Álvarez Conde da explicaciones ante la mirada del rector, Javier Ramos.

Álvarez Conde da explicaciones ante la mirada del rector, Javier Ramos.

Reportajes

El Instituto de Álvarez Conde que falseó el máster de Cifuentes recibió cientos de miles de euros de administraciones del PP

Sólo en el curso 2006-2007, la Comunidad de Madrid aportó 152.400 euros. Un año antes, la inversión fue de 60.000. Otros cientos de miles de euros son opacos: no constan los datos del periodo comprendido entre 2007 y 2013.

El presunto máster de Cristina Cifuentes ha generado una dicotomía insalvable en la universidad Rey Juan Carlos. Unos la defienden y otros no. El primer grupo ha quedado reducido a dos personas: la propia presidenta de la Comunidad de Madrid y el director del posgrado, Enrique Álvarez Conde.

Todos los papeles mostrados por la mandataria popular han sido marchitados por la realidadFirmas falsificadas, una matrícula fuera de tiempo... Y el rejonazo del actual rector, Javier Ramos, que admitió no haber encontrado de puertas para adentro ni una sola prueba de que Cifuentes cursara esos estudios. ¿Por qué, entonces, Álvarez Conde sigue sosteniendo el relato de la líder madrileña? ¿Qué le debe al Partido Popular? Cientos de miles de euros para su Instituto de Derecho Público -entidad que expidió el máster- canalizados a través de tres Administraciones: Ayuntamiento, Comunidad y Ejecutivo estatal. En la mayoría de los casos de forma opaca, sin dejar rastro. Las subvenciones concedidas entre 2007 y 2013 han desaparecido de la web. Las de los años venideros aparecen nominalmente, pero sin cuantía.

Además, otras dos deudas planean sobre la relación que une al artesano del posgrado de Cifuentes con el PP: su nombramiento como director del Instituto Nacional de Administración Pública (INAP) suscrito por Rajoy y su presencia continuada en FAES.

Los estudiantes exigen la dimisión de Cifuentes

Cientos de miles de euros del PP a su instituto

"Enrique es un tipo listo. Desde que lanzó el Instituto de Derecho Público mantuvo una relación cercana con el poder, a sabiendas de que por ahí pasaba su supervivencia", relata a este periódico un jurista que trabajó de la mano de Álvarez Conde hace décadas.

El IDP nació en diciembre de 2001 adscrito a la universidad Rey Juan Carlos. A continuación, fue la consejería de Educación del Gobierno regional la que selló su existencia. Desde entonces hasta ahora las subvenciones que lo han regado han sido casi siempre de color azul. Desde el Ayuntamiento al ministerio de Interior pasando por la Comunidad de Madrid.

El Instituto de Derecho Público ha disfrutado, en connivencia con la URJC, de una independencia absoluta. Sólo debe justificar ingresos y gastos a posteriori. También cuenta con un CIF propio. Una circunstancia que le ha permitido tapar la cuantía de los miles de euros recibidos del PP.

En su página web no constan los datos del periodo comprendido entre 2007 y 2013. EL ESPAÑOL ha solicitado al Gobierno de Cifuentes la cuantía de lo invertido en el IDP, pero no ha obtenido respuesta. El propio Álvarez Conde también ha declinado hacer declaraciones.

Sólo en el curso 2006-2007, la Comunidad aportó al IDP 152.400 euros. Un año antes, la inversión fue de 60.000. En la temporada 2004-2005 también cedió una cantidad que no se precisa. Entre 2013 y 2017 es, de nuevo, el PP quien invierte en el IDP a través de los ministerios de Economía e Interior. Una vez más sin especificarse el volumen.

La vida del Instituto de Derecho Público también se inició gracias a un acuerdo con el ministerio de Trabajo en 2002, en época de Aznar, que entregó 60.000 euros, el doble de lo que dispuso la universidad Rey Juan Carlos.

El premio de Rajoy

"Yo nunca fui de su cuerda. Álvarez Conde solía premiar a sus discípulos frente al resto, aunque eso es una dinámica habitual en la Academia. Pasaba por allí mucha gente del PP, aunque también ha mantenido buena relación con dirigentes del PSOE. No creo que sea conservador en su pensamiento, pero sabe que necesita las subvenciones", cuenta otro profesor que ha trabajado a sus órdenes.

Un lustro antes de que emprendiera la aventura del Instituto de Derecho Público, Álvarez Conde era un catedrático de Constitucional archiconocido por sus manuales de enseñanza. Precisamente debido a esas "buenas relaciones" con el poder fue aupado como director del Instituto Nacional de Administración Pública (INAP). El real decreto que lo hizo posible data de julio de 1996, poco después de la victoria de Aznar en las generales. También aparece otro nombre en el papel: Mariano Rajoy, ministro de Administraciones Públicas.

El propio Álvarez Conde, en la versión extensa de su currículum, se muestra muy orgulloso de esta etapa por haber contribuido a la formación de los funcionarios.

Otros 9 políticos del PP aprobaron con actas falsificadas

En la promoción de 2011/2012 varios políticos del PP aprobaron asignaturas con actas falsificadas, según cuenta eldiario.es. Otros nueve cargos del PP de Madrid, entre ellos Dionisio Ramos, amigo personal de la presidenta de la Comunidad de Madrid, o Pedro Calvo, ex número dos del Ayuntamiento de Madrid, lograron convalidaciones para tres asignaturas del máster sin que se presentaran.

En las tres actas se encuentran cinco firmas de profesores y la de Enrique Álvarez Conde. Tres de los profesores que figuran en los documentos para convalidar las tres asignaturas no reconocen las firmas como suyas

Ponente de FAES

Entre 2003 y 2010, Enrique Álvarez Conde estrechó lazos con el PP, que había hecho posible su Instituto universitario. Fue ponente en varios actos organizados por el think tank conservador y participó en la redacción de algunos de sus papers.