Zona de la piscina del Hotel Galfi en San Antoni (Ibiza), donde se ha producido una de las caídas.

Zona de la piscina del Hotel Galfi en San Antoni (Ibiza), donde se ha producido una de las caídas. AzulLine

Reportajes BALEARES

La noche negra del 'balconing': otros tres británicos caen desde las ventanas de sus hoteles

  • Este martes se ha registrado otra madrugada trágica en Baleares. En lo que va de año ya han fallecido cuatro personas al precipitarse al vacío.
  • Dos de ellos están ingresados con heridas graves y un tercero se encuentra detenido como presunto autor de un homicidio.

El drama que no cesa en Baleares sigue llegando desde las alturas. Como cada año, los turistas siguen precipitándose desde los balcones en las islas. La noche del martes fue especialmente grave en este aspecto: hasta tres personas se cayeron al vacío desde habitaciones de hoteles en Palma e Ibiza, los tres por circunstancias bien diferentes. Dos de ellos están ingresados con heridas graves y un tercero se encuentra detenido como presunto autor de un homicidio. Todos ellos son británicos.

El primer caso tuvo lugar por la tarde en la localidad de Sant Antoni (Ibiza). Un turista británico de 42 años se cayó desde el balcón del Hotel Galfi, en un segundo piso. Los hechos acontecieron por la tarde y se desconocen los motivos, aunque fuentes policiales apuntan desde Ibiza que el tropiezo podría haber sido provocado por la ingesta alcohólica. La víctima fue trasladada al Hospital de Nuestra Señora del Rosario y padece un politraumatismo grave a causa de los golpes provocados por una caída de 3,5 metros.

El segundo caso sucedió en el noroeste de la isla de Mallorca. Un niño de 14 años de nacionalidad inglesa se cayó desde el balcón del hotel Eix Lagotel en la zona de Playa de Muro. El menor viajaba con su familia y su madre se lo encontró ya colgando del balcón y pidiendo ayuda poco después de la medianoche. No logró sostenerlo y el chico se precipitó al vacío. Su estado es grave a causa de las numerosas contusiones sufridas. Está ingresado en el Hospital de Son Espases.

Un padre quiere comprobar cómo murió su hijo haciendo balconing

Muerto de un puñetazo

Pero tal vez el caso que más alerta ha despertado es el que ha acabado con la vida de un ciudadano británico de 21 años, Curiosamente, el que se cayó por el balcón no fue él, sino su presunto asesino. Para llegar a este caso hay que volver a Sant Antoni (Ibiza), en una de las plazas de mayor afluencia de bares y discotecas. Dos jóvenes británicos de 21 años se enzarzaron en una pelea. Uno de ellos suelta un puñetazo y el otro cae desplomado en el suelo. Lo ha matado.

Las asistencias no pueden reanimar al chaval, que entra en parada cardiorrespiratoria y muere. El agresor huye, pero ya le están buscando. La Guardia Civil lo localiza en un hotel próximo a la rotonda del Descubrimiento de América y van a buscarlo. Cuando se ve acorraldo, el presunto homicida intenta escapar saltando desde su balcón. Los agentes lo han detenido y en este caso no ha padecido lesiones que le obliguen a ser hospitalizdos, por lo que ya se encuentra en dependencias policiales a espera de pasar a disposición judicial.

Muertos de menos de 20 años

Estos tres casos vienen a engrosar un verano negro en materia de caídas en los balcones en Baleares. En Palma de Mallorca ya han fallecido 4 personas por este motivo en lo que llevamos de año. Tres de ellas murieron al caer desde el mismo edificio: el bloque de apartamentos Eden Roc, en Magaluf. Ninguna de las víctimas pasaba de los 20 años. El incremento de casos con consecuencias graves este año se ha convertido en asunto de estado en el Reino Unido, que ha mandado una delegación de su gobierno a reunirse con sus homólogos de Baleares para abordar el problema del balconing e intentar poner soluciones a este problema.