Razer

Tecnología

Montar tu propio ordenador es más fácil que nunca con lo nuevo de Razer

Razer se desmarca de los ordenadores gigantes para lanzar el sobremesa modular más potente del mercado. Llegará en este 2020 con los mejores componentes.

Noticias relacionadas

Los ordenadores de sobremesa siguen siendo parte importante en el día a día de muchas personas. Bien para trabajar o por puro ocio, no son sustituibles por equipos portátiles para según que tareas.

Razer, una de las grandes del mundo gaming, ha sacado su versión particular de ordenador modular y en un formato bastante compacto. Alejándose de los PC gaming gigantescos por los que apuestan el resto de competidores de su sector.

Las naves espaciales llenas de luces LED parecen haberse pasado de moda dejando paso al minimalismo de las líneas rectas paralelepipédicas. Esa es la primera impresión que nos da el Razer Tomahawk N1, pero lo verdaderamente interesante está en su interior.

La configuración más avanzada corresponde con un Intel Core i7 de novena generación, 64 GB de memoria RAM DDR4 y una tarjeta gráfica dedicada GeForce RTX-2080 Super, firmada por Nvidia. Lo que sí podremos elegir desde un primer momento es la capacidad del disco duro SSD, con dos ranuras M.2 disponibles.

Razer

Las actualizaciones de hardware son un verdadero quebradero de cabeza cuando nos montamos un equipo por piezas. Abrir la caja, navegar entre los cables y dar con la conexión correcta puede ser una barrera si no somos muy duchos en esto de la informática.

La filosofía del Razer Tomahawk N1 quiere terminar con todo eso. Gracias a su sistema propio, podremos cambiar la memoria RAM, el disco duro SSD y la tarjeta gráfica en un par de minutos siendo muy cuidadosos. Tan solo tendremos que hacer uso de su sistema para desbloquear los módulos, sacarlos, cambiar el hardware y volver a meterlos.

Razer

Para refrigerar semejante conjunto hardware, el dispositivo presentado por los estadounidenses en el CES de Las Vegas, se sirve de un par de disipadores. También serán actualizables con la misma facilidad que sus compañeros de caja.

El Razer Tomahawk N1 estará disponible en la primera mitad de este 2020, pero desconocemos el precio de venta que tendrá y las posibles configuraciones. Presumiblemente y dado su afán de cacharrear con diferentes componentes, Razer pondrá a disposición del usuario una carta amplia de combinaciones.

La compañía no ha informado que se pueda cambiar (al menos de forma sencilla) el procesador. Así que si nos decantamos por un Tomahawk N1 tendremos que tener este factor muy en cuenta.

Razer también ha informado la actualización de los componentes de su cartera de ordenadores portátiles a lo largo de este año. Quieren incorporar la décima generación de procesadores Intel Core y un lavado de cara a las tarjetas gráficas y a los diseños.