Televisión.

Televisión.

Reportajes

Derrama en un millón de edificios por la TDT: lo que nos costará adaptar de nuevo las antenas

  • Los costes, de entre 100 y 600 euros, los tendrán que asumir las comunidades de vecinos, pero se trabaja para que el importe les sea reembolsado por el Gobierno.
  • El ciudadano sólo tendrá que resintonizar la televisión con los canales que correspondan a cada provincia o ciudad.
  • La migración se llevará a cabo entre enero de 2019 y marzo de 2020.

Las comunidades de vecinos tendrán que ahorrar. O lo que es lo mismo, pagar entre 100 y 600 euros –dependiendo de la tecnología que se utilice en su Antena Colectiva, que va en función del tamaño del bloque– para adaptar sus antenas y resintonizar las TDT. El coste, según apuntan desde las partes implicadas, tendrá que ser adelantado por cada bloque y después será reembolsado por el Gobierno. En total, casi un millón de edificios se verán afectados. El plazo fijado para la migración de los servicios irá desde enero de 2019 hasta marzo de 2020. En ese momento, se liberará la frecuencia de 700 MHz que permitirá la futura conectividad de las redes 5G. Pero bien, ¿qué implica todo esto? ¿Cómo me afecta? A eso vamos…

¿NECESITO CAMBIAR LA TELEVISIÓN?

El ciudadano no tendrá que cambiar la televisión. Simplemente, la resintonizará cuando se haya adaptado la antena. Nada más. En el bolsillo tampoco lo sufrirá directamente. La comunidad de vecinos, como hemos señalado, pagará el coste de la instalación previamente. Después, la administración le devolverá el dinero. “Es más, va a ser beneficioso para el usuario. Esto va a mejorar la vida de las personas. No sólo porque mantiene la oferta de canales de la TDT, sino también porque la tecnología 5G, gracias al llamado 'internet de las cosas', va a permitir que las ciudades y los territorios sean inteligentes y, por ello, más eficientes. Por ejemplo, que se pueda gestionar mejor el tráfico o que se mejore la gestión de los residuos urbanos sabiendo cuándo están los contenedores llenos, entre miles de aplicaciones posibles”, explica Miguel Ángel García Argüelles, director gerente de la Federación Nacional de Instaladores e Integradores de Telecomunicaciones (FENITEL).

¿CUÁNTO PAGARÁ LA COMUNIDAD?

Hay dos tipos de instalaciones que tendrán que ser adaptadas. La primera es la que tienen los edificios pequeños. En este caso, se trata de equipos compactos, centralitas programables. El coste rondará los 100 euros porque la instalación es “más sencilla y sólo hay que reprogramar la central”, apunta Miguel Ángel.

La segunda corresponde a los bloques medianos o grandes. En este caso se estima que se pagará entre 150 y 600 euros. La instalación es más compleja. Dicho técnicamente: son cabeceras monocanal donde cada múltiple, que aloja un conjunto de cadenas de televisión, tiene un módulo monocanal (hasta ocho para las cadenas nacionales y autonómicas). “El coste varía en función de los canales que haya que cambiar en cada área geográfica”, concreta Miguel Ángel.

No obstante, no todas las áreas geográficas se van a tener que adaptar. Asturias, Barcelona, Coruña, Toledo, Murcia Norte, Melilla y Menorca no lo llevarán a cabo porque la banda de 700 MHz ya está liberalizada 

¿CÓMO SÉ DE QUÉ INSTALACIÓN SE TRATA?

El Gobierno comenzará a informar a partir de octubre de qué hay que hacer y qué edificios lo tendrán que cambiar. La información será general para el conjunto de España, pero también individualizada por área, en el caso de que sea necesario. De esta forma, cada comunidad de vecinos conocerá qué tiene que cambiar y cuál será el coste que conlleve. A partir de ahí, el proceso será sencillo: se llamará a una de las compañías que lo realicen y estas acudirán a hacerlo. Desde la FENIE (Federación Nacional de Empresarios de Instalaciones de España) ponen a disposición de los usuarios una lista con las empresas instaladoras. 

¿QUÉ MÁS GANA EL USUARIO?

Con este cambio, se liberará la banda de 700 MHz y esto dará lugar a la posible utilización de la tecnología 5G en esa banda. Esto va a servir para “dar cobertura en zonas poco pobladas” donde antes no se llegaba con las mismas instalaciones y a “cubrir mejor las zonas donde haya una mayor densidad de población”. Esto va a permitir el desarrollo de las smart cities (ciudades inteligentes) en las que todo esté conectado. El proceso no será completo hasta el verano de 2020, cuando iniciará el despliegue esta tecnología.

EMPLEO

Hay empresas que se van a ver beneficiadas por este cambio. “Esto nos va a permitir aumentar las plantillas y la calidad de empleo”, reconoce Miguel Ángel. Y en la FENIE también aplauden la iniciativa y esperan que la aportación económica “sea mayor que en el proceso anterior” de 2015. Es decir, la nueva resintonnización de la TDT traerá consigo empleo, beneficios tecnológicos para los ciudadanos y a coste cero, tal y como lo reconoció Francisco Polo, secretario de Estado para el Avance Digital.