El avión del teniente Fernando Pérez se estrelló en la maniobra de despegue, en Torrejón.

El avión del teniente Fernando Pérez se estrelló en la maniobra de despegue, en Torrejón. EFE

Reportajes La muerte del teniente Pérez

Todo lo que falló para que el F-18 del teniente Pérez se estrellase en Torrejón

Una comisión se ha hecho cargo de las pesquisas; la aeronave perdió fuerza y el piloto no se eyectó.

Gonzalo Araluce

La tragedia se desató al término de la pista de despegue de la base aérea de Torrejón de Ardoz. Eran las once de la mañana de este martes, 17 de octubre, cuando los coches que circulaban por las inmediaciones advirtieron una bola de fuego y una densa humareda. No lo sabían, pero la escena estaba motivada por el accidente de un F-18 del Ejército del Aire. El teniente Fernando Pérez Serrano, de 26 años, resultaba muerto.

Inevitablemente, la memoria se traslada al episodio que tuvo lugar cinco días en la base aérea de Los Llanos (Albacete): el capitán Borja Aybar se estrellaba con su Eurofighter y perdía la vida tras su participación en el desfile del 12 de octubre, en Madrid.

Imagen del avión F-18 accidentado en la base de Torrejón de Ardoz.

Imagen del avión F-18 accidentado en la base de Torrejón de Ardoz. Twitter

Ambos episodios guardan -desde el punto de vista técnico- un elemento en común: los accidentes se produjeron en las maniobras más sensibles en este tipo de vuelos, el despegue y el aterrizaje. Y en ambos casos, los pilotos no pulsaron el botón de eyección, que expulsa el asiento de la aeronave.

Según apuntan fuentes de Defensa, la Comisión para la investigación técnica de accidentes de aeronaves militares (CITAAM), dependiente del propio Ejército del Aire, es el organismo encargado de investigar y esclarecer qué falló en ambos casos.

Un error en el motor

En el caso del teniente Fernando Pérez Serrano, accidentado en la base de Torrejón de Ardoz, se conocen una serie de detalles significativos. 

El teniente Fernando Pérez acumulaba 700 horas de vuelo.

El teniente Fernando Pérez acumulaba 700 horas de vuelo. Defensa

El piloto arrancaba con este vuelo un "vuelo de instrucción normal", apuntan las mismas fuentes. Teniendo en cuenta los informes, Fernando Pérez, pese a su juventud (26 años) era un avezado piloto. No en vano había conseguido ser el número uno de su promoción, la 65ª del Ejército del Aire. Un mérito que le valió la Cruz del Mérito Aeronáutico. Sumaba, además, 700 horas de vuelo.

Los indicios apuntan en este caso a que el fallo pudo ser mecánico. De acuerdo a las primeras pesquisas, el F-18 (un avión que puede alcanzar una velocidad de 1,8 Mach, o 2.222 kilómetros por hora) no logró despegar con toda la potencia que requería.

"Un avión F-18, perteneciente al Ala 12 del Ejército del Aire, ha sufrido un accidente esta mañana en la Base Aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid) cuando realizaba la maniobra de despegue y a causa de una pérdida de potencia en el aparato", apuntaba un portavoz de Defensa.

Se estrelló en un lateral de la pista

La agencia EFE, citando a un ingeniero aeronáutico, extrabajador del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA), apunta a que el siniestro "ocurrió a unos 100 o 200 metros de la pista" de la base aérea, que con una extensión de 5,5 kilómetros es la más larga de Europa.

El F-18 entró en servicio en España en 1986

El F-18 entró en servicio en España en 1986

Los primeros informes indican que la aeronave se estrelló en un lateral de la pista y no al término de la misma. Concretamente, en un descampado ubicado en las inmediaciones del centro comercial Parque Corredor, pero aún dentro de la base aérea.

El Ministerio de Defensa apunta que el piloto "no pudo eyectarse del aparato".

La titular de la cartera, María Dolores de Cospedal, pedirá comparecer en el Congreso de los Diputados para explicar las circunstancias de este accidente y las del que se produjo en Los Llanos.

La investigación del suceso

El Ejército del Aire ha abierto una investigación para determinar los motivos por los que falló el motor del avión. Los F-18 son unas aeronaves que llegaron hace 30 años a las Fuerzas Armadas. De fabricación estadounidense (de la firma Mc Donnell Douglas), cada unidad tiene un coste de 80 millones de euros.

Las Fuerzas Armadas cuentan con una flota de 96 F-18, desplegadas en diferentes misiones, desde la patrulla aérea en los países Bálticos hasta operaciones de la OTAN.

En España ha habido once accidentes de aviones F-18, con un balance de tres víctimas mortales. A continuación reproducimos la lista de accidentes de estas aeronaves:

07/11/1988.- Un avión F-18 se estrella por un fallo en los motores en la sierra de La Muela, a 15 kilómetros de Zaragoza; el piloto saltó en paracaídas y resultó ileso.

15/11/1988.- Un F-18 y un Hércules 130, con base en Zaragoza, colisionan en pleno vuelo tras haber iniciado operaciones de aterrizaje y despegue, respectivamente; daños de escasa consideración.

28/11/1991.- Un F-18 de la base aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid) se estrella en el campo de tiro de las Bárdenas Reales, en Navarra; el teniente del Ejército el Aire que lo pilotaba falleció en el accidente.

16/08/1994.- Un F-18 colisiona con un ave de gran tamaño (probablemente un buitre), mientras participaba en un ejercicio de entrenamiento en el polígono de tiro de Las Bardenas Reales (Navarra); un comandante resultó herido.

13/03/2000.- Dos aviones F-18 del Ejército del Aire chocan en pleno vuelo y se estrellan en el término municipal de Ejea de los Caballeros (Zaragoza); falleció un capitán del Ejército del Aire. Un teniente, que consiguió saltar del aparato, sobrevivió al accidente.

11/02/2003.- Un avión militar F-18 cae al mar en aguas próximas a la localidad de Pozo Izquierdo, en la isla de Gran Canaria, sin que se registraran heridos, después de que el piloto saltara del aparato.

02/04/2009.- Un F-18 del Ala 12 del Ejército del Aire se precipita al suelo después de que su piloto saltara cerca del polígono de tiro de Bardenas Reales, al sur de la localidad de Catarroso.

16/06/2009.- Dos aviones F-18 del escuadrón de cazas de la base área de Gando, en Gran Canaria, se estrellan en el mar y sus dos pilotos se salvan tras saltar antes.