.

Sucedió en torno a las dos de la madrugada de este domingo. Ocho horas después se halló su cadáver a entre seis y siete kilómetros de distancia de donde se produjo el accidente, entre Campillos y Sierra de Yegua.

Tras perderle la pista, el cuerpo de buzos del propio Consorcio de Bomberos de Málaga desplegó un amplio operativo para tratar de encontrar con vida al desaparecido. Finalmente, su cadáver ha sido hallado por sus compañeros sobre las 10 de la mañana.

Camión de bomberos en el que viajaba el fallecido José Gil.

Camión de bomberos en el que viajaba el fallecido José Gil. EFE

Bombero desde 2002

El fallecido estaba casado y tenía dos hijos. Había estudiado en el colegio La Salle de Antequera (Málaga), su ciudad natal. Era un experimentado bombero. Según cuenta el periódico local El Sol de Antequera, José Gil llevaba cerca de un cuarto de siglo como profesional. Primero formó parte de un equipo de extinción de incendios en la localidad y también fue voluntario de Protección Civil. Accedió al cuerpo en 2002, cuando se abrió el parque comarcal de bomberos. Desarrollaba su labor entre los parques de Antequera y Coín.

Varios vecinos de Antequera cuentan por teléfono que era una persona "querida" en el pueblo, que "desde bien jovencito quiso ser bombero, como su hermano Daniel", y que se había criado en la Plaza del Espíritu Santo.

Se da la circunstancia de que su hermano, Daniel Gil, también es bombero pero con plaza en Córdoba capital. Este sábado, Daniel se desplazó por carretera hasta la zona afectada por la intensa tromba de agua caída para ayudar en las labores de apoyo y salvamento llevadas a cabo en el entorno de Campillos, cuyo casco urbano se ha visto anegado totalmente. Desde las 12 horas de ayer, en esta localidad han caído más de 320 litros de agua por metro cuadrado. En la vecina población de Ardales se han superado los 400. Aunque Daniel se habría unido a las labores de búsqueda de su hermano, el esfuerzo resultó en vano.

Daniel Gil, hermano del bombero fallecido, en una imagen de 2010.

Daniel Gil, hermano del bombero fallecido, en una imagen de 2010. EE

"Dedicó su vida a velar por la de los demás"

Compañeros de profesión de José Gil citados por el diario Sur de Málaga lo recuerdan como "un apasionado" del salvamento. El Consorcio Provincial de Bomberos de Málaga ha dado las gracias a través de Twitter al compañero fallecido "por dedicar su vida a velar por la de los demás".

Tras la muerte del bombero se han acumulado las condolencias de las autoridades políticas. La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, quien se ha desplazado hasta la zona afectada para evaluar 'in situ' los daños, ha señalado en una red social: "José ha perdido la vida mientras trabajaba para ayudar a los demás. Nuestro más sentido pésame a su familia, amigos y compañeros".

Por su parte, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha dado su "más sentido pésame" a la familia y ha mostrado toda su solidaridad con los pueblos malagueños de Bobadilla, Campillos, Casarabonela, Teba y Ardales, "golpeados por las inundaciones".

Tres días de luto oficial

A su vez, el alcalde de Antequera, Manuel Barón, ha anunciado que la ciudad guardará tres días de luto oficial en honor a "un antequerano que ha fallecido en acto de servicio".

El interior de la provincia de Málaga continúa en alerta roja por riesgo de fuerte lluvias. La Unidad Militar de Emergencias del Ejército con base en Morón de la Frontera (Sevilla) ha sido activada poco antes de las 13 horas de este domingo para ayudar en los trabajos que se llevan a cabo en la comarca de Antequera. Un destacamento compuesto por 85 militares y 35 vehículos ya se encuentra en la zona afectada por las lluvias trabajando en las labores de ayuda y salvamento.

Anegaciones, desbordamientos, incidencias en la red de carreteras así como rescates de personas y vehículos en zonas anegadas han sido habituales durante la madrugada pasada en las localidades de la comarca de Antequera.

La autopista de peaje A7 a su paso por Estepona (Málaga) en sentido Cádiz ha quedado cortada a causa de las intensas lluvias que se están registrando en la localidad y que ya han provocado cientos de incidencias en toda la provincia.

Una mujer y una niña se abrazan en Campillos (Málaga) tras la tromba de agua que ha anegado la localidad.

Una mujer y una niña se abrazan en Campillos (Málaga) tras la tromba de agua que ha anegado la localidad. EFE