Tecnología

Sorpresa: Sufrir Spoilers puede hacer que disfrutes más de las series

Sufrir spoilers, contrariamente a lo que todo el mundo imaginaba, podría ayudarte a disfrutar más si cabe de las series y películas según algunos estudios.

28 mayo, 2016 20:00

Noticias relacionadas

Probablemente para muchos de vosotros sufrir spoilers es casi el pan de cada día con la llegada de la nueva temporada de Juego de Tronos.

Y, con mayor probabilidad si cabe, os quejaréis de forma continua por ello hasta el punto de evitar entrar a las redes sociales solo por no desmontar el siguiente capítulo, ¿verdad? Pero, ¿y si os dijera que no es necesario evitarlos sino que, paradójicamente, pueden incluso haceros disfrutar más del siguiente capítulo?

Al menos eso sugiere una investigación llevada a cabo por Nicholas Christenfeld, de la Universidad de California en San Diego, el cual lleva estudiando los efectos de los spoilers desde 2011. De hecho, recientemente han colgado su último vídeo acerca de estos resultados. Pero, ¡OJO!, pues el vídeo contiene también los temidos spoilers de Juego de Tronos.

Los estudios que sugieren que sufrir spoilers mejorarán tus series

La primera vez que Christenfeld empezó a estudiar esta paradoja, cuyo trabajo se publicó en Psychological Science, pidió a unos estudiantes leer textos y comentar su tasa de satisfacción con ellos. Algunos de ellos eran textos normales, mientras que otros ofrecían una introducción junto a un final (aunque dicho “final” no podía llegar a catalogarse como spoiler, pero estropeaba un poco la historia). Cada texto fue leído por unos 30 estudiantes y, en todos los casos, los lectores preferían los textos “estropeados”, donde ya se sabía el final.

juego de tronos

juego de tronos

Christenfeld y su colega Jonathan Leavitt sugirieron en aquel momento que el hecho de que los lectores conociesen la trama les permitía centrarse en otros aspectos de la historia, o al menos la hacían más fácil de leer, ya que su cerebro se ahorraba el potencial de intentar averiguar qué iba a pasar. Curioso y paradójico a la vez.

En un segundo estudio llevado a cabo por los mismos investigadores en 2013, y publicado en Scientific Study of Literaturese volvió a repetir el caso. De nuevo, los lectores parecían disfrutar más sabiendo el final, incluso sin llegar a completar totalmente la historia. Esto sugeriría, según los investigadores, que el conocimiento del resultado final hace más satisfactoria una historia incluso antes de llegar a dicho final.

A pesar de conocer el final, vemos películas y leemos libros varias veces

spoiler_GOT

spoiler_GOT

Por otro lado Christenfeld se apoya en hechos objetivos: Existen películas o historias donde el mismo autor ya nos cuenta el final, y a pesar de eso leemos o vemos la historia, como sucede en Romeo y Julieta donde el mismo Shakespeare alude al fatal desenlace en su prólogo e igualmente es una obra maestra de la literatura. Conocemos el final, y disfrutamos más si cabe de la historia.

Eso también sucede cuando vemos películas o series en más de una ocasión. A pesar de saber cómo acabará, volvemos a repetir, porque nos satisface igual o más que en la primera ocasión.

Por otro lado, cabe destacar la existencia de otro estudio llevado a cabo en 2015 por los investigadores de la Universidad Estatal de Albany y publicado en Communication Research donde se tiene en cuenta un factor clave para disfrutar o sufrir spoilers: La personalidad. Según dicho estudio llevado a cabo con 412 voluntarios, existían varios rasgos de personalidad claves a la hora de sufrir spoilers, y en consecuencia saber si a un individuo le sentarán bien o no para disfrutar de la historia.

Según Judith Rosenbaum, una de las autoras del estudio:

“Hemos encontrado que aquellas personas con una baja necesidad de cognición prefieren los spoilers, ya que así la trama es más fácil de seguir. Mientras tanto, aquellos con una alta necesidad de cognición prefieren las historias vírgenes, y necesitan y desean la emoción de la sorpresa”

En otras palabras, si eres de los que les gusta pensar y dar vueltas a las tramas, no dejes que te hagan sufrir spoilers. Si por el contrario en alguna ocasión te has demostrado a ti mismo que saber el final te hace disfrutar más de la historia, deja que te estropeen la historia. Y si por casualidad eres de aquellos que disfruta haciendo sufrir spoilers a otros, no uses estos estudios para decir que “la ciencia dice que es bueno”, porque no es verdad: La ciencia dice que depende de la personalidad de cada uno.