Los consejeros de Puigdemont llegando a la Audiencia Nacional el jueves

Los consejeros de Puigdemont llegando a la Audiencia Nacional el jueves REUTERS / Susana Vera

Columnas LA IMAGEN DE LA SEMANA

Consellers a la cárcel: todo por la patria

Estos cinco señores con ternos y camisas blancas, también las dos mujeres de traje adusto, recorren la última milla de su vida acomodada. Es jueves, dos de noviembre, y el Día de Todos los Santos no ha terminado para ellos. De hecho, visten como gustan los finados -y sus seres queridos- el día de autos: sobriamente y con tendencia al negro. Pero, recuerden: “Quien de verdad sufre, ay, es quien se queda”, que debió de pensar Puigdemont desde Bruselas.

¿Pero y ellos qué pensaban, qué sentían mientras se despedían con la manita -miren el gesto de Raül Romeva- de sus apenados simpatizantes y de sus mullidas costumbres, de sus responsabilidades, de las moquetas, los palcos y los reservados en los restaurantes?

Frívolo y arriesgado intentar averiguarlo por esta imagen cuando lo que está en juego para estas personas es, más allá del nacimiento de una nación, además del advenimiento de su República, una condena tan larga como una perpetua. Pues eso, “Odia el delito, compadece al delincuente”; otra frase lapidaria del tipo “Todo por la patria”: sentencias fascinantes para romper el silencio en las capillas o recibir a reos y autoridades en los cuarteles.

Se movían con solemnidad -reos y ex autoridades- por la acera ancha que circunda la Audiencia Nacional, convertida en un Paseo de la Fama arrebatado de haters y tifosi. El pavimento tenía visos de pasarela patibularia porque esa noche estas siete personas y el ex vicepresidente Oriol Junqueras fueron a dormir a prisión, régimen preventivo, a expensas de salir en libertad bajo fianza como Santi Vila; de que un tribunal los juzgue y condene por rebelión, sedición y malversación; o de una amnistía imposible.

Esas son las coordinadas sobre las que se despliega el debate, con consideraciones tendentes a la digresión y al insulto:

.- Que si "penas desproporcionadas". Pues depende de que nos creamos o no la gravedad de los delitos que se les imputan, los planes trazados para desestabilizar el Estado y la persistencia en el desafío. Más desproporcionado que comerse 30 años por romper un país es penar 15 por traficar hachís y sucede a diario.

.- Que si "el interés del Estado hubiera requerido...". Pues si el interés del Estado está por encima de las leyes, carta de impunidad o volvemos al GAL.

.- Que si "es un problema político que exige soluciones políticas". Evidentemente, pero dentro de la ley, que es el poder de las minorías y de los débiles.

.- Que si "pobres familias". Las de todos los presos.

.- Que si "el 21-M está perdido para el bloque constitucionalista". Culpa de Rajoy por concocar tan mal. Tocará hacer pedagogía, dar a conocer el informe EnfoCATS -hoja de ruta para la independencia- y concienciar de la gravedad de los hechos investigados.

.- Que si resulta "admirable su patriotismo". Burdo fanatismo.