Retrato robot del violador de El Maresme / ATLAS.

Retrato robot del violador de El Maresme / ATLAS.

Reportajes

Este es el retrato robot del violador del Maresme que desfiguró a su víctima

Los Mossos también disponen de una imagen del sospechoso captada por las cámaras de seguridad de la zona.

Los Mossos d'Esquadra han elaborado un retrato robot del sospechoso de la violación y agresión de una mujer en Sant Andreu de Llavaneres (Barcelona) y han obtenido una fotografía del hombre captada por cámaras de seguridad de la zona, según han informado a Efe fuentes de la investigación.

Según refleja el retrato, los Mossos buscan a un hombre joven, de entre 30 y 35 años y de alrededor de 1,65 metros, de piel morena y cabello negro, corto y rizado.

La violación sucedió la mañana del pasado 28 de diciembre en las cercanías de la estación de tren de Sant Andreu de Llavaneres, situada cerca de la escollera marítima de la población.

En el marco de su investigación para identificar al autor de la agresión, los Mossos d'Esquadra han podido elaborar un retrato robot del sospechoso, a partir de la descripción de la víctima, según las fuentes.

Además, los Mossos también disponen de una imagen del sospechoso captada por las cámaras de seguridad de la zona, según las fuentes. El día de la violación, el hombre vestía chándal oscuro y una sudadera con capucha y, según los investigadores, se trata de una persona de origen extranjero, "posiblemente marroquí".

La víctima, vecina de Mataró (Barcelona) de 42 años, fue abordada por un hombre que la golpeó brutalmente, hasta desfigurarle la cara, la violó y la arrojó gravemente herida entre las rocas del espigón de Sant Andreu.

La mujer llegó a pie hasta la estación de tren de Sant Andreu, malherida, donde fue atendida por personal de la cantina y trasladada a un centro hospitalario.

Los Mossos, que en el marco de su investigación indagan en el entorno personal de la víctima, han tomado ya declaración a varios testigos.

El titular del juzgado de instrucción número 2 de Mataró (Barcelona) ha abierto una causa por los delitos de agresión sexual, lesiones y robo con violencia, puesto que, según la denuncia de la mujer, el violador se llevó también las pertenencias de la víctima tras arrojarla entre las rocas del espigón.

Desfigurada y arrojada entre las rocas

La violación sucedió la mañana del pasado 28 de diciembre en las cercanías de la estación de tren de Sant Andreu de Llavaneres, situada cerca de la escollera marítima de la población.

La Policía catalana ha abierto una investigación para aclarar las circunstancias de la violación e identificar al autor de la agresión sexual, aunque por el momento no ha detenido a nadie en relación con los hechos.

Al mismo tiempo, los Mossos están buscando a tres testigos que habrían visto a la víctima, después de haber sido violada, y que abandonaron el lugar sin prestarle auxilio pese a los gritos de socorro que profería.

La mujer fue abordada cerca de la estación de tren de Sant Andreu de Llavaneres por un hombre que la golpeó brutalmente, hasta desfigurarle la cara, la violó y la arrojó gravemente herida entre las rocas del espigón de Sant Andreu.

Malherida, la mujer llegó a pie hasta la estación de tren de Sant Andreu, donde fue atendida por personal de la cantina y trasladada a un centro hospitalario.

Los Mossos d'Esquadra han tomado declaración a varios testigos y están trabajando para identificar al autor de la agresión sexual, para lo que también indagan en el entorno personal de la víctima