Toyota

Tecnología

Toyota va a construir la ciudad del futuro al lado del Monte Fuji

Toyota ha presentado el plan más ambicioso de su historia: construir la que llama la ciudad del futuro, con coches de hidrógeno y casas inteligentes.

Noticias relacionadas

El CES del 2020 está siendo escenario de anuncios muy interesantes; algunos eran muy esperados, mientras que en otras ocasiones hasta los expertos se han sorprendido. El anuncio de Toyota entra en la segunda categoría, sin duda alguna.

Se llama Woven City ("ciudad tejida", en referencia a sus inicios fabricando telares), y representa el futuro de nuestras ciudades según Toyota. En efecto, el fabricante japonés de coches quiere construir una ciudad, con la tecnología que cree que se usará en los próximos años.

Este no es el primer ejemplo de "ciudad del futuro" que hemos visto, por supuesto; la más famosa es la de Google, aunque en su caso hubo mucha polémica de por medio. En cambio, Toyota pretende demostrar que las nuevas tecnologías pueden cambiar la manera en la que vivimos.

La ciudad del futuro, según Toyota

Woven City representará ese futuro; claro, que cabe preguntarse si realmente hace falta construir una ciudad desde cero para verlo. La lógica que ha usado Akio Toyoda, presidente de Toyota, tiene sentido: es difícil aprender sobre las ciudades inteligentes si sólo construyes un bloque de edificios.

Toyota

De la misma manera que un bosque es algo más que un conjunto de árboles, una ciudad es algo más que un conjunto de edificios; y el objetivo de Woven City, más que presumir, es aprender de los desafíos que seguro que Toyota se encontrará. En base a lo que aprenda, esos conocimientos se pueden aplicar a ciudades "reales".

Aunque Woven City será real, claro. Tendrá todos los servicios que podemos esperar de una ciudad normal, como un departamento de policía, bomberos, y servicios de salud; también tendrá colegios y servicios básicos. Y es que la idea es que los propios empleados de Toyota vivan en esta ciudad, junto con los propios investigadores, empezando por unos 2.000 residentes en los primeros años.

STEVE MARCUS Thomson Reuters

Woven City será construida cerca del mítico Monte Fuji, donde ahora mismo hay una fábrica de coches, que está previsto que sea cerrada este mismo año; en Toyota llevan un año pensando cómo aprovechar el terreno, de 71 hectareas, y llegaron a esta conclusión.

Esta ciudad del futuro contará con tecnologías desarrolladas por Toyota y sus socios. Por supuesto, no faltarán los coches, que en su caso serán todos de hidrógeno; Toyota es el principal fabricante que ha apostado por esta tecnología, pese a la aparente victoria de las baterías de ion litio. También se aprovecharán las calles para que los sistemas autónomos de los coches aprendan a conducir solos.

STEVE MARCUS Thomson Reuters

Parece un proyecto algo loco, pero Toyoda afirma que es real y que ya tiene un presupuesto asociado, aunque confiesa que es un "campo de sueños" personal. También es consciente que la gente pensará que se ha vuelto loco, incluso llegando a compararse con Willy Wonka.

La construcción dará inicio en el 2021, cuando la fábrica sea cerrada; el arquitecto danés Bjarke Ingels se encargará de diseñar los edificios, y Toyota colaborará con otras compañías para cubrir todos los campos.