Un joven aborda a un hombre mientras su amigo graba la conversación. Parece que, con normalidad, le cuenta una historia. Hasta que, de repente, le pega un brutal puñetazo en la cabeza para buscar el regocijo de las redes sociales. Derriba a su víctima al instante.

Noticias relacionadas

La agresión se grabó de madrugada durante la pasada Semana Santa en Carballino, Ourense. El agredido sufrió lesiones en un ojo y estuvo hospitalizado. Presa del miedo, no denunció lo sucedido hasta ayer, cuando acudió a la comisaría.

La víctima, de 52 años, se negó en varias ocasiones a presentar una denuncia ante la Guardia Civil, a pesar de que su familia y amigos le instaron a hacerlo. Al parecer, fue determinante la conversación que mantuvo con un policía local.

Ahora, la Guardia Civil busca al agresor, que ya está identificado, y a la tercera persona, que grabó el golpe. Lo hicieron para subirlo a la red, para conseguir más seguidores.

Según informa La Voz de Galicia, la Policía ha trasladado la denuncia a la Guardia Civil y ya se están realizando las correspondientes diligencias para localizar al agresor y a la persona que grabó el vídeo. El hombre que pega el puñetazo, siempre según la versión del rotativo local, es Jacobo J., natural de Punxín y con domicilio en la villa carballiñesa.