Sandra Golpe en el plató de los Informativos.

Sandra Golpe en el plató de los Informativos. Instagram

Reportajes

El secreto de Sandra Golpe: vence desde A3 a Ana Blanco y comparte historia con Letizia

  • La nueva estrella televisiva es gaditana e hija de militar. Empezó ante la cámara en CNN, donde coincidió con la reina Letizia y su exnovio, David Tejera. Con este periodista fue madre de su único hijo y el embarazo penalizó su carrera profesional.
  • Cuando se puso al frente del informativo de la tarde, estaba a la cola de las audiencias. Meses más tarde ha logrado superar a todas la competencia, incluida a la mítica Blanco, el icono del Telediario de TVE.
  • Por qué 'Los Simpson' no volverán a Antena 3: el subidón de Sandra Golpe

Es un gesto mecánico. Soltar la chaqueta, el maletín y reunirte en la mesa junto a los tuyos. A la hora de comer siempre hay rituales, y uno que se va estableciendo cada vez entre más españoles es almorzar con Sandra Golpe en el televisor. Ella, la periodista que da cara y dirige los Informativos de la cadena principal de AtresMedia en esa franja, se ha afianzado lentamente, como una revolución gestada a baja temperatura.

Frente a la impertérrita Ana Blanco, una expeditiva cara relativamente nueva. Golpe, una mujer familiar pero desconocida para el gran público, es la directora de la edición de las noticias del mediodía en Antena 3. Sus datos han superado el pasado mes de septiembre en cuatro puntos de cuota de televisión al telediario de La1. Unas cifras impensables tiempo atrás: eran los informativos a la cola, la tercera opción tras TVE y Telecinco.

Su carrera no ha sido tranquila. Sandra Golpe (San Fernando, Cádiz, 1974) se ha encontrado con dificultades en su camino hacia el reinado de los noticiarios. No es sólo la presentadora, sino también los dirige. “Es súper competitiva y tiene las ideas claras, porque no lo ha tenido fácil”, esgrime en conversación con EL ESPAÑOL uno de sus grandes aliados, el subdirector de los Servicios Informativos de la cadena, Óscar Vázquez. “El hecho de ser madre le ha ayudado a ser más competitiva. Sabe distinguir muy bien entre lo importante e interesante”.

Una instantánea en la redacción.

Una instantánea en la redacción. Instagram

Septiembre cerró el ciclo con una buena noticia para Antena3. Sus informativos, por tercer mes consecutivo, se alzaban como los más vistos en la ponderación de las ediciones de sobremesa. Telecinco, máxima competencia, lidera la franja nocturna los días laborables, mientras que TVE triunfa durante el fin de semana, tal y como lo demuestran los datos de audiencia media. El éxito le sigue a Golpe. 

En el concepto simulcast, transmisión simultánea, también es líder Antena3, el informativo más visto en la ponderación de las dos ediciones. Malas noticias para Ana Blanco, la cara más visible de los informativos públicos, que no ha conseguido llevarse a su audiencia fiel de por las noches a su nuevo tramo: el mediodía.

Frente a Netflix, más noticias

En el éxito que ahora saborea la veterana periodista no sólo han influido sus capacidades. A la nueva factura de los Informativos se le suma un terremoto político y el hambre de noticias de los españoles, pero no sólo eso: frente a Netflix y otras plataformas digitales, la tele de toda la vida. El periodismo está de moda: “Existe una demanda informativa cada vez mayor”, apuntan expertos en televisión consultados por este periódico, y la crisis de credibilidad en la que está sumida RTVE por los intentos de politización por parte de los distintos Gobiernos no ha ayudado. Todo ello, aderezado con una parrilla distinta por parte de Antena 3 —atrás quedaron Los Simpsons antes de comer— y un espectador de centro-derecha falto de referencias audiovisuales. La receta del éxito de Golpe.

Las noticias no son un terreno extraño para la gaditana, que tiene experiencia de sobra en estos lares. Hija de militar y ama de casa, cursó sus estudios de Periodismo en la privada Universidad de Navarra y puso la mira en la pequeña pantalla: se formó en un máster de televisión. Aunque sus primeros pinitos estuvieron ligados a la prensa escrita y a la radio —como ella misma revela, entre risas, al otro lado del teléfono—, lo audiovisual es lo suyo.

Su primer destino en pantalla fue “una televisión local”, como terapia de choque a lo que ella llama su “patología”: su timidez. “De pequeña no era capaz de ir a por el pan, así que mandaba a mi hermano pequeño. En mis inicios, me imponía mucho más el micrófono de la radio. Yo no podía locutar con los folios por el temblor. Ahora hay un abismo”. En la tele, irónicamente, ha encontrado la tranquilidad.

En el set.

En el set. Instagram

La maternidad, un "parón" en su carrera

De ahí, el salto a CNN, el extinto canal de noticias que sirvió de cantera de gran parte de los periodistas televisivos más renombrados hoy en día: Ana Pastor; la Reina, Letizia Ortiz, o David Tejera son solo algunos de estos ejemplos. El periodista y la monarca se conocieron en el conocido canal de informativos. Juntos vivieron un romance del que él nunca ha hablado en público. Pocas cosas se conocen de aquella relación, tan solo su existencia. Él rehizo su vida con la periodista gaditana, una pareja que se formó tiempo después de haber afianzado su ruptura con la actual reina y que se rompió pocos meses después de que fueran padres.

La gaditana siempre ha comentado que es, de facto, madre soltera. La maternidad de Golpe, que tuvo lugar cuando ella trabajaba aún en el canal, fue un ralentí en una carrera que se antojaba fulgurante. Ella así lo explica: “Cuando regresé de mi baja, mi puesto había sido ocupado por otra persona y mi programa ya no estaba. Se había creado un canal en abierto [Cuatro] y no se me respetó lo que tenía antes.  No se había protegido mi puesto de trabajo. Y supuso un parón en mi carrera”, exhala. Y la dificultad de la conciliación sigue presente.

Así que la periodista, en cuanto pudo, cambió de casa. Se mudó a Antena 3, al informativo de las mañanas. La recuerda Óscar Vázquez, director adjunto de noticias por aquel entonces. “Ella fichó en el matinal y se le veía desde entonces: una persona muy constante, una periodista valiente”. Siempre pegada a las noticias puras, excepto cuando cubrió las vacaciones de verano de Susanna Griso al frente de Espejo Público. Tejera y Golpe forman un tándem mediático más que fructífero. El periodista forma parte de la plantilla de Mediaset.

Feminista de huelga

“[El periodismo] es un sacerdocio, se trata de estar encima. En mi caso, sarna con gusto no pica. Quién me iba a decir a mí, una chica de una isla del sur, encima tímida, que iba a estar dirigiendo. Es un sueño hecho realidad”, mantiene. “Soy consciente que es un momento dulce para todos, pero son rachas. Hay que vivir, pero con los pies en la tierra”. Sin embargo, es habitual verla por la redacción acompañada de una tarta de zanahoria, como cuentan a este diario compañeros de cadena, para celebrar los datos de audiencia. “Cultiva el ambiente, mima a su núcleo duro. Está empeñada en hacer grupo, hacer equipo”, afirman las fuentes.

Sandra no busca tener un sello blanco, sino dejar su impronta. “Lee muy bien la sensación de la calle”, opina Vázquez. Por eso no sorprendió ver su silla vacía en la huelga del 8 de marzo, a pesar de que ella clama y abandera que no está casada con partido alguno. “No me busques en el color malva, ni en ningún otro”, decía, tras la resaca feminista. Pero tiene claro que no es suficiente, que el tiempo de las mujeres es este: “Se están dando pasitos; es una labor ardua, pero confío en el empuje de las nuevas generaciones de mujeres y de periodistas”.

En el caso de la profesión periodística, echa cuentas. “Somos mayoría en las aulas y es normal que en la redacción seamos también mayoría. Las jefas de sección de Informativos, excepto en Deporte, son mujeres en Antena 3”, apuntala. “Es en las alturas donde se nota la ausencia femenina, en los consejos de administración”.

David Tejera, expareja de la Reina Letizia y padre del hijo de Sandra Golpe. Los tres trabajaron en CNN.

David Tejera, expareja de la Reina Letizia y padre del hijo de Sandra Golpe. Los tres trabajaron en CNN.

Es tiempo de mujeres, aunque el género le importa "un pito"

En cuanto a la caducidad de las mujeres en pantalla, tampoco duda en mojarse. “Es una realidad que está ahí: estamos en constante evolución, pero yo tengo 44 años y llevo más de 20 años haciendo pantalla. Creo que hay una evolución, que antes veías al presentador con la compañera al lado”. Ahora el signo de los tiempos transita en otra dirección: “Pero mírame a mí. Mira a Susanna [Griso]. Mira a Lorena [García] en el matinal. Poco a poco. Es verdad que antes parecía que la voz cantante la tenía que llevar un hombre y ya parece que no: mira nuestros datos”.

Razón no le falta: en el mes de septiembre, entre todos los informativos, los suyos son los más vistos y líderes de la sobremesa entre todas las ediciones de la televisión. La media de parroquianos que eligen a Golpe es, de lunes a viernes, de más de 2 millones de espectadores (2.072.000) y el 17,2% de share, la cuota más alta alcanzada por un informativo en el mes y su mejor septiembre desde 2009.

Desde luego, no será por falta de referentes. “Yo crecí a Olga Visa o Rosa María Mateo y ahora veo a Ana Rosa Quintana. Es un modelo que va evolución: caducamos cada vez un poco más tarde”. La profesionalidad es lo que destaca de ellas. “A mí el género me importa un pito, yo en mi equipo quiero buenos profesionales, sean hombres o mujeres. Pero hasta hace pocos años la mujer presentadora ha sido un florero: ahora de todo menos eso”. Y, para muestra, un botón: “Me siento más libre que nunca”. Sobre todo, con el reinado de los mediodías como pareja de baile.