Andy y Lucas enseñan una camiseta en la que ya no aparece el niño Gabriel.

Andy y Lucas enseñan una camiseta en la que ya no aparece el niño Gabriel.

Reportajes

Los otros 8 asesinados de la camiseta de Andy y Lucas de la que han borrado a Gabriel

  • Hasta el momento las familias de Yeremi Vargas, Diana Quer y Mari Luz Cortés han mostrado su apoyo a los cantantes.
  • Los gaditanos se disculparon en un concierto por el tono empleado en la respuesta a la madre.
  • Andy y Lucas, expertos en mezclar dolor y dinero.

Hoy ha trascendido que Andy y Lucas ya han borrado al pequeño Gabriel de la camiseta que exhiben en sus conciertos, pero la polémica comenzó el viernes. Patricia Ramírez y Ángel Cruz, los padres del niño Gabriel, difundieron ese día por la mañana un comunicado contra el dúo musical Andy y Lucas. ¿El motivo? En uno de sus conciertos de la semana, la pareja de cantantes exhibió una camiseta con, entre otros, el rostro del pequeño asesinado por Ana Julia Quezada en Almería el pasado 27 de febrero. La camiseta incluía el mensaje "Justicia ya". "Sentimos este acto como una invasión hacia nosotros". En la carta, escrita por la madre del pequeño, se decía: "¿Alguien podría explicarnos quién les ha dado permiso para subir la imagen de nuestro hijo a su escenario?".

La respuesta de Andy y Lucas no se hizo esperar, y resultó ser un mensaje furibundo hacia la madre. "Somos populares desde hace 16 años, no nos aprovechamos de la causa, somos una voz para que la causa no muera", aseguraba Lucas González. "Que usted... No sé, yo lo que quería era ayudar. Tanto Andy como yo. Si le ha molestado le pido perdón. Pero que sepa que me parece increíble".

La cosa no quedó ahí. Al día siguiente, el grupo tocaba en San Sebastián de los Reyes. En medio del escenario, en un pequeño parón, Lucas pidió perdón en público por el tono empleado en la jornada anterior contra la madre del pequeño. Minutos después, presentaron en el escenario a Diana López-Pinel, la madre de Diana Quer, quien esbozó unas cuantas frases de apoyo a los gaditanos. "Creo que solamente desde gente tan buena y con un corazón tan grande pueden surgir este tipo de iniciativas", dijo López, que añadió que "ojalá en España tuviéramos muchos Andy y Lucas, porque los necesitamos".

El padre de Mari Luz agradece a Andy & Lucas que mostrasen la imagen de su hija

Ahora, la polémica continúa abierta después de que borrasen la cara del pequeño y dejasen un hueco en blanco en la camiseta. Exhiben, entre tanto, otros ocho nombres de otros ocho casos mediáticos . 

1. Diana Quer

Diana Quer fue raptada y asesinada la noche del 21 al 22 de agosto de 2016. El caso permaneció 500 días sin resolverse hasta que, en la última semana de diciembre de 2017, los hechos se precipitaron uno detrás de otro: su captor y asesino, José Enrique Abuín Gey, alias 'El Chicle', fue detenido. Horas más tarde confesó el crimen y en la mañana del 31 de diciembre condujo a los agentes de la Guardia Civil hasta el lugar en el que había ocultado el cuerpo de la joven. Se trataba de un pozo dentro de una nave industrial en la parroquia de Asados (Rianxo). Su madre es una de las que ha apoyado al dúo musical. 

2. Sandra Palo

La madrugada del 17 de mayo de 2003, Sandra Palo Bermúdez volvía a casa después de tomar algo en Madrid capital junto a unos compañeros del taller ocupacional al que acudía. La joven veinteañera vivía aquejada de una leve discapacidad. Decidió volver pronto a casa porque al día siguiente era la comunión de su hermano. Esperando en la parada del autobús junto a un amigo, fue testigo de cómo cuatro jóvenes subidos a un Citroën ZX se paraban justo frente a ellos. Los obligaron a subir al coche, y pasados unos metros, arrojan por la borda al amigo. Ella intentó huir con él, pero la retuvieron. Sandra fue violada en grupo y abandonada desnuda en un descampado. Antes de marcharse, los cuatro jóvenes cambian de opinión y deciden matarla pasándole con el coche por encima hasta en ocho ocasiones. La abandonan agonizante para ir a comprar un bidón de gasolina. Ya de vuelta, prenden fuego a la joven que aún seguía viva. Quince años después, sólo uno de sus asesinos continúa preso. Es Francisco Javier Astorga Luque, El Malaguita, quien tenía apenas 18 años. Los demás cumplieron sus respectivas condenas en centros de menores. En la actualidad ya son libres. Aun así, algunos han vuelto a ser detenidos por nuevos actos delictivos. El último, Rafael García Fernández, El Rafita. Tenía solo 14 años cuando violó y asesinó a Sandra Palo.

3. Mari Luz Cortés

El domingo 13 de enero de 2008, Mariluz salió de su casa en Huelva a comprar unas chucherías en un quiosco cercano. Santiago del Valle la observaba en ese momente. La siguió y, dentro de un portal, la golpeó porque la niña se negó a que abusara sexualmente de ella. Del Valle y su hermana, Rosa, se deshicieron de la menor en una zona de marismas. Mariluz murió por asfixia poco después. Este fin de semana, su padre, Juan José Cortés, fue uno de los progenitores que agradeció a Andy y Lucas su gesto durante un concierto.

4. Marta del Castillo

Marta del Castillo, sevillana de 17 años, desapareció el 24 de enero de 2009. Al día siguiente, un vecino aseguró haberla visto esa noche esperando a alguien en el portal de su casa. El 29 de enero, cinco días después, el juez de Instrucción número 4 de Sevilla decretó el secreto de las actuaciones del caso. El 13 de febrero detienen a Miguel Carcaño y a otras 5 personas más, todas ellas supuestamente relacionadas con la desaparición de Marta.Carcaño fue condenado a 21 años y 3 meses de cárcel. El cuerpo de la joven nunca se ha encontrado.

5. Anabel Segura

El 12 de abril de 1993, Anabel Segura tenía 22 años y estudiaba empresariales. Como muchos otros días, salió a hacer footing por la urbanización en la que vivía en La Moraleja. Un rato después del inicio de la carrera, una furgoneta se detuvo delante de ella y un joven alto y fuerte se le acercó. La joven se resistió, pero el hombre acabó introduciéndola en el vehículo. Los secuestradores la interrogaron. Ella les dijo que sus padres tenían bastante dinero. En el coche, dieron vueltas durante horas por Madrid, por Ávila, por Toledo. Por la noche, cogen la autovía de Toledo y se introducen en la localidad de Numancia de La Sagra (Toledo). Allí, en una nave industrial, la atan de pies y manos, la estrangulan y entierra el cuerpo en una escombrera. Emilio Muñoz Guadix, 28 años y Cándido "Candi" Ortiz Aón, 35, fueron condenados a 43 años de prisión. Emilio salió de prisión en 2013 con la aplicación de la doctrina Parot. "Candi" falleció dentro de la cárcel de 2009.

6. José y Ruth

El 8 de octubre de 2011 murieron en Córdoba los hermanos José y Ruth a manos de su padre, José Bretón Gómez. Tras asesinarlos, su progenitor calcinó sus cadáveres. La Audiencia Provincial de Córdoba condenó en julio de 2013 a José Bretón a 40 años de cárcel por un doble asesinato, en el que mediaron como agravantes el parentesco, la premeditación y el carácter despiadado demostrado en la ejecución de los hechos. En marzo de 2015 la condena se vio rebajada hasta un máximo de 25

7. Yeremi Vargas

El viernes 10 de marzo de 2017 se cumplió una década de la desaparición del niño Yeremi Vargas. Tenía siete años y aquel día jugaba con sus primos en un solar próximo a las viviendas de su abuela y su tía, en la localidad de Vecindario, en el municipio grancanario de Santa Lucía de Tirajana. Cuando se conoció su desaparición, la Guardia Civil y la Policía desplegaron un amplio dispositivo de búsqueda. Miles de personas participaron durante días en la búsqueda del menor. Fue el mayor dispositivo desplegado jamás en Gran Canaria para localizar a una persona, viva o muerta. Yeremi desapareció para siempre y nunca se ha localizado el cuerpo. El caso continúa, a día de hoy, sin resolverse. Sus padres han agradecido también a Andy y Lucas su gesto de apoyo con la camiseta.

8. Madeleine Mccann

La desaparición de Madeleine McCann se produjo el 3 de mayo de 2007 cuando su familia se encontraba de vacaciones en un hotel de Praia da Luz, en el Algarve, Portugal. La investigación de la policía portuguesa concluyó que Madeleine había sido dejada sin supervisión de un adulto durante la noche. La investigación implicó la cooperación de la policía británica y portuguesa y demostró las diferencias entre las metodologías empleadas por cada una de ellas. El cuerpo de Madeleine nunca llegó a encontrarse. La investigación se siguió ampliando a distintos lugares del mundo donde, supuestamente, muchos informaron que la habían visto.