Guille tiene solo 19 años y ha logrado evitar el asesinato de su madre a manos de su progenitor.

Guille tiene solo 19 años y ha logrado evitar el asesinato de su madre a manos de su progenitor. Cedida

Reportajes

Guillermo, el héroe que salvó a su madre al recibir él las tres cuchilladas de su padre

Los héroes casi siempre son personas normales y corrientes. Guillermo Sánchez es uno de ellos. Guille tiene 19 años y un sueño que había empezado a cumplir, que era el de ser periodista. Había comenzado este año el primer curso de la carrera. Era algo que, según contaba a sus amigos, siempre había querido hacer. Sin embargo, desde el viernes el joven se debate entre la vida y la muerte. Le atienden en el Hospital 12 de Octubre y se encuentra grave, herido de tres puñaladas. Todo por un acto heroico. El precio está siendo caro, pero al final logró su objetivo: salvar la vida de su madre de la furia de su padre. 

"Es una grandísima persona y muy luchadora, todos confiamos en el y seguro que va a salir adelante", explican sus amigos a EL ESPAÑOL. Guillermo es un chico muy futbolero. Seguidor del Real Madrid. Le gustan los videojuegos. Vivía con sus padres en el piso que tenían en Aranjuez. Un joven como otro cualquiera de su edad que ahora se encuentra en una situación complicada. Tuvo que ser trasladado en helicóptero al hospital, donde sigue ingresado, en estado grave, aunque mejorando por momentos. Quizás esa rápida reacción del 112 sea lo que le salve la vida. 
Guillermo lucha contra las dos puñaladas graves que su padre le asestó en el cuello, y contra la tercera, en el tórax. Su madre, Sagrario, también fue ingresada, pero el estado de la mujer, según los datos arrojados por los servicios de Emergencias de la Comunidad de Madrid, era de carácter leve. Los mandobles con los que el padre intentó agredirla tan solo llegaron a rozarla de forma superficial.
Su padre, Juan, 50 años, funcionario de prisiones con puesto en el centro penitenciario de Madrid VI (Aranjuez), fue detenido en el domicilio tras los hechos. Está acusado de un delito de homicidio y de otro de maltrato en el ámbito familiar.

El acto heroico de un joven heroico

Todo comenzó tras una discusión. Fue en torno a las nueve y media de la mañana en el piso que la pareja compartía en la calle Almansa, en la zona norte de Aranjuez, muy cerca de los Reales Sitios. Los vecinos aseguran que no era la primera vez que escuchaban gritar a Juan en el interior de aquel piso, pero nunca había llegado tan lejos. A la Policía no le constaban antecedentes por maltrato y tampoco denuncia alguna.  

En medio de la discusión, el hombre cogió un cuchillo y se dirigió hacia ella, con clara intención de cometer un acto horrendo, un crimen deleznable. El joven Guillermo, el menor de los dos hijos del matrimonio, estaba en ese momento en la vivienda. Cuando vio a su padre dirigirse empuñando el arma blanca hacia su madre Sagrario, no dudó. Guille se interpuso entre ambos y salvó la vida de su madre. Ahí recibió toda la ira del presunto homicida.

Momento del traslado del joven herido en Aranjuez.

Momento del traslado del joven herido en Aranjuez. Foto: SUMMA

El joven, al repeler el ataque, recibió lasa peores consecuencias del mismo: cortes en distintas partes del cuerpo, heridas penetrantes y tres puñaladas que pueden tener consecuencias mortales. Dos de ellas las recibió en el cuello y una tercera en el tórax. Esta última hizo que perdiera una gran cantidad de sangre. 

Según relatan los vecinos, en varios timbres del bloque de pisos se pueden advertir manchas de sangre. Como si las víctimas hubiesen logrado escapar del agresor. La madre salvó la vida.

Los gritos que surgían del interior del piso pusieron al momento en alerta al vecindario de la tranquila urbanización en la que ocurrieron los hechos. Algunos de ellos avisaron de inmediato al servicio de emergencias. Llegaron varias UVIS-móviles del Summa-112. Guille había perdido ya mucha sangre.

Huye el agresor

Juan, tras perpetrar el ataque, huyó de casa, dejando atrás a su mujer, a su hijo herido, debatiéndose entre la vida y la muerte, y a la escena del crimen. Poco después la Policía Nacional, tras recibir el aviso del ataque y de lo ocurrido, le localizó, fue tras él y logró detenerle.

Este sábado, Juan todavía continúa detenido. Todavía no ha sido interrogado por los agentes. Las investigaciones continúan y todo apunta a que no declarará hasta que comience la semana.

Con rapidez, los servicios de Emergencias estabilizaron al joven. Un helicóptero provisto de material sanitario le trasladó hasta las urgencias del Hospital 12 de Octubre. Todavía hoy se halla en estado crítico. Su vida, según fuentes sanitarias, parece que ya está fuera de peligro. 

Este viernes, tras los hechos, la concejal delegada de Igualdad, Montserrat García, volvió a reclamar "más atención y protección para las víctimas" y una instrucción "que incluya la formación en igualdad de los profesionales especialistas en la materia".

Lo ocurrido en Aranjuez se trata de un nuevo caso de violencia de género que se une a lo ocurrido este sábado en Girona, donde un hombre ha asesinado a su mujer, ha atropellado a su hija cuando se daba a la fuga en coche y, minutos después, se ahorcaba en una localidad cercana al lugar en el que tuvieron lugar los hechos.

"Si estás mal, te apoya, te intenta sacar una sonrisa"

Todavía a estas horas, los amigos y los familiares de Guillermo siguen en vilo las novedades sobre el estado de salud del joven. Un joven alegre y luchador, al que uno de sus amigos define así: 

-Es un chico gracioso, simpático que se intentaba llevarse bien con todo el mundo. Es una persona en la que se puede confiar. Podías hablar con él de cualquier tema de conversación. Si estás mal, te apoya  y te intenta sacar una sonrisa. 

Así es él, un chaval normal que en el peor momento dio un paso adelante, que no consintió de ningún modo lo que su padre estaba a punto de hacer. Los héroes, sin duda, son personas normales y corrientes. Y casi nunca llevan capa.