El Español
Vivir
|
GastroGalicia

Casa das Veigas de A Coruña: Buen cocido sin límites en un acogedor hotel rústico

Por 30 euros, aquellos que tengan más apetito pueden tomar exquisita sopa de cocido con fideos acompañada de jarrete, costilla, lacón, cachola, grelos y garbanzos en las cantidades que deseen, además de probar otras especialidades caseras que forman parte de la carta habitual
Cocido de Casa das Veigas.
CEDIDA
Cocido de Casa das Veigas.
Ofrecido por:

Sarandóns, una pequeña parroquia del ayuntamiento coruñés de Carral, tiene un secreto gastronómico a muy buen recaudo: Casa das Veigas. Se trata de un restaurante que se enmarca en un entorno diferente como es un agradable hotel rústico de ocho habitaciones. La popularidad del establecimiento ha crecido en la década que lleva abierto gracias principalmente a su cocido, un plato típico gallego (sobre todo en el Entroido) que ofrecen sin límites a los comensales por 30 euros (incluye postre y vino).

María Dolores Brea es la encargada del comedor y el hotel desde sus inicios y el restaurante no es tradicional ya que está ubicado en una casa campestre que cuenta con piscina y hasta campo de fútbol que se aprovechan sobre todo en verano para comuniones. Dispone de tres salas: una galería para 40 personas, un salón con lareira para 30 y un salón privado pequeño con aforo de 20 comensales. En los meses estivales se amplía la capacidad con la instalación de una carpa contigua al inmueble que se orienta especialmente a celebraciones.

La comida que se sirve al margen de las jornadas del cocido es casera y de proveedores gallegos y las señas de identidad del establecimiento son el pollo de corral, el jarrete, el bacalao y la empanada, además de las filloas que suelen estar siempre en la carta.

Fuente: CEDIDA

Comidas para grupos, pan de Carral y la empanada como insignia

La encargada de Casa das Veigas. Fuente: CEDIDA

Los clientes más habituales para las jornadas del cocido en Casa das Veigas, que empezaron en noviembre de 2021 y acabarán a mediados de marzo de 2022, son familias y grupos de amigos con niños (entre 15 y 20 personas). Para amenizar la espera mientras no llegan los diferentes platos, se ofrece a los comensales empanada de la casa, que se caracteriza por su "masa fina y crujiente", según la encargada, y suele estar elaborada a base de langostinos y atún.

Antes de la carne, se puede disfrutar de una exquisita sopa de cocido con fideos, para luego dar paso al jarrete, costilla, lacón, cachola (cabeza del cerdo en gallego), chorizo, grelos o garbanzos. Todo ello va acompañado de buen pan de Carral (popular por su elevada calidad), como no podía ser de otra manera dada la localización del restaurante, y solo aquellos con más apetito podrán llegar a los postres tras este banquete cuyo precio no varía independientemente de la comida que consuma cada persona. Una cosa es segura, el hambre no tiene cabida en este negocio.

Fuente: CEDIDA

El postre se divide entre filloas elaboradas en una filloeira tradicional con nata montada o chocolate caliente y las orejas hechas de manera casera. Para beber se puede elegir entre Rioja o Mencía. "Puedes comer todo lo que quieras", asegura Brea, que matiza que para los más pequeños si lo desean adapta el menú (y el precio se rebaja a 15, 20 o 25 euros dependiendo de las edades). En este caso conserva del menú de adultos la empanada, la sopa y los postres pero sustituye el cocido por croca con patatas fritas.

Sobre el éxito de afluencia al local para probar el cocido, la encargada apunta que puede deberse a que "cuecen cada cosa por separado, lo que evita que se mezclen los sabores de los alimentos" o también que "la materia prima es buena". Las reservas en estos meses suelen ser muy numerosas, por ejemplo este sábado ya tienen que dar de comer cocido a 60 personas y esperan que el número suba.

Fuente: CEDIDA

Trío ganador: Pollo de corral, jarrete y bacalao

Los días que se sirve cocido en Casa das Veigas no se sirven los platos que forman parte del menú. Los entrantes más demandados son: zamburiña a la plancha, empanada de langostino y atún o croquetas de marisco o lacón (en ocasiones también se sirve calamar de la ría o pulpo). Las estrellas de entre los platos principales son el pollo de corral y jarrete acompañados de patatas en su jugo o el lomo de bacalao, además de que también se pueden probar otras especialidades como huevos con patatas y chorizo, gulas con patatas y huevos, calamares, cocochas o merluza a la gallega.

Fuente: CEDIDA

Postres adicionales a las filloas y orejas son la tarta de queso o de la abuela, tarta de pera, milhojas o flan de queso. En cuanto a bodega, tienen una mezcla de vinos gallegos y de bodegas de otros puntos de España, en total alrededor de 15 referencias que varían en función de la demanda. Sobre la calidad-precio, la encargada destaca que se trata de "comida casera, abundante y a precio razonable", es decir, entre unos 25 o 30 euros por persona (para los menús de comuniones este importe se incrementa hasta los 60 euros aproximadamente).

Asimismo, el hotel rústico situado en el entorno de Casa das Veigas dispone de ocho acogedoras habitaciones dobles y la capacidad total es de alrededor de 22 personas. Está a pleno rendimiento sobre todo en verano, algo que favorece la cercanía del lugar a la ruta del Camino Inglés, gracias a lo que llegan huéspedes sobre todo americanos e italianos que toman un aperitivo en el porche de la casa antes de degustar la comida gallega más auténtica.

Fuente: CEDIDA
Vivir