Glenda está desaparecida desde el 13 de febrero.

Glenda está desaparecida desde el 13 de febrero. E.E

Reportajes

Seis días sin Glenda, la joven de 15 años que se escapó de un centro de menores en Segovia

Sus padres aseguran que no es la primera vez que desaparece, pero siempre llamaba para decir que "estaba bien".

Tanto Cristina como Alberto intentan lograr la mayor difusión posible en sus cuentas de Facebook al grito de “¡por favor, hija, aparece!”. No hay rastro de Glenda, de 15 años, desde el pasado 13 de febrero, cuando salió de la residencia Juan Pablo II de Segovia para celebrar el carnaval.

Su desaparición ya se ha denunciado tanto en la Comandancia de la Guardia Civil como en la Comisaría de Policía. Aunque no es la primera vez que Glenda se va de casa o de la residencia de menores de acogida donde vive, siempre daba, en estos casos, señales de vida. Llamaba para decir a sus padres que estaba bien. Esta vez no. De ahí la alarma generada tras seis días de desaparición.

El 13 de febrero, Glenda, de cabello claro y un aspecto físico que la hace aparentar más años de los que tiene, salió de la residencia con un permiso para celebrar el Carnaval. No regresó.

Según las primeras pesquisas, cuenta El Norte de Castilla, los cuerpos de seguridad la sitúan en Lérida, “donde reside un joven de ascendencia búlgara que salía con la chica”. Esta vez, Cristina, la madre de Glenda, no ha recibido ningún mensaje, como solía ocurrir un día o dos después de escaparse en anteriores ocasiones.

Este domingo por la mañana, la madre de Glenda acudió a comisaría para informar de una llamada telefónica recibida, según los agentes, desde una cabina de Huesca. Al parecer, Cristina habría escuchado: “Un señor, no puedo decir si joven u hombre, con un perfecto español, me ha dicho que no me preocupe, que mi hija está muy bien cuidada y que hablará cuando ella quiera”.

Tanto Alberto como Cristina insisten: “¡Esto es un sinvivir!”. Ha pasado casi una semana desde la última vez que tuvieron noticias de su hija de quince años.