Hospital de Úbeda donde han tratado al menor supuestamente agredido.

Hospital de Úbeda donde han tratado al menor supuestamente agredido. Efe

Reportajes

Investigan la supuesta violación grupal a un menor de 9 años en un colegio de Cazorla (Jaén)

La agresión se habría producido a la hora del recreo y están implicados cuatro compañeros de centro de entre 12 y 14 años.

La Fiscalía de Menores de Andalucía ha abierto una investigación por una posible violación grupal a un niño de 9 años en el patio de un colegio de la zona de Cazorla (Jaén) por parte de varios compañeros.

El menor acudió el pasado viernes al hospital San Juan de la Cruz de Úbeda, según informa la Cadena Ser, tras haber sufrido la violación y la exploración reflejó lesiones que coincidirían con una violación con penetración.

La violación grupal habría sucedido en el interior del colegio a la hora del recreo y, al parecer, estarían implicados cuatro alumnos de entre 12 y 14 años del mismo centro y de la misma localidad.

Al parecer, y según la misma cadena de radio, el menor venía sufriendo este tipo de agresiones desde hace meses, aunque nunca episodios tan graves, siempre a manos del mismo grupo de escolares.

El chico no había dicho nada por las presiones y las amenazas que sufría.

Inspección de la Consejería de Educación andaluza ha abierto una investigación aunque el centro asegura que no supo nada de lo que había ocurrido hasta que recibieron una llamada de la Junta hasta este miércoles.

Los agresores, expulsados

Cuatro niños de entre 12 y 14 años que cursan primer y segundo curso de la ESO han sido expulsados como medida cautelar del centro educativo por su presunta participación en la violación.

La violación, que se conoció ayer, se produjo dentro del centro y a la hora del recreo, según el testimonio de la familia del menor agredido, ha explicado a los periodistas la consejera andaluza de Educación, Sonia Gaya, quien ha calificado los hechos de "muy graves, gravísimos". Este extremo está siendo investigado tanto por la Guardia Civil, cuyos agentes se encuentran esta mañana en el centro educativo, como por la Consejería de Educación.

El menor agredido no está asistiendo al colegio como medida de precaución, pero la consejera ha asegurado que no sabe cómo se encuentra porque su familia no ha querido dar detalles sobre su estado, de modo que lo que se conoce acerca de su situación sanitaria es lo que se ha comunicado mediante la aplicación del protocolo del centro sanitario que lo atendió.