Teresa Valdenebro oficiando la boda de la hija de uno de sus concejales.

Teresa Valdenebro oficiando la boda de la hija de uno de sus concejales. Diario Ronda

Reportajes

La boda que 'falsificó' la alcaldesa de Ronda para que la Junta pagara la luna de miel

La socialista Teresa Valdenebro ha sido imputada por un delito de falsedad documental. Rubricó hasta seis documentos en los que constaba que una fecha distinta a la del enlace que realmente ofició. El resultado: la novia -hija de un concejal de la corporación rondeña- pudo disfrutar de un permiso laboral en el hospital de la comarca.

Es sábado a mediados de junio. Brilla el sol sobre el municipio malagueño de Ronda. Laura y Adrián están a punto de dar el gran paso: en pocos minutos serán marido y mujer. Lo tienen todo medido. Son meses de preparativos, de nervios, de emociones. Y el reciente contrato eventual de la novia no iba a chafarlo todo. No, si podían evitarlo.

La boda parecía de cuento. El escenario era inigualable: una finca propiedad del padre de Laura, José María Jiménez Gil, que es -en ese momento- concejal de la corporación local, con el Tajo como marco. Todo estaba listo, pero la novia recibe una noticia: la fecha de inicio de su nuevo contrato como enfermera eventual en el Hospital de la Serranía de Ronda, de titularidad de la Junta de Andalucía. Es el miércoles 21. Y ella debía estar esos días en Nueva York, de luna de miel con su flamante marido.

La solución fue poner sobre el papel que el enlace tuvo lugar cuatro días más tarde de lo que fue en realidad. Los documentos que acreditan su celebración -hasta seis, en total- están rubricados por la propia alcaldesa rondeña, Teresa Valdenebro (PSOE). Fue ella, además, la encargada de oficiar la ceremonia el día 17 de junio de 2017, pese a que firmara que sucedió el 21. La regidora ha acabado imputada por estafa documental este mismo martes, siete meses después.

La boda se celebró sobre el papel cuatro días más tarde.

La boda se celebró sobre el papel cuatro días más tarde. ABC

Suena la música. Entran primero los invitados, entre los que se encuentran varios concejales del equipo de gobierno municipal. Después, el novio. Llega la propia alcaldesa, vestida para la ocasión con un traje fucsia con pamela a juego. Y, finalmente, la novia del brazo de su padre.

Al enlace no le faltaba ni un detalle: ceremonia al aire libre, banquete de varios platos, barra libre para los invitados y una zona de photocall para que los convidados puedan inmortalizar sus recuerdos del que se suponía que sería el día más feliz de la pareja. Unos listones de madera a modo de decorado que reza en letras grandes “Boda Adrián y Laura. 17-6-17”.

Dimisión del padre, multa a la novia

Desde ese momento todo cambió. El padre de Laura, José María Jiménez, tuvo que dimitir. La alcaldesa intenta, aún a día de hoy, hacer ver que ella no vio la fecha en los documentos que firmaba. Y la novia, que fue contratada como enfermera de forma eventual durante el verano y ya nada tiene que ver con el Servicio Andaluz de Salud (SAS), tuvo que hacer frente a una sanción económica de 1.046,60 euros. Es la cantidad proporcional a los quince días de vacaciones que utilizó sin que le correspondieran, puesto que no era trabajadora pública cuando se casó.

Según diversas fuentes que cita el diario ABC, que avanzó la noticia en su edición andaluza, el retrasar la fecha oficial de la boda esos cuatro cruciales días podría haber servido a la novia para disfrutar de unas vacaciones remuneradas de 15 días con cargo al erario público. Porque el día 21 era la primera jornada laboral de Laura en su nuevo puesto de trabajo. Así que el atrasar la fecha de la boda, con el contrato ya iniciado, sí que le permitía solicitar el permiso retribuido de quince días que a cualquier trabajador con contrato en vigor le corresponde por contraer nupcias.

La alcaldesa, de fucsia, rodeada por tres de sus concejales en el enlace.

La alcaldesa, de fucsia, rodeada por tres de sus concejales en el enlace. Diario Ronda

Porque Laura lo solicitó. Pidió el permiso por matrimonio al SAS con un formulario tipo el 15 de junio, sólo dos días antes de su boda real. En el documento aparece que el hecho causante de la petición es la celebración de su enlace el día 21, cuando ella ya estaba de luna de miel. También se especifica en el papel que falta por “entregar el certificado de matrimonio o certificado de inscripción en el registro de parejas de hecho”.

El artículo 13 del Manual de vacaciones, permisos y licencias del personal de centros e instituciones sanitarias del Servicio Andaluz de Salud estipula que el permiso ha de solicitarse con al menos veinte días de antelación. Laura Jiménez lo hizo sólo 48 horas antes.

Padre, hija y alcaldesa imputados

El concejal y padre de la contrayente reconoció su implicación en el caso boda, tal y como se conoce la historia desde que el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Ronda abriera diligencias previas a instancias de la Fiscalía, que habría encontrado indicios de delito. Tanto él y su hija -como ahora la propia alcaldesa Valdenebro- han sido imputados como investigados.

La regidora siempre ha mantenido que ella no tiene nada que ver. Que nada sabía, que es inocente. Que ella no vio que la fecha estaba cambiada en hasta seis documentos del expediente de la boda que ella misma oficiaba. Que firmó el acta matrimonial sin leer lo que ponía en el documento oficial.

El primero de ellos, según Diario Ronda, es la propia portada del expediente, en la que aparecía la fecha 21 de junio. El segundo es el referente a la instancia de solicitud; el tercero, el del pago de las tasas municipales. El cuarto documento oficial en el que también aparecen las fechas cambiadas es en el que se solicita la designación de un concejal para que la oficie. El quinto es el de la comunicación del nombramiento del edil que dirigirá el enlace. El sexto documento es el acta de la boda en sí. Además, afirma el periódico, en dos de los escritos se habría sobreescrito varias veces sobre la fecha señalada.

El exconcejal José María Jiménez siempre ha intentado apartar a la alcaldesa del embrollo. Valdenebro, afirmaba vehemente, "no ha intentado favorecer a nadie". Hasta ahora. El padre de la novia ha cambiado su declaración ante la jueza que instruye el caso. Apuntaba directamente al Ayuntamiento, a que Valdenebro era conocedora de la modificación en la fecha del acta de la boda de su hija.

Este viernes, la alcaldesa acudirá a la sede judicial. Han pasado siete meses desde el enlace maldito. Valdenebro está citada a las 10 de la mañana. Allí, al fin, se someterá a las preguntas de la magistrada. Toda la oposición le ha exigido su dimisión. Pero ella resiste. Aunque dice que no es "una situación agradable".