Reportajes

Velas de dolor y recuerdo en el camino en el que Ana Julia se llevó a Gabriel para matarlo

Medio centenar de vecinos de la comarca de Níjar se han concentrado este viernes en una vigilia espontánea junto a la casa de la abuela, en el lugar donde desapareció el menor.

Vecinos llegados de distintos pueblos de la comarca de Níjar han realizado este viernes por la noche una vigilia de despedida en la barriada de Las Hortichuelas, en el camino donde Ana Julia se llevó al pequeño Gabriel, cerca de la casa de su abuela, para después matarlo. Las personas congregadas, alrededor de medio centenar, según ha explicado la portavoz familiar a EL ESPAÑOL, han iluminado el camino con docenas de velas y han guardado silencio en recuerdo del niño.

Vigilia en recuerdo de Gabriel

La vigilia se ha convocado de forma espontánea, de hecho no ha contado con la participado de Patricia y Ángel, los padres de Gabriel, pues no se encontraban en ese momento en la vivienda. La portavoz ha acudido en representación de la familia.

Esta es una de las muchas muestras de solidaridad que recorren estos días España, y en especial Almería, tras conocerse el fallecimiento del pequeño Gabriel Cruz tras casi dos semanas de búsqueda. El domingo pasado, poco después de la detención de Ana Lucía y el descubrimiento del cadáver, unas 12.000 personas se congregaron espontáneamente en la Puerta de Purchena, en Almería, para guardar cinco minutos de silencio, un convocatoria a la que muchos acudieron con 'pescaítos' en la solapa.