Los cinco integrantes de La Manada la noche de los hechos.

Los cinco integrantes de La Manada la noche de los hechos. El Programa de Ana Rosa.

Reportajes

Los audios de La Manada antes y después del 'abuso': "El Prenda se pone asqueroso, como un enfermo"

"Él ahí metiendo mano por todos lados, con la cara que se le pone de calentón, que le da igual echar para un lado a un amigo por tal de meter mano él". Salen a la luz algunas de las conversaciones mantenidas a lo largo de la mañana. 

“Muy importante la droga. Que no se os olvide, que la echaremos en falta después”. La noche del 6 al 7 de julio de 2016, José Ángel Prenda, Alfonso Jesús Cabezuelo, Antonio Manuel Guerrero, Jesús Escudero y Ángel Boza salieron con todo a las fiestas grandes de Pamplona. Horas antes y después de los hechos que ocurrieron en el portal, calificados como "abusos sexuales" según la sentencia del pasado jueves, Prenda y el resto de integrantes del chat 'La Manada' empezaron a comentar lo que depararía la noche. Horas después de lo que sucedió dentro del portal, continuaron en las mismas. Un ejemplo:

-“Quillo,parece que estoy viendo a El Prenda. Los notas ahí liados con la tía y él ahí metiendo mano por todos lados, con la cara que se le pone de calentón, que le da igual echar para un lado a un amigo por tal de meter mano él".

El programa de Ana Rosa, ha difundido este miércoles en exclusiva los audios que los miembros de ‘La Manada’ enviaron a sus amigos tras el abuso sexual. También se puede ver y escuchar a la víctima minutos antes de sufrirlos.

Los audios de La manada: "El Prenda está supersalido"

En un momento de la noche, minutos previos a los sucesos del portal de Paulino Caballero número 5, uno de los cinco se graba a sí mismo y envía al grupo de los amigos el siguiente mensaje. Va dirigido a la víctima, que camina con ellos: “Vaya como lo estás pasando Churra. Esto no tiene límites. No los tiene”.

Horas después, otro de los colegas que integran ese chat, dice lo siguiente. Prenda, para él, enloquece por completo en cuanto a cuestiones de sexo se refiere: “Cuando está así con una tía o algo que él ve que tiene posibilidades de follar, se pone súper salido ¿eh? Y súper asqueroso, el cabrón ¿eh? Hijo de puta, es como un enfermo. Se le cambia hasta la cara, los ojos así todos abiertos. Parece que está viendo un expositor de pollos asados”.

"Follarnos a una buena gorda"

MILES DE PERSONAS SE MANIFIESTAN EN PAMPLONA CONTRA SENTENCIA DE LA MANADA

MILES DE PERSONAS SE MANIFIESTAN EN PAMPLONA CONTRA SENTENCIA DE LA MANADA Villar Lopez Agencia EFE

Se habían fijado como objetivo buscar a un tipo de mujer concreta para tener sexo grupal. “Quillo, en verdad follarnos a una buena gorda entre los cinco en San Fermín sería apoteósico. Prefiero follarnos a una gorda entre cinco que a un pepino de tía ya solo”, decía uno de los condenados a nueve años por los abusos sexuales según ha desvelado Espejo Público.

 Otro de los miembros contaba en otra grabación que había ganado 300 euros jugando al póker y que se los había gastado en droga.

Es la primera vez que se escuchan algunas de las voces de los cinco miembros de la 'La Manada' condenados en primera instancia a 9 años por abusos sexuales la semana pasada. Son algunos de los mensajes de amigos del grupo que, desde Sevilla, comentaron con ellos los hechos mientras sucedían. Hasta el momento habían trascendido los mensajes que estos escribieron antes y después de que la Policía Foral les detuviese cerca de las ocho y media de la mañana, tras el encierro. Uno de los amigos, tras los hechos, critica la actitud de ‘El Prenda’. “Los notas ahí liados con la tía y él ahí metiendo mano por todos lados, con la cara que se le pone de calentón, que le da igual echar para un lado a un amigo por tal de meter mano él”.

Comentan entre ellos que ese suele ser el modus operandi de ‘El Prenda’ y otro lo describe con estas palabras: “Cuando está así con una tía o algo que él ve que tiene posibilidades de follar, se pone súper salido ¿eh? Y súper asqueroso el cabrón. Es como un enfermo. Se le cambia hasta la cara, los ojos así todos abiertos. Parece que está viendo un expositor de pollos asados”. Hasta los amigos que se quedaron en Sevilla creyeron que no era normal lo que hacía el cabecilla de ‘La Manada’.