Improvisado altar para el niño Gabriel, asesinado el pasado 27 de febrero.

Improvisado altar para el niño Gabriel, asesinado el pasado 27 de febrero.

Reportajes

Peregrinación al altar de Gabriel: más de un centenar de personas lo visitan al día

Desde hace días, las velas, las flores y las cartas se agrupan en un rincón del centro de Almería para rendir homenaje y presentar sus respetos al pequeño asesinado el 27 de febrero de este año. 

Desde el día que se conoció la muerte de Gabriel, hay en Almería un espacio conocido como 'La Ballena' que está lleno de dibujos, peluches y velas en memoria del pequeño asesinado el 27 de febrero por la novia de su padre, Ana Julia Quezada. Ahora ese lugar se ha convertido en un lugar en el que rendirle tributo e ir a presentar los respetos al niño de ocho años.
Velas, ramos de flores, mensajes de apoyo, amuletos, obsequios... Centenares de objetos se acumulan ya a los pies de un improvisado altar en el que se agrupan las muestras de solidaridad con los padres del pequeño. Decenas de personas visitan cada día este emplazamiento.Los rezos enfrente del lugar son habituales. También la lectura de poemas o cartas. También el pasar y detenerse en silencio, aguardando unos minutos, presentando los respetos al pequeño asesinado hace ya un mes en Rodalquilar (Almería).

El futuro de 'La Ballena'

Entretanto, las instituciones tratan de valorar cómo regularizar este espontáneo y sentido homenaje en las calles al niño Gabriel. El Ayuntamiento todavía no ha tomado una decisión sobre qué hará en el futuro con 'La Ballena'. Tan solo quiere que pase el tiempo y acordar con los padres del pequeño elegir un lugar diferente o mantener la actual localización.

Uno de los lugares propuestos por la ciudadanía es el Paseo Carmen de Burgos, en la propia ciudad de Almería. También se están barajando Las Almadrabillas o la Fuente de los Peces, situada en ell parque Nicolás Salmerón. 

Desde el consistorio se ha afirmado que todas las ofrendas llevadas en las últimas tres semanas hasta ‘La Ballena’, ubicada frente a la bocana del puerto almeriense y junto al Cable Inglés, se mantendrán de forma indefinida y no se retirarán de momento, con lo que los servicios de limpieza que allí trabajan únicamente se encargan de adecentar la zona respetando los presentes en homenaje al pequeño Gabriel Cruz.