El Español
Actualidad
|
Santiago

El Concello de Santiago da luz verde a la construcción de una gasolinera en Brandía

La Xunta de Goberno ha aprobado este lunes la licencia para construir una gasolinera junto a la urbanización de Brandía. El pasado viernes el Juzgado de lo Penal admitió a trámite la querella por presunta prevaricación urbanística presentada por los vecinos
La parcela junto a las casas y su ubicación en el mapa.
Cedida
La parcela junto a las casas y su ubicación en el mapa.

La Xunta de Goberno del Concello de Santiago ha concedido este lunes la licencia para construir una gasolinera junto a la urbanización de Brandía. El proyecto había sido rechazado en 2017 cuando solo incluía una gasolinera, pero en esta ocasión se prevé «un edificio comercial y estación de suministro desatendida».

«No nos gusta: no creemos que sea imprescindible, pero hay una ley de rango superior, la Ley de Hidrocarburos, que prevalece y se impone por encima de nuestro planeamiento», aseguró en su momento el alcalde, Xosé Sánchez Bugallo.

La ubicación prevista para la gasolinera (Cedida).

Esta decisión se produce tan solo tres días después de que el Juzgado de Instrucción número uno de Santiago admitiese a trámite una querella de los vecinos, llamando a declarar como investigados por un presunto delito de prevaricación urbanística a los dos técnicos municipales que han supervisado este caso.

El proyecto -que repartirá sus 900 metros cuadrados de construcción entre 400 para uso comercial, 100 para estación de suministro y un aparcamiento en parte del espacio restante- se sitúa junto a una urbanización de 132 casas y 500 vecinos y en el acceso a la Papelera de Brandía y el hotel A Quinta da Auga.

El Concello

Desde el Concello se insiste en que la modificación de 2013 de la Ley de Hidrocarburos permite que todos los suelos clasificados para uso comercial o industrial tengan como actividad compatible a la económica el suministro de combustible.

«Nuestros servicios jurídicos y el Tribunal Supremo nos recuerdan que tiene carácter de ley básica, por lo que prevalece sobre otras consideraciones», sentenció Bugallo.

La concelleira de Urbanismo, Mercedes Rosón, ha precisado que todos los informes preceptivos que están en el expediente administrativo «son favorables».

La parcela en la que se ubicaría la gasolinera (Cedida).

«Las licencias son actos reglados y esto no es un subterfugio, como se ha llegado a decir: lo que tenemos es una ley como la Ley de Hidrocarburos que es como el cráter de un volcán que se impone por todo nuestro planeamiento», ha añadido Rosón.

Asimismo, la concejala también ha asegurado que el Gobierno local es «muy consciente de la alarma que suscita entre los residentes» este proyecto, aunque ha insistido en que la licencia se le concede a «una actividad que es legal en este momento», toda vez que «hay leyes que están por encima del planeamiento».

Los vecinos

Los vecinos de la urbanización de Brandía, mientras tanto, siguen siendo críticos con la forma de proceder del Concello: denuncian que la concesión de la licencia no estaba incluida en el orden del día de la Xunta de Goberno «para evitar un recurso de suspensión».

«Es otra de tantas artimañas que no parecen obedecer ni a la transparencia ni a la voluntad de defender los derechos de la ciudadanía: nos sorprende sobre todo después de que el viernes se admitiese a trámite nuestra querella por prevaricación urbanística», ha relatado a Quincemil la jurista y vecina de la urbanización Alba Nogueira.

La parcela en la que se ubicaría la gasolinera (Cedida).

Esta representante de los vecinos denuncia que el Gobierno local, además de basarse en la Ley de Hidrocarburos, podría haber pedido informes sobre «la modificación del planeamiento urbanístico o la legislación de tráfico, de evacuación o de seguridad».

«La empresa ya ha ganado: una vez concedida la licencia, aunque haya una anulación por la vía contenciosa o la penal, habría que pagarle una indemnización con dinero procedente de nuestros impuestos», lamenta Nogueira.

La declaración ante el Juzgado de Instrucción número uno de Santiago de dos técnicos municipales como investigados por un presunto delito de prevaricación urbanística se producirá el próximo 15 de febrero. Mientras tanto, la empresa podrá empezar a trabajar en la parcela en la que prevé construir su edificio comercial con estación de suministro.

¡Síguenos en Facebook!
Actualidad