Alfonso G.R., alias el 'Gonso'.

Alfonso G.R., alias el 'Gonso'. DIARIO DE SEVILLA

Reportajes SUCESOS

Los 100 delitos del 'Gonso': la máquina de delinquir que mató a un tendero chino por una litrona

  • El detenido, Alfonso G.R., alias el 'Gonso', era un conocido delincuente de Carmona (Sevilla).
  • Acababa de estrenar su libertad tras un largo paso por prisión.
  • Su propia familia le rogó a la jueza que le encarcelara de nuevo al no estar rehabilitado.

“Iba a los sitios y robaba, repostaba gasolina y no pagaba. Era un chaval problemático desde joven”. El alcalde de Carmona (Sevilla), Juan Ávila, mide, entre suspiro y suspiro, las palabras que emplea para describir a Alfonso G.R., alias el 'Gonso'. Las últimas 24 horas han sido convulsas en este pueblo, a escasos 30 minutos de la capital hispalense. Y, sobre todo, han sido agridulces: se respira calma por fin, tras meses agazapados, esperando la detención del 'Gonso'; pero también desolación: se ha llevado por delante la vida del tendero Jian Lin Wan.

Vecinos de Carmona no entienden que el asesino del tendero estuviera libre

Alfonso G.R., 36 años, era vecino de Carmona de toda la vida. Hijo de carnicero y sobrino de policía local, tenía un largo historial delictivo a sus espaldas: detenido en más de cien ocasiones, según ha podido confirmar EL ESPAÑOL, en su mayoría por robos con violencia e intimidación. Llevaba poco tiempo en libertad, menos de un año, pero lo suficiente como para causar alarma entre los comerciantes del pueblo.

Siempre fue conocido en Carmona. Conocido por violenta forma de ser, conocido por su largo paso en prisión -entre un lustro y una década, según afirman fuentes municipales a este periódico- y conocido por sus últimas fechorías.

No se había rehabilitado

En su familia se sabía que Alfonso no estaba bien, que no se había rehabilitado tras su paso entre rejas. “Hace dos años su tío habló con la jueza para pedirle que, por favor, le encerraran. Que el presunto homicida ahora estaba peor que cuando entró en la cárcel”, cuenta Ávila.

Varios comerciantes han afirmado a este diario que todos estaban sobre aviso. Trataban de protegerse, unos y otros, de el 'Gonso'. “Tuvimos que cerrar el otro día antes de hora porque estaba merodeando por los alrededores. Por miedo a que nos atracara, incluso se decía que tenía una pistola en su poder”, relata una vendedora. “La noche antes del crimen inclusó le robó el teléfono móvil a un amigo que estaba hablando en su coche, parado y con la ventanilla bajada. Se acercó el 'Gonso' en bicicleta y le dio un tironazo”, cuenta un restaurador.

Puerta del local donde fue asesinado el tendero chino.

Puerta del local donde fue asesinado el tendero chino. Efe

Se sabía. Había conciencia en Carmona. “Como ayuntamiento teníamos constancia de estas quejas de los comerciantes”, admiten fuentes municipales. “Lo habían visto merodear por las calles, que incluso lo habían señalado como autor de un atraco o robo de un local, recientemente”.

Las autoridades estaban "detrás de él"

Las autoridades, Guardia Civil y Policía, estaban “detrás de él y alerta, por la posibilidad de que actuara. Su historial era tristemente conocido en Carmona”, continúan desde el Consistorio. “Pero siempre con todo el respeto al poder judicial y a las decisiones que la Justicia ha ido tomando respecto a la libertad o no de este individuo”, matizan.

“No se rehabilitó. Es una persona enferma, un toxicómano, y desde que ha estado en la calle, de manera inmediata, ha empezado a delinquir. La propia Guardia Civil ha estado detrás de él estos últimos meses. Había alarma en la ciudad con este individuo”, suspira, por su parte, el alcalde.