Juan Sebastián Elcano

Juan Sebastián Elcano

LA TRIBUNA

Tres marineros vizcaínos

El autor advierte de los esfuerzos del nacionalismo por desvincular a los protagonistas vascos de la historia de España. 

Estamos en plena celebración del quinto centenario de la primera vuelta al mundo, iniciada en agosto de 1519 y concluida en septiembre de 1522. Como es sabido, el personaje central es Juan Sebastián Elcano, al que históricamente se le ha rendido el honor que le corresponde por haber culminado una gesta financiada por la Monarquía española y que vino a sumarse a otras muchas del mismo sentido y por la misma época, que colocaron a España en la historia universal para siempre.

Ante esta realidad, el nacionalismo vasco opta desvincular todo lo posible a los protagonistas vascos de la historia de España, convirtiéndoles como mucho en empleados a sueldo de aquella Monarquía. La enciclopedia digital en euskera Harluxet es paradigmática respecto a esto que decimos. La propia biografía de Elcano se explica en un párrafo sin nombrar ni una sola vez a España. En el caso de Blas de Lezo, por ejemplo, consiguen decirnos que luchó contra los ingleses, los holandeses y los turcos, venciéndoles, pero sin citar ni una sola vez que lo hacía en nombre de España. Con Legazpi lo mismo: hasta el punto de tener que explicar que puso el nombre de Filipinas en honor de Felipe II, pero sin nombrar para nada a España. Con Urdaneta prefieren hablar de las relaciones entre Castilla y Portugal, cuando este personaje actuó sobre todo en tiempos del emperador Carlos, que reinaba para toda España. De Juan de Urbieta, soldado de caballería guipuzcoano al servicio del rey de España, se dice: “militar guipuzcoano, capitán del ejército -no se dice de qué país- que apresó a Francisco I en la batalla de Pavía en 1525”. Y así sucesivamente.

La placa que hay instalada en el costado del antiguo Ayuntamiento de Sanlúcar de Barrameda, de donde salieron las naves, nos recuerda que además de Juan Sebastián Elcano, otros tres marineros vascos, concretamente vizcaínos, volvieron con él en la nao Victoria, entre los dieciocho supervivientes de aquel periplo. Fueron Juan de Acurio, de Bermeo, Juan de Arratia, de Bilbao y Juan de Zubileta, de Baracaldo. El grupo popular de las Juntas Generales de Vizcaya presentó una propuesta para que se les nombrara “Ilustres de Vizcaya” a los tres, dado el mérito de su hazaña. A lo que se le podría añadir la oportunidad inmejorable que supondría para democratizar la historia y darle voz a sus protagonistas más humildes. Dicha moción se discutió en comisión en la sesión del 28 de junio de 2018.

La representante de Podemos empezó preguntándose por las razones de homenajear solo a los que sobrevivieron y no a todos los que partieron en la empresa. Después dudó del verdadero motivo de dar la vuelta al mundo y que como no lo sabemos seguro, según ella, eso desautorizaría la empresa. También se fijó en que dos de los marineros vizcaínos eran menores de edad cuando se embarcaron: Arratia tenía 17 y Zubileta 15. Y por último cuestionó la empresa porque estaba protagonizada y luego contada solo por hombres, sin participación de mujeres.

El representante del PSE dijo que las conmemoraciones habría que hacerlas cuando se termina la empresa, en este caso en 1522 o incluso más tarde, porque hubo rezagados que llegaron en 1525 o 1526. Luego dijo que no fue una expedición científica sino de otro tipo, para soslayar el Tratado de Tordesillas, así como que entre los 18 que volvieron había marineros de múltiples procedencias, por lo que el homenaje tendría que ser de más alta instancia a nivel europeo, por ejemplo. Después, que instar a la Diputación a que premie a unos puede generar agravio en otros. Y por último recordó que el Parlamento Vasco ya se pronunció a iniciativa del grupo socialista en sesión de 26 de noviembre de 2015 para que se organice la celebración del V centenario de la vuelta al mundo, aunque si leemos esa resolución no dice cuándo se deben celebrar los actos, si en 2019 o 2022. Así mismo recordó que los tres marineros vizcaínos que volvieron vivos, así como los demás vizcaínos que comenzaron la empresa, no lo hicieron para engrandecer el nombre de Vizcaya.

El representante de Bildu alegó que el nombramiento de “Ilustres de Vizcaya” ya tiene procedimiento propio que corresponde a la Diputación. Luego dijo que la expedición la financió la corona española y que el contexto era muy convulso, con la guerra de los comuneros, un rey que venía de Flandes y no sabía castellano y pendiente de su nombramiento como emperador. Dijo que el objetivo de la expedición era romper el acuerdo de Tordesillas. Cuestionó si uno de los marineros, Juan de Acurio, era de Bermeo o quizás de Bérriz. Dijo que el que dirigía la expedición era portugués y que los que la componían eran de múltiples nacionalidades europeas y que por eso más bien merecerían el premio Carlomagno, en lugar del de Ilustres de Vizcaya. Se refirió también a que es una propuesta muy poco igualitaria, teniendo en cuenta que todos eran hombres. Recordó que el título de “Ilustres” se da siempre a personas o colectivos vivos o contemporáneos (a Dolores Ibárruri no obstante se le concedió 7 años después de fallecida), para añadir que no hay que mirar la historia con los ojos de hoy y que si hay que homenajearles porque eran vizcaínos, pues también en cada una de sus localidades habría que hacerlo.

El representante del PNV cuestionó de nuevo el tema de las fechas, pero lo cierto es que el Gobierno Vasco ha organizado una campaña para este 2019, llamada “Mundu Bira” (Vuelta al Mundo en euskera) y el propio Consejero de Cultura del Gobierno Vasco ha publicado estos días un artículo en la prensa vasca donde se recuerda la hazaña, por supuesto sin nombrar para nada a los tres marineros y situándose, eso sí, en el centro de cualquier polémica, lejos tanto de quienes “desde un punto de vista excluyente y exclusivista reniegan de los personajes que no se acomodan a su imagen deseada de la patria vasca y a su relato histórico” como de quienes “desde una visión «uniformadora española» pretenden forzar la visión del patrón único, grande y libre, olvidando la riqueza de la diversidad y, en este caso, el especial protagonismo y carácter de los personajes de origen vasco”. A mí me gustaría saber quiénes son los que, recordando el papel de Elcano en la historia de España, ignoran que fue vasco, guipuzcoano de Guetaria.

Al final, la propuesta quedó rechazada, con los votos en contra de Podemos y Bildu y la abstención de PNV y PSE.

* Pedro José Chacón Delgado es profesor de Historia del Pensamiento Político en la UPV/EHU.

Ahora en portada

Blog del Suscriptor
Pedro Sánchez, este lunes en Almansa junto al presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García Page.

Rivera pone contra las cuerdas a Sánchez: tendrá que negociar o decirle al Rey que quiere elecciones

Siguiente