El funeral de Blesa, en Linares, lleno de gente de la localidad.

El funeral de Blesa, en Linares, lleno de gente de la localidad.

Reportajes Funeral en Linares

Los favorecidos por Blesa, de la A a la Z, que no estuvieron en su funeral

  • En el funeral por el expresidente de Caja Madrid celebrado este viernes en Linares, no estuvieron ni José María Aznar, ni Díaz Ferrán, ni Pablo iglesias, ni Manuel Jove. Todos le debían algo.
  •  

Noticias relacionadas

En los velatorios no siempre están quienes más tienen que agradecer por lo que el finado hizo por ellos en vida. A veces no están presentes ni con un sencillo ramito de violetas. Es lo que sucedió este viernes durante el funeral de Miguel Blesa en Linares. Dadas las circunstancias trágicas de su muerte, conviene recordar los favores que realizó a lo largo de su vida. Señalar, de la A a la Z,  los nombres de los beneficiarios. No están todos los que son, pero sí son todos los que a continuación se detallan.

A: Aznar, José María. En realidad, se podría ampliar a toda la familia, llegando con esa A hasta Alejandro Agag y a su hermano Carlos (Blesa recomendó a los dos hermanos Agag a la compañía EINSA, empresa de fabricación de materiales para la aviación civil y militar de la que él fue consejero, para que intermediaran con distintos países como Angola, Cuba, Venezuela y Libia).

Compañero de pupitre de José María Aznar en la Academia donde ambos prepararon sus oposiciones a la Inspección de Hacienda, sus atenciones con el ex presidente del Gobierno fueron siempre de máxima confianza: desde hacerle la declaración del IRPF hasta convertirse en sus ojos en el nido de víboras que era la tesorería y gerencia de AP en la calle Génova, cuando Aznar fue elegido presidente del partido en 1989.

Blesa era conocido como Michi por los Naseiro, Ángel Sanchís, Álvaro Lapuerta y Bárcenas de entonces. Aznar le pagó su lealtad con la presidencia de Caja Madrid. Finalmente, todo saltó por los aires cuando Blesa no dio la autorización a la compra de unas obras de arte de Gerardo Rueda, pintor amigo de José María, por 54 millones de euros.

Aznar Botella, José María, hijo del ex presidente del Gobierno, le transmitió en julio de 2009 a Blesa su decepción por lo ocurrido: “Con los pelos que se ha dejado por ti y han sido muchos me parece impresentable lo que has hecho o no has hecho. No se merecía esta decepción”.

Abejas, Pablo (presidente que fue de la comisión de control de Caja Madrid); Aguirre, Esperanza (ex presidenta de la Comunidad Autónoma de Madrid) Acosta; José (militante del PSOE y miembro que fue del consejo de administración de la caja); Amat Roca, Matías (ex director de negocios en Caja Madrid); Astorqui, Juan (ex director de comunicación de Caja Madrid).

José María Aznar y Miguel Blesa posan juntos para una foto.

José María Aznar y Miguel Blesa posan juntos para una foto.

B: British Airways. En 2007, con Miguel Blesa de presidente, Caja Madrid se convirtió en la primera accionista de Iberia. Al año siguiente, 2008, con Blesa todavía al frente de la caja madrileña se anunció el acuerdo con la aerolínea británica. Hoy las dos entidades están fusionadas y la entidad resultante, International Airlines Group IAG, es la tercera mayor aerolínea del mundo en términos de ingresos anuales y el segundo mayor grupo de Europa.

Botella, Ana (esposa de José María Aznar y amiga íntima de Mª José Portela primera mujer de Blesa); Brewer, Harol (administrador de CNB Aviation LLC empresa propietaria del avión del Banco Nacional de Florida).

C: CCOO, esto es, Comisiones Obreras. Este sindicato fue el aliado más leal y fiel de Miguel Blesa durante su presidencia en Caja Madrid. Todo empezó el 6 de septiembre de 1996, cuando el PP firmó un pacto secreto con Comisiones Obreras para controlar Caja Madrid. El acuerdo quedó recogido en un documento de 8 folios y 19 cláusulas.

El pacto de poder, al que luego se sumaría Izquierda Unida, garantizaba la presidencia de la entidad a Miguel Blesa, concediendo a CCOO un trato preferente en el consejo de administración y en el diseño de las políticas de personal y estratégicas de Caja Madrid. En virtud de estos acuerdos, el comunista José Antonio Moral Santín fue alzado a la vicepresidencia de la entidad financiera.

D: Díaz Ferrán, Gerardo. Díaz Ferrán fue un viejo conocido de Miguel Blesa, quien le ayudó a lo largo de los años en los que Ferrán se mantuvo en el consejo de Caja Madrid, desde 2002 hasta principios de 2010; primero en representación de CEIM y posteriormente como presidente de la CEOE. El 18 de noviembre de 2008 Caja Madrid concedió (siendo Díaz Ferrán consejero de la entidad) dos créditos a sendas sociedades del entonces jefe de la patronal española: Holdisan y Parihol. El importe total de los créditos fue de 24 millones de euros.

La finalidad de la operación era dotar de tesorería (liquidez) a otras dos empresas del grupo: Viajes Marsans y Air Comet. En junio de 2013, la Audiencia Provincial de Madrid decidió anular la causa que investigaba la concesión de estos créditos al entender que la reapertura de las actuaciones realizada por el entonces juez Elpidio Silva no estaba suficientemente motivada. Finalmente, en 2015 el Tribunal Supremo condenó a Elpidio Silva a 17 años de inhabilitación por haber prevaricado durante la instrucción de este Sumario.

Díaz Ferrán en la Audiencia Nacional

Díaz Ferrán en la Audiencia Nacional EFE

E: Espinar, Ramón. El Espinar del PSOE, no el Ramón Espinar de Podemos. Ramón Espinar Gallego, consejero de Caja Madrid desde 1995 a propuesta del Partido Socialista. Llegó a ser vicepresidente con Miguel Blesa. Es uno de los condenados por el caso de las “tarjetas black” a un año de prisión y multa de seis meses (cuota diaria de 20 euros) por un delito continuado de apropiación indebida.

Mientras su hijo, Ramón Espinar Merino, escribía en Twitter “somos los hijos de los obreros que nunca pudisteis matar. Los nietos de los que perdieron la Guerra Civil. Impunidad la vuestra” su padre era condenado por haber gastado con el plástico negro de la caja 178.400 euros entre los años 1995 y 2010. Entre los gastos, viajes de esquí a Huesca, Lérida y compra de productos de lujo en Purificación García, Hermes y Loewe. Los favores obtenidos por Ramón Espinar son representativos de los que recibieron el resto de 65 condenados por la utilización indebida de estas tarjetas.

F: Fernández Ordóñez, Miguel Ángel. Ex gobernador del Banco de España que en marzo de 2017 llegó a declarar como investigado por la presunta salida fraudulenta de Bankia (heredera de Caja Madrid) a Bolsa. Ante la pregunta del abogado Herzog sobre si alguien desde el Banco de España hizo alguna gestión para colocar parte del tramo institucional de las acciones, Mafo contestó que “es impensable que el regulador le pida un favor a un regulado.

Pero en la España de los favores todas las dudas son pocas, de ahí que todavía exista la perplejidad, en relación con la labor supervisora e inspectora del Banco de España, y que no fuera capaz de detectar primero, e impedir después, no solamente la salida a Bolsa de una entidad quebrada, sino mucho antes, la concesión de créditos millonarios de muy dudoso cobro, la comercialización salvaje de productos financieros de alto riesgo (preferentes y deuda subordinada) o la compra deficitaria del City National Bank of Florida, por poner sólo unos ejemplos.

También Fernández, Arturo (presidente que fue de la CEIM y consejero de Caja Madrid).

H: “Hipotecaria Mexicana Su Casita” o “Habana Corporación Financiera”, las dos empiezan con H. El escritor Jardiel Poncela publicó “Amor se escribe sin hache” para reírse de las novelas de amor de su época. Miguel Blesa utilizó estas dos sociedades, que sí se escriben con hache, para abrirse paso con sus proyectos financieros en América.

El Caribe era una de sus obsesiones. “Hipotecaria Mexicana Su Casita” supuso unas pérdidas para Caja Madrid de 95 millones de euros consecuencia del estallido de la crisis de las hipotecas subprime en el mercado mexicano. “Habana Corporación Financiera” todavía sigue operando en Cuba, a pleno rendimiento, como delegación de Bankia en un país y una isla con importantes expectativas de negocio.

I: Iglesias Pablo. El líder de Podemos también resultó agraciado por la gestión de Blesa en Caja Madrid. En este caso por su Fundación. Pablo Iglesias obtuvo una beca para cursar un posgrado de Filología Hispánica por la Universidad de Cambridge en Inglaterra.

Fue en 2007 cuando el hoy diputado estrechó la mano del banquero y la del entonces príncipe de Asturias, Felipe de Borbón. Y de paso recibió un cheque de 15.476,53 euros. Él ha explicado que asistió “obligado” y que consiguió la beca gracias a su “expediente académico y curriculum”, añadiendo que por lo que no pasó fue por “vestir de etiqueta” en una “ceremonia, propia de otros siglos”.

Iglesias, dándole la mano al entonces Príncipe Felipe. A la derecha, Miguel Blesa le entrega la beca de Bankia.

Iglesias, dándole la mano al entonces Príncipe Felipe. A la derecha, Miguel Blesa le entrega la beca de Bankia.

J: Jove, Manuel. Presidente de Fadesa vendió en 2006 su sociedad a Fernando Martín, Martinsa, gracias a un crédito sindicado liderado por la Caja de Miguel Blesa de 4.000 millones de euros. El destino estaba escrito y. finalmente, en junio de 2008, la nueva sociedad, Martinsa Fadesa, con la caída del mercado inmobiliario y al no poder hacer frente al pago de su millonaria deuda, suspendió pagos.

K: Bankia. En el país de los ciegos el tuerto es el rey. La entidad presidida hoy por Goirigolzarri tiene que estar agradecida a Blesa, porque, dentro del desatre, su Caja era la mejor de todas las que acudieron a la llamada “fusión fría” patrocinada por el Gobierno de Zapatero en 2010. De las siete cajas congeladas (Bancaja, Caja de Canarias, Caja de Ávila, Caixa Laietana, Caja Segovia, Caja Rioja y Caja Madrid) la de Blesa era la mejor de todas.

L: Leonard Abess, presidente que fue del City National Bank of Florida (CNBF). Gracias a Miguel Blesa, Abess pegó el pelotazo de su vida. En noviembre de 2008, vendió su participación en el CNBF a Caja Madrid por más de 800 millones de dólares. Y, además, se permitió el lujo de repartir el “bonus” que le correspondía, otros 60 millones de la misma moneda, entre las 399 personas que regularmente trabajaban para él en el Banco y otras 72 que solían hacerlo.

El presidente de EE.UU., Barack Obama, reconoció públicamente la valía del banquero norteamericano en un discurso pronunciado en la Casa Blanca en febrero de 2009.

M: Monteverde, Carlos. Compañero de cacerías y viajes de Miguel Blesa. En febrero de 2010, Miguel Blesa compró por 2,15 millones de euros un chalet en La Florida al Banco del Espíritu Santo, propiedad que había pertenecido al empresario inmobiliario Carlos Monteverde, protagonista de una de las quiebras del ladrillo más importantes de nuestro país. Blesa pudo pagar a tocateja, primero con un cheque bancario de 200.000 euros a modo de entrega a cuenta y el resto mediante otro cheque bancario debidamente conformado.

Martín Villa, Rodolfo (ex presidente de Endesa y compañero de consejo de Blesa en Caja Madrid durante la presidencia de Jaime Terceiro); Martín, Fernando (presidente que fue de Martinsa Fadesa gracias al crédito sindicado de 4.000 millones de euros que le concedió Caja Madrid); Moral Santín, José Antonio (ex vicepresidente de la caja durante la época de Blesa).

N y la Ñ: “Ni de coña”. El 21 de mayo de 2009, Enrique de la Torre, ex secretario general de Caja Madrid, le decía a Miguel Blesa por correo que la Comisión de Auditoría de la Caja “ni de coña” intervendría para auditar la compra de un BMW blindado por un importe total de 510.727 euros.

El escándalo había afectado al Partido Popular de Esperanza Aguirre al salir publicada la información en El Mundo. La entonces presidenta de la Comunidad de Madrid exigió explicaciones, y Blesa se las dio, a su manera, al declarar que el vehículo era incómodo.

Esperanza Aguirre y Miguel Blesa durante una comparecencia en 2006.

Esperanza Aguirre y Miguel Blesa durante una comparecencia en 2006.

O: Obelisco de Santiago Calatrava en la Plaza de Castilla de Madrid. Uno de los monumentos más feos de la capital de España, lo que tiene su mérito. Fue un obsequio de Blesa a la ciudad de Madrid con motivo del trescientos cumpleaños de la caja. Finalmente resultó un regalo envenenado. El acuerdo con el ayuntamiento era que la caja pagaba el diseño y la obra y el consistorio su mantenimiento.

El coste de la obra ascendió a 12,9 millones de euros, de los que 9,5 corrieron a cargo de la Fundación Caja Madrid, entonces presidida por Rafael Spottorno, luego jefe de la Casa del Rey, y el resto de los fondos, con cargo a Caja Madrid, que se cedían al ayuntamiento para infraestructuras. El mantenimiento es muy caro, más de 150.000 euros al año, por lo que el ayuntamiento ha decido suspender esta partida.

P: Prasa, la empresa propietaria de la finca donde apareció muerto Blesa. Embargada tras la crisis estaba siendo gestionada por amigos de Miguel Blesa como Rafael Alcaide, presente en el lugar de su muerte y Fermín Gallardo. En plena crisis, Caja Madrid financió a Prasa con 300 millones de euros, que no impidieron que la mercantil cordobesa terminara en la quiebra con más de 2.000 millones de euros en pérdidas.

Paredes, Mª Jesús (secretaria que fue de la Sección sindical de Banca de CC.OO.).

R: Rajoy, Mariano; Ruiz Gallardón, Alberto; y Rato, Rodrigo. El trío de erres del PP. En general todo el PP debía estar agradecido a Miguel Blesa porque, durante muchos años, fue su banquero de referencia. Es verdad que también lo fue de CC.OO., de IU, del PSOE, de UGT y de los empresarios. Porque Caja Madrid era la caja de todos, pero sobre todo del PP de Madrid.

Tanto es así que Mariano Rajoy tuvo que mediar en la crisis final de la entidad para colocar a Rodrigo Rato como solución intermedia entre Manuel Pizarro (candidato de Esperanza Aguirre) y Blesa (candidato de Ruiz Gallardón). Blesa abandonó Caja Madrid el 28 de enero de 2010.

Corinna zu Sayn Wittgenstein participó en la creación en 2007 del fondo de Infraestructuras Hispano-Saudí donde participó también Caja Madrid.

Corinna zu Sayn Wittgenstein participó en la creación en 2007 del fondo de Infraestructuras Hispano-Saudí donde participó también Caja Madrid.

S: Sayn-Wittgenstein, Corinna zu. Princesa Corinna, amiga entrañable del rey emérito Juan Carlos I. Intermediaria en la creación en 2007 del Fondo de Infraestructuras Hispano-Saudi donde participó Caja Madrid que se comprometió a invertir 50 millones de dólares. El objetivo era llegar a los 1.000 millones en varias fases (50% capital español 50% saudí). Finalmente los empresarios españoles llegaron a depositar únicamente 21 millones de dólares. El Fondo se disolvió en 2010 tras cobrar por la gestión del mismo una empresa, Energy & Infraestructure GP Limited, domiciliada en un paraíso fiscal.

T: La Torre Foster y la Torre Kio en Madrid. En 2007, Miguel Blesa compró a Repsol por 815 millones de euros una de las torres edificadas sobre la antigua Ciudad Deportiva del Real Madrid, diseñada por Norman Foster. La antigua Torre Kio de la plaza de Castilla, símbolo de otra burbuja inmobiliaria, se había quedado pequeña para los sueños de grandeza de Blesa.

Hoy la tasación del rascacielos Foster ha perdido más del 50% de su valor. Goirigolzarri y los gestores de Bankia suspiran con una revalorización de su patrimonio con la puesta en marcha de la “operación Chamartín”.

U: UGT. El sindicato UGT también se benefició de la gestión de Blesa al frente de Caja Madrid. En concreto uno de sus consejeros en la entidad, Rafael Eduardo Torres, reconoció que parte de los gastos del sindicato se pagaron con las “tarjetas black” de Caja Madrid. En concreto, 79.076 euros entre enero de 2003 y marzo de 2007.

José Romero está implicado en la trama Astapa y se le atribuyen delitos de cohecho y malversación pública.

José Romero está implicado en la trama Astapa y se le atribuyen delitos de cohecho y malversación pública.

Universidad Complutense de Madrid (Blesa fue presidente de la Fundación General de la Universidad Complutense de Madrid y, durante años, Caja Madrid patrocinó los Cursos de Verano de esta universidad en El Escorial).

V: Vela, Carlos. Carlos Vela fue el director general de riesgos de Caja Madrid que en 2006 dio el visto bueno al crédito sindicado de 4.000 millones de euros por la que Martinsa compró Fadesa. Meses después, Carlos Vela fichó por Martinsa Fadesa como consejero delegado. “Si sale bien me haré millonario. Si sale mal me haré solamente rico”, comentó Carlos Vela a sus compañeros de Caja Madrid cuando anunció su fichaje por la inmobiliaria.

Después de la suspensión de pagos de 2008 de Martinsa Fadesa, sorprendentemente, Carlos Vela regresó a Caja Madrid. Fue tal el escándalo de este viaje de ida y vuelta, que el íntimo amigo de Blesa fue despedido. Eso sí, no se marchó de vacío: recibió una indemnización de 1,5 millones de euros.

X: Partido X – Fue una red ciudadana, denominada Comisión Anticorrupción del Partido X quien se identificó como responsable por la filtración masiva de los correos corporativos de Caja Madrid. El Partido X se presentó a las elecciones al Parlamento Europeo de 2014. Obtuvieron 100.561 votos, un 0,64% del total, insuficiente para obtener representación parlamentaria. Una de sus dirigentes, Simona Levi, llevó en 2016 al teatro con éxito una obra “Hazte Banquero” basada en los correos de Miguel Blesa.

Y: “Querido tío Micky”, así es como le llamaba su sobrino a Miguel Blesa después de conducir un Ferrari que el ex presidente de Caja Madrid declaró haber comprado, de segunda mano, por 30.000 euros a efectos del pago del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales. En sus correos Blesa llegó a confesar que llegaba a conducir a 240 km/h. Tal era su pasión por la velocidad que su mujer le propuso comprar un simulador de carreras de Fórmula 1.

Carlos Blesa, de Caja Madrid.

Carlos Blesa, de Caja Madrid.

Z: Zapatero,Virgilio; y ZP, José Luis. Miguel Blesa siempre mantuvo una buena relación con el PSOE. Ahí están los consejeros de este partido, como Virgilio Zapatero que también participaron de las “black” y de otras regalías de Caja Madrid. Pero su relación con el gobierno de Rodríguez Zapatero fue excelente. Ahí está la importancia de la participación de Caja Madrid, como accionista de referencia de Endesa, en la guerra de Opas que durante los años 2005 al 2007 se centraron sobre la eléctrica española. Finalmente, la participación del 9,9% de Caja Madrid inclinó la balanza a favor de Acciona y Enel. El resultado fueron unas plusvalías de 2.800 millones de euros. También es importante señalar, su obediencia a Elena Salgado diseñadora de las “fusiones frías” que dieron origen a Bankia.

*Javier Castro-Villacañas es, junto a Luis Suárez, autor del libro 'Miguel Blesa. El lobo de Caja Madrid', editado por La Esfera de los Libros (2014).