Ana Julia y Gabriel en una imagen que subió la detenida tras la desaparición del menor pidiendo su vuelta

Ana Julia y Gabriel en una imagen que subió la detenida tras la desaparición del menor pidiendo su vuelta E.E.

Reportajes

Ana Julia teme ser juzgada por el jurado popular y prefiere a profesionales

Ana Julia Quezada, la autora confesa de la muerte del menor Gabriel Cruz, no quiere ser juzgada por un jurado popular. Su abogado, Esteban Hernández, ha señalado este lunes ante los medios de comunicación que, "dada la repercusión mediática" del caso, valora solicitar que jueces profesionales y no ciudadanos anónimos sean quienes juzguen a la acusada.

Hernández ha comparecido ante los periodistas después de asistir a la vista en la que el juez instructor, Rafael Soriano, ha trasladado a Quezada y a las partes personadas en el caso que acusa a la autora confesa de los delitos de asesinato y contra la integridad moral.

El letrado de Ana Julia ha asegurado también que no le ha sorprendido que se haya retirado el delito de detención ilegal por parte del magistrado instructor. Hernández ha tildado de "lógica" la decisión del juez Soriano dado el "relato de los hechos" que Ana Julia Quezada hizo tras su detención.

Gabriel Cruz desapareció el 27 de febrero en Las Hortichuelas, cuando iba de casa de su abuela paterna a la vivienda de unos familiares a apenas 100 metros de distancia. Durante 13 días se desplegó un dispositivo sin precedentes en España con la participación de cuerpos de seguridad, emergencias y miles de voluntarios.

Por su parte, el letrado de los padres de Gabriel Cruz, Francisco Torres, ha calificado de "estúpido" el debate sobre si solicitará o no la prisión permanente revisable. Torres, dado que sostiene que Quezada incurrió en los delitos 139 (asesinato con ensañamiento) y 140 del Código Penal (con el condicionante de que el fallecido sea menor de 16 años) su posición será será la de pedirla para la acusada.