Lllevaba toda la vida metida en el circo Gottani. En la foto, en un día de descanso.

Lllevaba toda la vida metida en el circo Gottani. En la foto, en un día de descanso. EL ESPAÑOL

Reportajes

Dana y sus cuatro hermanas: la elefanta que murió en la carretera tras una dura vida en el circo

El circo tiene denuncias de años anteriores por el trato que ofrecía a sus animales. Los elefantes asiáticos son una especie en peligro de extinción. Dana era uno de los ejemplares que utilizaban en sus números. Falleció a los 48 años tras una vida condenada a vivir entre las carpas de un circo.

Dana tenía cuatro piernas enormes como columnas de mármol, las orejas pequeñas y el carácter pacífico. Dana era una elefanta asiática y murió este lunes a los 48 años. Viajaba en una pequeña cuadra dentro de un enorme camión camino del pueblo de Hellín, en Albacete. El circo que la utilizaba para sus espectáculos, el Gotani, realizaba allí su siguiente función. Uno de los responsables conducía desde La Gineta hasta la pequeña localidad en la que se iba a producir el espectáculo. Actuaban como siempre, de jueves a domingo, tres funciones seguidas cada día. Ese camión nunca llegó a su destino. Dana tampoco.

Las fotografías que comenzaron a circular del accidente impactaron a todos. Cuatro de los animales deambulaban desorientados por la autovía A-30, casi pisando los restos de un camión que yacía en medio de la carretera totalmente descuajeringado. En el arcén, el cuerpo de Dana yacía inerme tras una vida entera encerrada en un circo, al servicio del espectáculo.

¿Qué pasará con los elefantes que han sobrevivido al accidente?

Eran las 14.24 de la tarde cuando el camión pasa por el kilómetro 22 de esta autovía en dirección hacia Murcia. En su interior, en cinco estrechos compartimentos, a modo de pequeñas cuadras, van los cinco paquidermos. Delante del camión del circo, un vehículo especial circula despacio, así que el conductor del trailer que transporta a los animales se dispone a realizar un adelantamiento. Se pasa al carril izquierdo, supera al otro automóvil y al volver al carril derecho, el camión vuelca. En parte, por el nerviosismo de los animales en su interior. En parte por la distribución de la carga.

Circo Gottani, espectáculo con las cinco elefantas hermanas

Los animales se comportaron de manera muy pacífica. Al poco, acudieron los domadores para mantenerlos tranquilos y pudieron comprobar la tragedia. Uno de los ejemplares estaba muerto tras el siniestro. Otros dos tuvieron que ser evacuados en grúa, con heridas de distinta gravedad.

Tras la anecdótica imagen de cuatro elefantes sueltos por Albacete se encuentra la realidad de los animales atrapados en los espectáculos circenses. En las últimas horas, la batalla está servida entre animalistas y los defensores del gremio. “Nunca había pasado algo así en ningún circo”, reconoce un responsable del sector que conoce de cerca a los dueños del Gottani.

La historia de Dana discurrió paralela a la de sus cuatro acompañantes en el camión que las llevaba una vez más a un nuevo espectáculo. Las cinco eran hembras. Las cinco eran elefantas asiáticas, ejemplares que se encuentran en peligro de extinción. Las cinco llevaban décadas encerradas y hacinadas, entregadas a la fuerza a jornadas extenuantes en el circo Gottani. Y las cinco eran hermanas.

Cinco elefantas de una misma madre

Belinda, Thais, Baby, Yera y Dana. Las cinco llevaban toda la vida en el circo Gottani, uno de los nueve que, a día de hoy y según Infocircos, todavía mantienen los espectáculos con animales salvajes bajo sus carpas, en las noches, ante niños y mayores, los 365 días del año. En todas esas jornadas, estas cinco elefantas hermanas realizaban hasta 600 funciones trabajando 4 días a la semana. Ni una más ni una menos. Al terminar el día, siempre el mismo horizonte. No una sabana africana o un plácido humedal asiático: al despertar, las elefantas lo único que veían era el techo y las paredes de una lona de plástico.

Las cinco elefantas, en su última actuación antes del accidente.

Las cinco elefantas, en su última actuación antes del accidente.

Cuentan los responsables del circo a EL ESPAÑOL que Dana y sus hermanas llevaban toda la vida en el circo, desde que nacieron. La suya era una vida transhumante, viajando sin rumbo de un pueblo al siguiente en busca de la siguiente función. Cada una estaba sometida a un cuidador diferente. Cinco personas de las 60 que trabajaban en el circo se encargaban exclusivamente de tratarles en cada momento, de todos sus movimientos.

Según los responsables del espectáculo, la madre de los cinco paquidermos fue la pionera en las carpas de un trabajo nómada. Esta murió hace 4 años, cuando contaba 64. Quedaron, dicen, las cinco hijas. Desde entonces son ellas las encargadas de realizar el espectáculo principal del circo. Aros, juegos con banquetas, bailes por el ruedo, actividades con distintas esferas… Y durante más de 30 años de su vida, durmiendo bajo una carpa.

“Los animales suelen pasar más de 50 años en libertad. En ocasiones, ha habido casos de que estuvieran hasta los 65 años, como la madre de estas cinco. En esa ocasión, no hubo ningún accidente. Se murió de vieja”. Quien habla a EL ESPAÑOL es uno de los portavoces del circo a lo larga de una intensa jornada.

La muerte de uno de los cinco ejemplares típicos de los elefantes procedentes de Asia supone una terrible pérdida. Esta especie se encuentra en peligro de extinción y la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) mantiene a esta especie en su Lista Roja de Especies Amenazadas.

Uno de los circos más antiguos de España

Domadores de tigres que no utilizan fustas ni látigos, jinetes ecuestres que ejercen como cosacos y realizan acrobacias sobre los caballos, domadores de elefantes… El circo Gottani es uno de los más antiguos de España y pertenece a una misma familia. Durante diferentes generaciones, este espectáculo continúa en manos de los descendientes de los fundadores.

Originario de Italia, lleva décadas operando en la Península Ibérica. Su historia se remonta dos siglos, hasta pleno siglo XIX. En ese entonces un hombre forzudo llamado Ariodante Gottani instauró un espectáculo de variedades más de los muchos que funcionaban por aquellos tiempos. Tuvo once hijos, nueve varones y dos mujeres. A partir de ahí comenzó la historia de un circo que mantienen todavía las tradiciones circenses hoy ya criticadas por todo el mundo. Un siglo después, el circo que nació como europeo empezó a funcionar solo en España, pero manteniendo la esencia familiar y, por supuesto, los animales salvajes.

Este negocio no está exento de polémica. Hace unos años, concretamente en 2013, una tigresa atacó en plena actuación a uno de los domadores. Al terminar, los empleados le propinaron una enorme paliza al animal. Así lo denunciaba por aquel entonces el Partido Animalista (Pacma). El animal terminó siendo sacrificado.

Este mismo lunes, la asociación animalista Libera denunció otros tres hechos relacionados con el circo Gottani, el circo de las cinco elefantas hermanas, el circo de Dana.

Libera explicó este martes una versión muy diferente de los hechos y de la historia de este negocio. Según la asociación animalista, los elefantes fueron capturados en la naturaleza en distintas zonas de Asia y desde entonces eran explotados por el circo Gottani. Además, según esta misma asociación, el espectáculo cuenta con tres expedientes sancionadores más tan solo en Galicia.

Incinerada

Una de las elefantas supervivientes.

Una de las elefantas supervivientes.

“Lo ideal sería que no viajaran de ninguna manera. Los circos están eximidos cumplir materia de legislación en transporte de animales. A los animales los meten amontonados en esos camiones, uno detrás de otro, en un trailer. Toda la carga de las toneladas que pesa un elefante. Imagínate. No lo vamos a consentir”. Silvia Barquero es presidenta de Pacma y explica a EL ESPAÑOL cómo se desplazó con todo su equipo este martes al lugar de los hechos. Allí pudo comprobar el estado en el que se encontraban las cuatro elefantas supervivientes.

Aturdidos, los ejemplares fueron atendidos durante la mañana del martes por un veterinario. Una de las elefantas no podía ni apoyar la pierna en el suelo. Otra todavía conservaba las heridas en el lado derecho de la cara.

Horas después, el cuerpo de Dana permanecía en una de las cunetas y varios de los responsables del circo estuvieron abrazándolo desconsolados durante largos minutos. Ellos dicen que llevan en el negocio toda la vida, que quieren a los animales como si fueran sus hijos. “El domador de Dana la conoce desde que él tenía 12 años. Está destrozado”, apuntan fuentes cercanas al circo Gottani.

Dana será incinerada. Las otras cuatro permanecerán 72 horas siendo atendidas en Hellín. La función en el pueblo albaceteño está cancelada. Sin embargo, desde el circo, planean este fin de semana retomar su camino y volver a la carretera. No hay que esperar un minuto más. Hasta un siguiente destino en el que exhibir a las hermanas elefantas.

Una de las elefantas del circo Gottani en plena acción.

Una de las elefantas del circo Gottani en plena acción.