Imagen del momento en el que Óscar le ofrece la escoba al rey Felipe VI.

Imagen del momento en el que Óscar le ofrece la escoba al rey Felipe VI.

Reportajes

Felipe, aquí tienes la escoba para limpiar: el desafío de Óscar al Rey tras la riada de Mallorca

Óscar quería ayudar, puso su tiempo a disposición de los ciudadanos de Sant Llorenç des Cardassar después de las terribles lluvias que asolaron a la localidad mallorquina. Tan solo quería hacer de su mano una ayuda útil. El revuelo le golpeó cuando decidió retar al rey Felipe VI

El día que el monarca acudió a la región golpeada por el fuerte temporal decidió saludar a los voluntarios que ayudaban en las labores a pie de calle. Frente a él, una fila de personas esperaba su saludo: un apretón de manos. Para Óscar Tarela su saludo no era suficiente, él y el resto de vecinos necesitaban una ayuda más importante. Cuando Felipe VI pasó delante de él, le negó la mano y le ofreció una escoba, la que él estaba utilizando para auxiliar las múltiples inundaciones. 

Voluntario le ofrece una escoba al Rey en las inundaciones de Mallorca

La respuesta del monarca fue rápida. "En este momento no puedo", estas fueron sus palabras, según el propio Óscar. Después de estos tensos segundos, el rey decidió volver a ofrecerle su mano a lo que el voluntario no se negó, estrecharon los palmas y el rey se apoyó en el hombro de Tarela. 

Allí habría terminado todo si no hubieran aparecidos las redes sociales. Un amigo suyo grabó el momento y decidió subirlo a Facebook. Fue en ese momento en el que se creó el alboroto. Tras las críticas recibidas, el joven ha tenido que explicar las razones que le llevaron a tomar aquella decisión. 

"Con ese gesto le quise decir que si no ayuda con la escoba que por lo menos ayudase de otra forma", escribe en un comunicado. "Estoy cansado de toda esta gente que tenemos que mantener y es que nos están meando encima", continúa. 

Óscar no vive en Sant Llorenç, no es su lugar de residencia pero no dudó en acudir para ayudar en todo. Su casa se encuentra a 50 kilómetros de la localidad mallorquina y nada le frenó en su desplazamiento. Colaboró en la limpieza y ayudó, junto al resto de los voluntarios, en todas las labores para reconstruir la normalidad. 

"Pienso que con respeto se pueden decir las cosas, no hay que tener miedo a nadie, todos somos iguales ante la ley ¿no?", se pregunta en un segundo comunicado. Óscar ha aprovechado la visibilidad de sus redes sociales para continuar reclamar más ayuda para la localidad mallorquina publicando un número de cuenta al que ingresar donativos para los damnificados de Sant Llorenç. 

"¿Ofrecerle una escoba es menospreciarlo?", se pregunta. "No pido que me den las gracias pero sí que vean que lo único que quiero es que ayuden. Soy gallego de nacimiento y llevo muy dentro el prestige, si no fuera por los voluntarios, seguiríamos llenos de chapapote, ¿dónde están las ayudas y los culpables?", termina en su último comunicado.