El Español
Actualidad
|
Galicia

El Instituto Tecnológico de Galicia diseñará los taxis voladores que se probarán en 2022

La primera demostración se llevará a cabo en unas pocas ciudades europeas, entre ellas Santiago de Compostela
Recreación de los taxis voladores del proyecto AMU-LED.
Recreación de los taxis voladores del proyecto AMU-LED.

El Instituto Tecnológico de Galicia (ITG) se encargará de coordinar, diseñar y liderar la gran demostración del primer taxi aéreo en Europa que está prevista para septiembre de 2022 en Santiago de Compostela. Así lo ha anunciado ITG a través de un comunicado, anunciando además que dará soporte en el despliegue e integración de los distintos sistemas y herramientas.

Este singular proyecto europeo ya fue anunciado hace unos meses, en noviembre del 2020. La empresa pública española Enaire escogió la capital gallega y Barcelona como los lugares para probar este nuevo sistema de movilidad urbana.

El proyecto europeo AMU-LED se llevará a cabo en solo tres países: España, Reino Unido y Países Bajos. El objetivo de esta iniciativa es la integración segura de distintos tipo de operaciones con drones en las ciudades. Además de ITG, hay otras 16 entidades involucradas a nivel continental.

Además de las operaciones de taxi aéreo, también está previsto que este sistema pueda funcionar para el transporte de carga, la entrega de bienes y equipos médicos, la inspección de infraestructuras, la vigilancia policial y el apoyo a servicios de emergencia.

"La participación de ITG en este ambicioso proyecto europeo avala la I+D realizada en Galicia, que empieza a tener un alto reconocimiento a nivel nacional e internacional. Estamos muy satisfechos de poder contribuir, con nuestra experiencia y know-how en el ámbito de los sistemas aéreos no tripulados, al desarrollo de estándares internacionales y la obtención de métricas para la aceptación social del UAM que permitan avanzar a buen ritmo hacia los numerosos beneficios que visualizamos con la implantación de estas nuevas formas de movilidad", señala Analía López Fidalgo, directora de la división de Sensórica y sistemas Aéreos no tripulados de ITG.

Está previsto que su integración en el transporte urbano favorezca el tráfico, el tránsito de peatones, mejore los tiempos de trayecto y genere una menor polución. Si el desarrollo va según los plazos actuales, a finales del próximo año podremos comprobar si este proyecto puede llegar a ser una realidad.

Actualidad