El Español
Cultura
|
Historias de la Historia

José Valle Armesto, el gallego que inventó el abrelatas moderno

La historia de un inventor gallego que revolucionó con la genial invención del abrelatas moderno, todavía en uso en todo el mundo.
José Valle Armesto. https://elblogdeacebedo.blogspot.com
José Valle Armesto. https://elblogdeacebedo.blogspot.com

En el año 1810 el inglés Peter Durand patentaba la primera lata de conserva, cambiando para siempre el mundo de la alimentación. Hasta la invención del primer abrelatas 40 años después, las latas se abrían con cuchillos, a martillazos, a golpe,… Pero aquel rudimentario abridor era un utensilio enorme formado por una especie de hoz que debía introducirse a la fuerza en la lata para deslizarla posteriormente, lo que lo hacía poco manejable y transportable. Pero en 1906 todo cambiaría. Un industrial gallego inventaría un pequeño, sencillo y manejable artilugio que aún podemos encontrar en la mayoría de los hogares del mundo. Una pequeña e innovadora herramienta creada en Gijón por el gallego José Valle Armesto: el abrelatas de bolsillo “El Explorador Español”, uno de esos pequeños grandes inventos que cambiaron el mundo y que en la actualidad todavía se sigue fabricando exactamente igual que como él lo diseñó.

A principios del siglo XIX el francés Nicolás Appert descubría cómo conservar alimentos por medio del calor en recipientes herméticamente cerrados. El proceso consistía en introducirlos en un frasco de vidrio cerrado con un tapón de corcho sellado con cera que se introducía en agua hirviendo para esterilizar el producto y producir el cierre hermético del tapón. Por su brillante descubrimiento Napoleón Bonaparte le premió con doce mil francos.

Nicolas Appert. https://www.br.de

Un año después que Appert, y partiendo de su método, el inglés Peter Durand patentó lo que hoy conocemos como enlatado, el envasado de alimentos sellados al vacío en botes de metal. Inicialmente las latas eran muy pesadas y con gruesas paredes, por lo que se requería gran esfuerzo para poder abrirlas. Hasta tal punto su apertura era complicada que el manual de instrucciones de un fabricante llegaba a decir: "Para abrir la lata córtese alrededor de la parte superior con escoplo y martillo". 

Los primeros abrelatas comenzaron a aparecer en la década de 1850, cuando se comenzaron a fabricar latas más ligeras, pero seguían siendo aparatosos y pesados, hasta que en 1906 apareció en escena nuestro protagonista y su revolucionario diseño.

Uno de los primeros abrelatas. https://historia.nationalgeographic.com.es

Su creador sería José Valle Armesto, nacido en 1870 en Vilaseca, Negueira de Muñiz, en la Provincia de Lugo, desde donde se marcha muy joven a trabajar como camionero en Gijón. Parece ser que viaja a Cuba durante un tiempo, sirve en el ejército español y comienza a trabajar como viajante por los caminos de España.

Hasta que en el año 1905 echa raíces en la que ya era su casa: Gijón. 

Ese año, junto a un socio capitalista, compra una nave industrial en el centro de la ciudad, desde donde se trasladaría más adelante a la actual Manuel Llaneza. Contaba con una plantilla formada mayoritariamente por mujeres e integrada prácticamente al 100% por gallegos, que desde 1906 se dedicaban única y exclusivamente a la fabricación de un pequeño y revolucionario invento, un artilugio que cambiaría la historia para siempre: “El Explorador Español”, el abrelatas de bolsillo moderno.

El Explorador Español. https://elblogdeacebedo.blogspot.com 

Considerado un hito del diseño industrial a nivel mundial, sigue todavía en vigor y podía usarse para cuatro concretas funciones: Abrir latas, destornillador, abrir botellas con tapón de corona y perforar envases dejando un pequeño orificio por el que extraer su contenido.

El Explorador Español con su embalaje original. https://www.todocoleccion.net

Y todo con tan solo tres piezas metálicas integradas de una ingeniosa manera que lo convertían en un instrumento tan sencillo de fabricar como de usar, almacenar o transportar.

Publicidad de “El Explorador Español”. https://twitter.com/MuseosGijon 

Nunca escatimó en publicidad, sus anuncios eran habituales en la prensa nacional hablando sobre su gran invento, que fue todo un éxito a escala mundial. 

Publicidad de “El Explorador Español”. http://www.clubamigosdelasconservasdepescado.com

Durante los 54 años que sobrevivió a su creación, José nunca dejó de acudir a su fábrica para revisar personalmente la producción y charlar animadamente con sus paisanos gallegos, pero el paso de los años dejó obsoleta la producción, y José Valle Armesto SA acabaría cerrando definitivamente a finales de la década de 1960.

Publicidad de “El Explorador Español”. https://www.todocoleccion.net

La última renovación de la patente de “El Explorador Español” en la Oficina Española de Patentes y Marcas se produjo el 31 de agosto de 1966. Hacía seis años que José Valle Armesto había fallecido en Gijón. Tenía 90 años de edad y con él se iba un hombre hecho a sí mismo y que había dejado su huella en la historia de la Humanidad.

Última Patente de “El Explorador Español”. https://patentados.com

Su creación fue un hito mundial e irrepetible del diseño industrial. Uno de esos pequeños grandes inventos que cambiaron el mundo. En la actualidad el abrelatas de José se sigue fabricando por todo el planeta exactamente como él lo imaginó, y desde hoy forma ya parte de nuestras Historias de la Historia.

Historias de la Historia…

Iván Fernández Amil. Top Inspira LinkedIn. Storyteller. Jefe de Compras.

https://www.linkedin.com/in/ivan-fernandez-amil/

https://www.instagram.com/ivanfamil/

Referencias:

  • es.wikipedia.org
  • elblogdeacevedo.blogspot.com
  • elprogreso.es
  • elcorreogallego.es
  • lavozdegalicia.es
  • elredondelito.es
  • lavozdeasturias.es
  • bitacoradecora.galiciae.com
  • patentados.com
Cultura