Brian Martos Carmona es el joven aparecido muerto en el interior de un coche aparcado en las inmediaciones del hospital de Algeciras (Cádiz). Tenía dos balazos en la cabeza.

Brian Martos Carmona es el joven aparecido muerto en el interior de un coche aparcado en las inmediaciones del hospital de Algeciras (Cádiz). Tenía dos balazos en la cabeza. Cedida

Reportajes Ajuste de cuentas

Brian, el narco asesinado a tiros en Algeciras por quedarse con droga de otros

  • Tenía 27 años, era gitano y natural de Valencia, aunque llevaba "mucho tiempo" en Cádiz.
  • La Policía encontró su cuerpo sin vida la madrugada de este miércoles en un descampado próximo al hospital de la ciudad campogibraltareña.
  • Los investigadores barajan un ajuste de cuentas ya que el fallecido se dedicaba a robar a clanes del narcotráfico.
  • '60.000 euros para quien acabe con El Ojos'

Brian Martos Carmona. Así se llamaba el hombre aparecido muerto la madrugada de este miércoles en los alrededores del Hospital Punta Europa de Algeciras (Cádiz). Tenía 27 años y había nacido en Valencia, aunque llevaba "mucho tiempo" residiendo en la ciudad campogibraltareña, según explican a EL ESPAÑOL personas de su entorno.

El joven apareció sin vida en un descampado próximo al centro hospitalario. El cadáver presentaba, al menos, un balazo. Otras fuentes apuntan que pudo recibir hasta dos. Brian Martos, relacionado con el narcotráfico, había sido secuestrado horas antes en la Avenida España de Estepona (Málaga) por unos encapuchados que iban armados con pistolas y que la emprendieron a tiros y a golpes contra él, aunque nadie resultó herido.

Fuentes policiales confirman que el secuestrado y el asesinado después son la misma persona. "Es un viejo conocido nuestro. Un prenda auténtico", explica un alto funcionario policial que conoce bien el currículo del asesinado.

Tiroteo en mitad de la calle en Estepona

De etnia gitana, el fallecido sufrió un secuestro mientras cenaba en un restaurante asiático de Estepona. En ese momento, según explican algunas personas que lo conocían, estaba acompañado por otro hombre, quien casi con total seguridad ya se encuentra huido en Marruecos. "Hay mucho miedo. Aquí hay gente que se está jugando la vida en este momento", asegura otra fuente policial.

En el expediente de Brian Martos consta un ingreso en la prisión algecireña de Botafuegos por una causa relacionada con el narcotráfico. Fuentes de la Policía Nacional en la Costa del Sol y en el Campo de Gibraltar explican a este periódico que estaba especializado en dar 'vuelcos' (robos de droga de cocaína y hachís), ya fuese durante los propios alijos o mientras las bandas a las que robaba mantenían la mercancía en 'guarderías', naves o casas usadas ad hoc durante horas para protegerla.

Según estas mismas fuentes, Brian Martos prentendía quedarse con la droga de un importante clan de narcos del Campo de Gibraltar. Conocido este hecho, el ajuste de cuentas es la principal hipótesis con la que trabajan los investigadores policiales.