Alberto Sampere acudió a MasterChef con 18 años, en 2015.

Alberto Sampere acudió a MasterChef con 18 años, en 2015. E.E

Reportajes

El 'León come gamba', de plato humillado en MasterChef a comida gourmet por 18 euros

  • MasterChef estrena restaurante en Madrid y lo ha incluido en su carta.
  • Alberto, su creador, se ha enterado por la prensa.
  • Fue expulsado del concurso en 2015 nada más presentar el plato.

El 'León come gamba' seguía cosechando epitafios en forma de meme tres años después de su muerte. Hasta que ha llegado la primavera y, con ella, su reencarnación. MasterChef acaba de estrenar restaurante en Madrid. En la carta, figura una versión renovada del plato más humillado del concurso. El precio: 18 euros.

Alberto Sempere era un estudiante de primero de Medicina aquel día de 2015. El jurado le exigió carácter en la cocina y él decidió jugársela: "Voy a sacar el león que llevo dentro". Dibujó el animal en un plato hondo, sobre una patata cruda -esto no fue buscado, le falló la cocción-. Dos granos de pimienta rosa fueron los ojos; las hebras de azafrán, el bigote; y los trozos de pimiento rojo, la melena. El tribunal estalló: "En mi vida he visto una marranada como esta". Alberto rompió a llorar y dijo que no volvería a cocinar en su vida. También que se metería en un pozo durante dos años. Ahora, se ha enterado por la prensa de que MasterChef explotará su idea en el restaurante recién inaugurado.

El León come gamba versión gourmet no tiene mucho que ver con lo que proyectó Alberto. Se trata de "una causa de azafrán con americana de gambas y pimientos", dice la carta del nuevo coliseo de MasterChef en el barrio Salamanca, a orillas de la calle Velázquez. "Si se vendiera tal cual, no estaríamos funcionando", bromea la gerente del comedor en conversación con este diario.

Además del patinazo de Alberto, se ofrecen los platos más llamativos del programa, algunos "remasterizados" y otros no, como es el caso del cocido del actor Miguel Ángel Muñoz. La productora de MasterChef lo define como "un homenaje a los concursantes". Un reconocimiento imprevisto e inesperado en el caso de este aprendiz de médico nacido en Valencia en 1997. "Lo sabe porque le ha pasado la noticia un compañero de la facultad", relatan en su entorno. "El programa se portó fatal con él, se desentendió en cuanto pudo y saca rentabilidad a la idea sin avisar". Una rentabilidad ejercida gracias al documento firmado por todos los participantes antes de empezar.

Alberto y su 'León come gamba'.

"Desconocemos por qué no le llegó el correo"

La productora de MasterChef, Shine Iberia, niega a EL ESPAÑOL haber incluido el León come gamba en el restaurante sin habérselo notificado a Alberto: "Ya lo hemos aclarado. En su día, le enviamos un correo electrónico. Desconocemos por qué no le llegó". Las fuentes consultadas también rebaten que las palabras del jurado aquella noche de 2015 fueran una humillación: "La patata estaba cruda, la gamba pasada, el pimiento poco hecho... Fueron argumentos de carácter técnico, de verdad. Alberto preparó muy buenos platos en las pruebas anteriores, pero aquello era insostenible".

Unas palabras que no convencen al exconcursante. Según explican quienes mejor le conocen, hace mucho que Alberto Sempere decidió "apartarse" de la viralidad de su plato. Sumergido en sus estudios de Medicina, ha vuelto a huronear en la cocina para promocionar eventos de carácter benéfico. El último, un taller de decoración con fruta para PayaSOSpital.

El hito del 'León come gamba'

No es descabellado apuntar que el León come gamba supuso uno de los hitos culinarios de este siglo. Sólo un día después, la idea de Alberto arrasaba en platós, radios y periódicos. En primera instancia, el concursante dijo estar "hundido", pidió disculpas y reconoció el fracaso cosechado. Más tarde, cuando se convirtió en ídolo de miles a través de las redes sociales, expresó haber "aprendido" de la situación y "agradeció" el apoyo. Más de 140.000 personas se declararon fans vía Facebook del 'León come gamba'.

Alberto, que descubrió su afición por la cocina durante un intercambio en Alemania, mostró destreza, como reseñan las fuentes consultadas de la productora, en los primeros compases de aquella edición de MasterChef. Cuando hubo que cocinar pescado, se clasificó entre los primeros. El jurado vio en él un muchacho tímido y le rogó carácter. De ahí la idea de "sacar el león" en actitud ofensiva, comiéndose una gamba.

Falló la cocción, se puso nervioso. La patata estaba cruda, dura. Así lo percibió el jurado, que ni siquiera probó el trabajo de Alberto. El estudiante de Medicina fue expulsado de forma inmediata. La crueldad de la evaluación también compungió a sus compañeros. Jordi Cruz, uno de los miembros del tribunal, llegó a pedir disculpas en nombre de MasterChef.

Tres años después, el restaurante del programa ha decidido incluir el León come gamba en su carta: "Fue tan icónico que era imposible que no estuviese". Alberto, como cualquier otro, se ha enterado por la prensa. Aquel mail, según la productora, debió de llegarle hace tiempo, pero no ocurrió. En plenos exámenes universitarios, el fallido concursante ha visto resucitada su criatura sin previo aviso.