Alejandra, en el momento de su detención a finales de la semana pasada.

Alejandra, en el momento de su detención a finales de la semana pasada. EFE

Reportajes

Alejandra, la 'Ana Julia de Elda', quedó al descubierto por un anónimo que recibió su pareja

El caso de Alejandra García Peregrino, 31 años, ya conocida como la 'Ana Julia' de Elda, continúa dando titulares. El caso adquiere en las últimas horas un barniz muy similar al del caso acontecido hace dos meses en Níjar (Almería). La mujer ocultó durante meses con su falsa versión de los hechos que ella era, presuntamente, la autora de la muerte del pequeño Dominique, el hijastro de su pareja. El 30 de agosto de 2017, el pequeño fallecía asfixiado en el número 26 de la calle Quijote, de Elda. Alejandra fue hallada maniatada y con una bolsa en la cabeza. Desde el primer momento mantuvo su versión de los hechos, pero los agentes no la creyeron. Meses después, el padrastro del pequeño asesinado iba a ser avisado sigilosamente de que su pareja le había estado mintiendo durante todo el tiempo. 

Fue el pasado mes de abril. Habían pasado casi ocho meses desde el hallazgo del cadáver y del inicio de la investigación del caso. En ese momento, los agentes no tenían duda alguna: la mujer había estado engañando durante todo el tiempo a todo el mundo. Su versión no había por dónde cogerla. Pues bien, en ese mes de abril, poco antes de que la mujer fuese detenida, Daniel recibió en casa una carta anónima en la que se explicaba que Alejandra era la autora del crimen, la que había matado a su hijo. Daniel se fue para la comisaría a preguntar qué era aquello. Les entregó la misiva y quedó invadido por el desánimo. Suspendió sus entrenamientos. Empezó a desconfiar ya de la persona de la que estaba enamorado. 

La mujer de Elda mató al hijo de su pareja porque le molestaba

Ambos se conocieron en el año 2016. Entonces empezaron su relación, ambos después de separarse. Alejandra padece una discapacidad auditiva completa y tenía a su cargo un hijo de cinco años procedente del matrimonio anterior. Según cuenta el diario El Levante, es conocido por su faceta como preparador físico y entrenador de atletismo.

Cuidaba al pequeño Dominique desde que este tenía 4 años. En aquel momento mantenía una relación con Penélope, otra mujer natural de Elda. Juntos adoptaron. Luego la cosa se torció y acabaron rompiendo, quedándose ambos con la custodia compartida del chiquillo. Pese a la separación, los cuidados de ambos ayudaron a que el niño mejorarse de la epilepsia y el autismo que padecía desde bien pequeño. 

Sospechas desde el primer momento

Los agentes de la Comisaría de Elda-Petrer así como del grupo de Homicidios de Alicante y de Madrid se hicieron cargo muy pronto de la investigación. Desde el primer momento la tuvieron en su punto de mira. Desde la primera noche, la del hallazgo del cadáver sin vida de Dominique. Todos intuían que se trataba de un montaje de la mujer encarcelada. 

Dani la creyó, apoyó su versión de los hechos, y por eso, al principio, los agentes también le investigaron a él. Sin embargo, según ha podido saber EL ESPAÑOL, los agentes tenían constancia de que la versión de la mujer era imposible. Aquello se trataba de una burda ficción mantenida en pie durante demasiado tiempo. Dio muchos detalles de cómo eran los dos hombres que, supuestamente, habían entrado en el piso, asaltándoles y matando luego al pequeño. Fue precisa en sus descripciones. Quizás incluso demasiado precisa. 

Con la descripción que los agentes tenían, según su relato, de los asaltantes, cogieron y se pusieron a revisar las cámaras de la zona durante la hora en la que ocurrieron los hechos. Casualmente, el tramo de la calle Quijote en que vivían Alejandra con Dani posee un buen número de cámaras desde las que se registran los movimientos del portal. Ahí fue una de las pruebas en la que la pillaron. 

Con las descripciones en la mano, a la hora de los hechos, los agentes no vieron a nadie por las cámaras entrando en la casa que se pareciese mínimamente a los presuntos autores, según los detalles que daba Alejandra. Este detalle lo unieron a otro, no menos importante: en ese momento había mucha gente en la calle. Y nadie de los que transitaban a esa hora por tal zona, ninguno de los testigos interrogados vio a nadie entrar en el edificio a esas horas. 

Ahoraa, la juez ha enviado a prisión a Alejandra. La fiscalía le imputa asesinato. Daniel, su expareja, está en shock.