Tesla

Tecnología

Los Tesla ya están provocando accidentes en parkings con su nueva función

Noticias relacionadas

La semana pasada los conductores de Tesla recibieron la mayor actualización para sus coches hasta ahora. La versión V10 del sistema trae muchas novedades, desde las más curiosas (como videojuegos o Netflix) a otras muy útiles.

Pero la estrella ha sido sin duda alguna Smart Summon, la función que permite que el coche salga de su aparcamiento por si solo y sin necesidad de que estemos dentro.

Por lo tanto, podemos llegar al parking y usar la app de Tesla para "invocar" al coche, que automáticamente arrancará, saldrá de su espacio y avanzará hacia donde estemos. Todo el proceso es completamente autónomo, el coche es capaz de conducirse solo hasta nuestra localización.

El Smart Summon de Tesla empieza mal

Smart Summon puede ser muy útil en muchas situaciones. Por ejemplo, a las pocas horas de llegar la actualización llegó la primera historia de una familia que evitó un aguacero gracias a que el coche fue directamente a su localización cuando salieron del supermercado.

Esta es otra de las innovaciones que Tesla ha introducido antes que otros fabricantes, y que esperamos ver en más vehículos conforme la tecnología autónoma se popularice. Pero por el momento, sólo está disponible en los Tesla y es todo un motivo para presumir.

No es de extrañar, por lo tanto, que mucha gente ya haya intentado buscar los límites de esta tecnología, con los resultados que esperábamos. Sí, a muchos les ha faltado tiempo para meter a su coche en un accidente; y de paso, avivar el debate de qué es lo que ocurre cuando un coche autónomo tiene la culpa en un accidente.

En el fin de semana desde que se activó la funcionalidad, las redes sociales se han llenado de vídeos de modelos de Tesla impactando contra otros coches en aparcamientos. Hay ya quien incluso afirma que no es una tecnología segura y que Tesla debería retirarla hasta que esté terminada.

Todo apunta a que estamos ante un caso muy similar al Autopilot, en el sentido de que los conductores creen que el sistema es más capaz de lo que realmente es. De la misma manera que muchos conductores creen que con Autopilot pueden dejar que el coche lo haga todo y echarse una siesta, también creen que con Smart Summon pueden dejarlo todo en manos del coche.

Seguimos siendo responsables del coche

La verdad es que la propia Tesla ya ha avisado de que, con Smart Summon activado, el conductor sigue siendo responsable del coche. De hecho, la app tiene un botón con el que podemos parar instantáneamente el motor; deberíamos mantener el coche siempre a la vista y ser conscientes de otros vehículos y peatones en el parking, como si estuviésemos conduciendo.

Si no tenemos esas advertencias en cuenta, será inevitable que suframos incidentes como estos. Está por ver si Tesla reaccionará ante estas experiencias, y si modificará Smart Summon para obligar al conductor a prestar atención.