No había sido la primera vez que la pillaban conduciendo bajo los efectos del alcohol. A Mavi Sánchez, la joven que este domingo atropelló mortalmente a un pelotón de ciclistas (murieron dos personas y otras tres están hospitalizadas) ya dio positivo por alcoholemia en un control policial en 2013. Entonces dio una tasa de alcohol en aire espirado de 0,60 miligramos, una cantidad que implica la retirada de carné. También tenía antecedentes policiales por drogas, según informa Europa Press, pero fuentes de la investigación no concretan si fue por tráfico o por tenencia.

Noticias relacionadas

Este lunes, en Gandía, municipio valenciano donde vivía Mavi (de María Vicenta, como su madre), no salían de su asombro porque la tenían como una chica responsable. La noticia llegó pronto al barrio. Casi de forma instantánea, porque el enterrador que tuvo que acudir al lugar del siniestro y otro joven que se topó con el brutal accidente son conocidos de la familia. “El enterrador la vio destrozada, en el suelo, con sangre y sin hablar”, dice el dueño de un bar donde la joven acudía a diario. Es en este estado como aparece en las fotos publicadas en la prensa local. Este lunes, las cámaras la grababan tapándose la cara durante su paso por los juzgados.

El domingo, Mavi volvió a coger el coche habiendo bebido. Dio positivo en el control de alcoholemia y drogas al que fue sometida tras arrollar a los ciclistas en una carretera de Jávea (Alicante). En esta ocasión, la tasa fue superior a 0,80 y la droga consumida, cocaína. El delegado de Gobierno, Juan Carlos Moragues, ha apuntado a una distracción o al sueño como principal hipótesis por el que el vehículo invadió el carril contrario y atropelló al pelotón. Eso y el positivo por conducir ebria y drogada.

Agentes de la guardia Civil recaban pruebas en el lugar del atropello en Jávea. Efe

Mavi, una joven de 28 años, conducía un Ford Mondeo, un coche que había sido de su abuelo. En su barrio de Gandía muchos la conocen como ‘la nieta del vaquero’ que, aunque algunos apuntan a un ‘mote’, es en realidad el apellido del abuelo y el segundo de Mavi Sáchez.

En la zona, a la joven (que ahora duerme la prisión de Picassent) se la conoce sobre todo por la relación que tenía con su abuelo octogenario. “Tenía devoción por él”, cuentan. Ella le acompañaba a almorzar y a veces le seguía cuando salía de casa por si se perdía, como ya pasó una vez. “Es una chica muy sentimental”, dicen de ella. Algunos vecinos cuentan que el abuelo padecía Alzheimer y que la joven le cuidaba desde que se murió su esposa hace un par de años. El viernes le operaron de la cadera y todavía permanece en el hospital. El sábado Mavi cogió el coche de su abuelo y atropelló al pelotón de ciclistas en la mañana del domingo, posiblemente regresando de un sábado de fiesta.

En el brutal accidente murieron Eduardo Monfort, hijo de quien fue alcalde de Jávea (también llamado Eduardo Monfort) y Alberto Contreras. Monfort era voluntario de Cruz Roja y la entidad le ha rendido homenaje este lunes. Los tres heridos continúan ingresados en las unidades de cuidados intensivos de tres hospitales. Todos son vecinos de Jávea, un municipio que vive tres días de luto oficial.

A PRISIÓN SIN FIANZA

Mavi Sánchez, trabajadora de una cafetería en Ondara (durante años trabajó en una empresa de limpieza) fue detenida en el lugar del atropello tras dar positivo. Este lunes, el juzgado de Instrucción número 2 de Gandía ha ordenado prisión provisional comunicada y sin fianza, tal y como han informado desde el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana.

El juez le imputa dos delitos de homicidio imprudente, tres delitos de lesiones por imprudencia y un delito contra la seguridad vial. Delitos que llevan aparejadas penas de casi 20 años de prisión como máximo. Ha ingresado en el centro penitenciario de Picassent.

CONDENA DE LOS CICLISTAS

El mortal atropello ha despertado la indignación del colectivo ciclista. En la Comunidad Valenciana, los deportistas federados están planeando convocar una manifestación para advertir de estos riesgos y reclamar más medidas. Por las redes, el ciclista Alberto Contador estallaba: “Otros dos ciclistas muertos atropellados por una mujer que triplicaba la tasa de alcohol y daba positivo en drogas. BASTA YA!! MÁXIMA DUREZA!!”