Inspección técnica de un coche ya con la nueva normativa implementada.

Inspección técnica de un coche ya con la nueva normativa implementada. Carmen Suárez

Reportajes

Una mañana en el taller: así es la ITV que pasan ya vehículos de toda España

Brais Cedeira Carmen Suárez

"Defectos leves, elementos de la carrocería o chasis sueltos en el paragolpes delantero. Pero por lo demás bien. Un toquecito de taller y ya está. Perfecta. Sin problema ninguno". Juan empieza la mañana yendo a pasar la ITV de su coche. Es el segundo día con la nueva normativa en vigor y los nuevos métodos ya se están poniendo en práctica. A lo largo de la mañana, muchos de los conductores continúan pasando con normalidad sus respectivos tests. "Me enteré hoy que lo iba escuchando por la radio, pero al llegar aquí tampoco he notado mucha diferencia".

Pese a los cambios de normativa, que auguraban un ojo mucho menos permisivo por parte de los responsables de hacer los exámenes a los coches, los conductores que se acercan al centro de inspección a lo largo de la mañana pasan con solvencia sus respectivos exámenes. 

En estos días previos, existía un punto de incertidumbre ante el cambio que suponía que los fallos leves dejen de ser considerados como tal. La nueva denominación clasifica esto ahora como fallos "favorables" o "desfavorables". "Un fallo grave o muy grave sigue siendo lo determinante para aprobar o suspender el examen", explican fuentes del sector. De ese modo, este aspecto no resulta trascendental a la hora de realizar la prueba. Ahora se tendrá mucho más en cuenta la emisión de gases contaminantes. 

Estos son los 10 fallos graves que pueden hacer que suspendas la ITV Carmen Suárez

Los nuevos sistemas para realizar los diagnósticos de los automóviles todavía no están instalados. En los centros todavía están realizando las primeras pruebas con ellos. Será así hasta septiembre, cuando se implemente ya de un modo definitivo el nuevo modelo". Pero durante la mañana de este lunes ya se han empezado a utilizar. 

Muchos de ellos apenas se han enterado de los nuevos cambios que se están comenzando a implementar. Son los propios revisores del centro, así como los reporteros de este periódico, quienes les informan de las novedades en la inspección técnica de los automóviles que todos los españoles tendrán que realizar a partir de ahora. EL ESPAÑOL presencia, la mañana después de que se active el protocolo, cómo se están desarrollando este tipo de inspecciones. 

El OBD, todavía en la nevera

"En mi vida he pasado cientas de ITV. Muchas veces te tienes que volver a pasarla, es lo normal. Hoy voy con buenas expectativas". Una fila de vehículos esperan a las once de la mañana en la puerta del centro de ITV Fuencarral, aproximadamente a unos 6 minutos de las Cuatro torres de Madrid. Los conductores se bajan del coche, se lo entregan a los operarios del centro y esperan tomando un café.

Primero, el coche pasa por los raíles de en medio. Luego, se revisa el interior y todos los accesorios. Luego se miran los bajos. Toda la operación dura unos veinte minutos. Entonces, los operarios se dirigen a los usuarios y les entregan el papel con el resultado de su nueva ITV. 

Lo que más está llamando la atención entre los conductores es la revisión exhaustiva que se realizará a partir de ahora con la lectura del sistema de diagnóstico a bordo (OBD). Este nuevo aparato se conectará a los puertos de los coches para examinar los datos de origen. Esto ayudará a controlar las emisiones de contaminación. También con los sistemas de seguridad. 

Otro de los cambios más importantes está siendo el del control del kilometraje. A partir de ahora, los nuevos sistemas de análisis permitirán comprobar los kilómetros reales que lleva cada coche. Una medida que los usuarios valoran de forma positiva: "Los coches, a la hora de venderse, tienen que tener datos reales. Esto es algo que no puede pasar". 

También se pretende solucionar, con la nueva normativa,  el enorme absentismo que hay en España a la hora de hacer la inspección del coche. Los problemas son notables en España. Según la información de la AECA, hasta un 20% de los automóviles españoles no tienen la ITV vigente. Esto sucede todavía más en las furgonetas. Según los datos de AECA-ITV, el 19% de los 20 millones de ITV realizadas en 2016 fueron rechazadas porque tenían algún defecto grave. Esto es, un total de 3,7 millones de vehículos. 

Veinte minutos después, Juan abandona el taller con un resultado favorable. Pese a tener un par de 'fallitos'. "Me han dicho antes que tenía algo en la matrícula delantera. También un defecto en la palanca delantera. Recorrido excesivo de la palanca. De momento la nueva normativa no sé en qué consistirá pero bueno. Son dos defectos desfavorables y me lo dan por bueno. Hasta el año que viene ya nada".