Ana Beltrán es la nueva número 3 del Partido Popular.

Ana Beltrán es la nueva número 3 del Partido Popular. EFE

Opinión HABLANDO SOBRE ESPAÑA

Ana Beltrán, número 3 del PP: "Estamos de acuerdo con la mayoría de planteamientos de Vox"

Entrevista con la nueva vicesecretaria de Organización del PP: “Es relevante que haya libertad de voto en los partidos para temas de conciencia” / "La anexión de Navarra al País Vasco es el objetivo de Geroa Bai y Bildu".

Ana Beltrán, flamante vicepresidenta de Organización de los populares, la nueva número 3 de Pablo Casado, está pasando por un verano atípico: ha cambiado las vacaciones por continuar acudiendo a los actos, pateándose las delegaciones de todo el partido. Es parte de su nueva responsabilidad, recogiendo el legado de su predecesor, Javier Maroto.

Beltrán Villalba (Zaragoza, 1966), empresaria de profesión, líder de los populares navarros, es una mujer "muy directa, de las que no tienen dobladillo", según dicen quienes la conocen. Y eso se nota en sus respuestas.

¿Le sorprendió su nombramiento como vicesecretaria de Organización?

Ciertamente sí, pero agradezco la confianza que han puesto en mí tanto el presidente Pablo Casado como el secretario general, Teo García Egea, considerando que era la persona adecuada para llevar a cabo este reto tan importante.

¿Hay diferencias entre este PP y el que salió del Congreso que nombró a Pablo Casado?

Yo asumo esta responsabilidad con el interés de continuar siendo el partido con mayor número de afiliados en España, mantenerlo cohesionado, movilizado, atender a todos los afiliados, desde el primero al último y conseguir entre todos el objetivo principal: más pronto que tarde, llegar a la presidencia del Gobierno de España con Pablo Casado.

¿El PP sigue siendo un partido coral?

El PP, como es sano en cualquier organización, es un partido cohesionado y unido en torno a nuestro presidente. Todos respetamos su proyecto, desde los líderes autonómicos hasta el último afiliado. Eso no significa que haya diferentes sensibilidades, pero eso enriquece siempre a cualquier organización: no siempre todos tenemos que pensar lo mismo.

Cayetana Álvarez de Toledo se ha mostrado favorable en pedir el voto en conciencia en temas como el aborto o la eutanasia. ¿Cuál es su postura? ¿Aboga por ese voto en conciencia?

Como digo, en cualquier organización, cómo no en un partido político, las formas de pensar no son unánimes en temas de conciencia. Lo hemos visto muchas ocasiones y no sólo en nuestro partido, en otros también. Y a mí sí que me parece relevante que en eso se respete la decisión personal de cada uno. Ahora bien, habría que acotar también en qué temas. No se puede dejar muy abierto.

¿Cuáles serían esos temas?

Los que atañen a la conciencia y a las creencias de cada uno.

¿Tiene el PP que romper con su pasado?

El PP a lo que tiene derecho y también obligación es a renovarse y esta etapa es una etapa de renovación, con un presidente nuevo. Eso no significa que los presidentes anteriores hayan sido ni mejores ni peores, sino que lo lógico es que haya renovaciones, cambios de caras. Porque eso oxigena al propio partido y da un impulso nuevo, genera ilusión, fundamentalmente a los votantes. Es bueno cambiar.

¿Pero eso tiene que ir de la mano con romper con el pasado? ¿Hay que marcar claramente una diferencia entre el pasado y la nueva etapa?

El PP ha sido un partido de gobierno, de Estado, que ha hecho muy bien las cosas -otras cosas no tan bien, pero es normal: nadie hace todo bien-. Hay muchas cosas que aprovechar del PP anterior, de otros dirigentes anteriores, en la etapa de gobierno también. Muchas personas muy válidas, igual que hay que aceptar ahora a las nuevas. Lo sano del PP es que podemos contar con el conocimiento y experiencia de personas que hayan estado en anteriores etapas pero con personas que deben tener una oportunidad.

Ustedes dicen que el PSOE ha pactado con Bildu en Navarra. ¿Qué le ha dado Chivite a Bildu para conseguir su abstención?

Algo tan claro como el gobierno. ¿Por qué? Porque los nacionalistas vascos en Navarra, después de gobernar cuatro años, ya estaban noqueados tras el resultado electoral, porque la coalición Navarra Suma obtuvo el 40% del voto de los navarros, que significa que los navarros habían decidido mayoritariamente sacar al nacionalismo vasco de las instituciones. Y María Chivite y Pedro Sánchez les han dado oxígeno para seguir gobernando y ahí entra claramente Bildu porque el intermediario en estas negociaciones para conformar el gobierno, el que le ha puesto voz a Bildu, ha sido Geroa Bai, que tiene como uno de sus objetivos y como razón de ser la anexión de Navarra al PV. También nos lo ha contado Arnaldo Otegi, diciendo que ellos van a ser socios preferentes en ese gobierno para introducir las propuestas que ellos decidan.

¿Cree que se activará la Transitoria Cuarta a lo largo de esta legislatura?

Espero que al PSOE ni se le pase por la cabeza, pero tenemos claro que la anexión de Navarra al País Vasco es objetivo tanto de Geroa Bai como de Bildu y también objetivo histórico de la banda terrorista ETA, por la que mucha gente ha muerto, ha sido secuestrada y extorsionada.

Chivite, por medio de Geroa Bai, ha nombrado una consejera que estuvo en Herri Batasuna en los años del plomo de ETA. ¿Qué le parece?

Es una prueba evidente de que María Chivite y el señor Sánchez, porque no le dejo fuera, no le podemos dejar fuera nunca, porque ha dado su beneplácito a la conformación de este gobierno. Él sabía quiénes iban a ser los consejeros, él sabía perfectamente que Itziar Gómez, con un pasado en Batasuna, iba a formar parte del gobierno. Y [María Chivite y Pedro Sánchez] no han hecho nada por impedirlo. Este gobierno, nombrando a Itziar Gómez, blanquea a Bildu y Batasuna.

Beltrán es la líder de los populares en Navarra.

Beltrán es la líder de los populares en Navarra. Íñigo Alzugaray navarra.com

Parece que en Huarte va a haber un cambio en la alcaldía encaminado a que Bildu se haga con el poder ante la ausencia de listas del PSOE.

Esto será una desvergüenza más del PSOE, porque Navarra Suma, una agrupación independiente, les dimos el voto al PSOE con sólo un concejal para que fuese alcaldesa la persona del PSOE para evitar otros cuatro años más de gobierno en el ayuntamiento de Bildu. Y espero que el PSOE no cometa esa infamia y acepte la petición de Navarra Suma para que no le de el gobierno otra vez a Bildu.

Usted misma afirmaba en una entrevista hace diez días con El Mundo que Navarra Suma sería exportable en circunstancias excepcionales, pero ahora conocemos que se ha registrado la marca España Suma. ¿Qué ha cambiado en este tiempo?

En España hay circunstancias excepcionales: tenemos la espada de Damocles del independentismo catalán, el interés anexionista de Navarra al País Vasco, esos nacionalismos que no creen en el Estado de Derecho y no lo respetan. Eso son circunstancias excepcionales que hacen necesario que el centro derecha se una. En coaliciones preelectorales, como ha sido la fórmula Navarra Suma, debería prevalecer el interés por la unidad de nuestro país que el interés partidista.

¿Incluiría a Vox en España Suma?

La propuesta se ha hecho a Ciudadanos, pero todos los partidos que tengan claro que es prioritaria la unidad de España y estar todos juntos frente a los ataques de los independentistas. Es una coalición para sumar, no para restar.

Osea, que le dejan la puerta abierta en el caso de que ese sea su objetivo prioritario.

Es una coalición para sumar, ponernos de acuerdo en lo que tenemos en común muchos partidos: UPN, regionalistas, Coalición Canaria...

¿Le conviene al PP diluir sus siglas en territorios en los que ni Cs ni Vox tienen fuerza? Pienso en el País Vasco o Galicia.

Esa coalición prelectoral no significa en absoluto diluir las siglas. Es una coalición prelectoral que los partidos que la conformen pero posteriormente, pasadas las elecciones, cada partido deberá seguir teniendo su propia voz. Nosotros estamos convencidos que la unión hace la fuerza, que la separación y disgregación del centro derecha favorece a la izquierda. Por eso tenemos que pensar en que a los españoles votantes de centro derecha esas fórmulas les gusta. Ya se ha visto un caso de éxito.

Pero quizás eso se debería a la situación territorial de Navarra, con un nacionalismo latente y claro.

En España también hay un nacionalismo más que latente, evidente, que ha querido romper España. Estas coaliciones prelectorales hay que analizarlas en cada lugar, en función de cada comunidad. Y para eso hay tiempo todavía, no es momento de adelantar acontecimientos. Hay que pensar en buscar la mejor solución para el centro derecha.

¿Ha cambiado su actitud en torno a Vox? Han pasado de minusvarlorarlo a abrirse, en plena recta final de la campaña de las generales, a que entrase en el Gobierno para después calificarlo como ultraderecha.

Vox es un partido con el que hemos llegado a acuerdos en diferentes lugares, con el que tenemos puntos en común, que eso es lo importante. Potenciar lo que nos une y no lo que nos separa. Claro que hay diferencias, hay temas en los que no pensamos lo mismo Vox que el PP: si no, seríamos el mismo partido. Lo mismo que con Cs. Pero lo que quieren ver los ciudadanos en los políticos es que les demos soluciones y no problemas. Dar soluciones es llegar a acuerdos pensando en lo que nos une.

Se ha visto claramente que tenemos puntos en común con ambos y puntos que nos separan también con ambos. Pero somos el partido principal de centro derecha. En estas negociaciones lo que se ha visto es que el PP ha sido el serio, responsable, con visión institucional que ha tenido que aunar voluntades entre Vox y Cs para conseguir gobernar en los lugares en los que sumábamos.

¿Ha llegado Vox a su techo?

Lo tendrán que decir los votantes de Vox.

Íñigo Errejón acusó, durante el pleno de investidura, a Isabel Díaz Ayuso no sólo de leer su discurso, sino de que se lo escribieran.

Íñigo Errejón hace mucho tiempo que se pasó de la raya de la cortesía política. Ha demostrado ser un político de baja talla, vulgar y rastrero por los ataques personales que nada tienen que ver con la política que ha llevado a cabo contra Isabel Díaz Ayuso. Ha demostrado su poca valía. La ética en política es muy importante porque somos representantes públicos y tenemos que dar ejemplo, y el ejemplo que ha dado el señor Errejón ha sido absolutamente nefasto y encarnando la política de más baja estofa.

¿Es Errejón el líder de la oposición a Isabel Díaz Ayuso?

Errejón es un personaje que no me merece ningún respeto por la forma que ha tenido de tratar a Isabel Díaz Ayuso, próxima presidenta de la Comunidad de Madrid.

¿Temen fricciones con Aguado? Se están viendo diferentes líneas de acción: Ayuso afirmó que no quería que se conocieran los miembros del gobierno antes de la investidura, pero Cs ya está actuando por su cuenta anunciando consejeros.

Cualquier gobierno que no es monocolor exige y lleva consigo mano izquierda, generosidad, cesiones, por el bien de los madrileños. Seguro que se ponen de acuerdo.

¿Algún enfrentamiento con Vox puede suponer el fin del gobierno de la Comunidad de Madrid, al necesitar su apoyo externo para aprobar cualquier medida?

El gobierno de Madrid va a ser la continuidad de las políticas del PP. Un ejemplo para España de cómo gestiona nuestro partido, seguirá siendo Madrid la locomotora económica de toda España con bajada masiva de impuesto y generación de empleo. Eso es lo importante de aquí a cuatro años. Se priorizará el interés general.

Rocío Monasterio les acusó de llevar a cabo las medidas “ideadas” desde la izquierda y “asumidas” por el centro. ¿Es así?

Con Vox no estamos de acuerdo en todos sus planteamientos, cierto es que mayoritariamente sí. Ellos tienen también que ejercer como oposición y cada cual tiene que ser responsable de sus palabras.

Durante la última legislatura, ejerció una férrea oposición al nacionalismo en Navarra.

Durante la última legislatura, ejerció una férrea oposición al nacionalismo en Navarra. EFE

¿Qué ha cambiado del acuerdo de Andalucía a este último, de Madrid?

Lo que ha ocurrido es que afortunadamente se ha podido conseguir conformar gobiernos de centro derecha, de libertad, de prosperidad, de bajada de impuestos, de creación de empleo, poniéndonos de acuerdo con Ciudadanos y Vox. Aquella fórmula que fue el gobierno de Andalucía ha puesto de manifiesto el éxito que esto llevaba consigo. Hemos aprendido que era posible y así lo hemos conseguido hacer en otros sitios.

¿Vamos a nuevas elecciones o habrá acuerdo entre la izquierda?

El señor Sánchez lo que tiene que hacer es desbloquear la parálisis a la que tiene sometida a todo un país ya teniendo claros síntomas de desaceleración económica, no se crea empleo al ritmo al que se debería crear, está en riesgo la subida de las pensiones y del sueldo de los funcionarios. Están alertando del riesgo que lleva consigo tener paralizado un país. Esa es la responsabilidad del señor Sánchez. Sólo él será el responsable de si hay una repetición electoral. Porque o no ha querido o no ha sabido ponerse de acuerdo con sus socios naturales. El PP está preparado para ir a elecciones. No es lo deseable, pero si las hay, tenemos la maquinaria engrasada, perfectamente definido nuestro programa y saldremos, cómo no, a ganar.

¿Es usted feminista? ¿Qué opina de los movimientos como el Me Too o el que ha acusado recientemente al tenor Plácido Domingo?

Ni soy ni dejo de ser feminista. Soy una mujer que quiere luchar por la igualdad y por la corresponsabilidad desde el ejemplo. Desde mi puesto de trabajo, la responsabilidad que me corresponde. Cualquier movimiento sin ideologizar que lleve consigo la igualdad, la no discriminación de las mujeres, ni de cualquier otro colectivo, siempre tendrá mi apoyo.