Tecnología

Consiguen eliminar el miedo mediante la modificación del ADN

Noticias relacionadas

No es la primera vez que hablamos del miedo en MedCiencia. De hecho ya os explicamos que zonas del cerebro son las responsables del miedo (y si, hay varias, no solo una en particular). Tendemos a pensar en el miedo, de igual forma que sucede con el dolor, como si se tratara de un fallo de nuestro cuerpo hecho para sufrir. Pero nada más lejos de la realidad, pues tanto el dolor como el miedo son “avisos” por parte de nuestro cuerpo de que algo no va bien, o de que hay que escapar. Se sabe que es posible reducir el miedo mediante el sueño, pero lo que se ha conseguido ahora ha ido más allá: Han eliminado el miedo a nivel genético.

Controlar el ADN para acabar con el miedo

messenger-BB

messenger-BB

Hay situaciones donde el miedo nos lleva incluso a una ansiedad paralizante, pero para evitarlo ha llegado esta investigación internacional publicada en Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America a cargo de los neurocientíficos del Brain Institute de la Universidad de Queensland y la Universidad de Harvard, dirigidos por el Dr. Timothy Bredy. Su objetivo era eliminar el miedo, y lo consiguieron, ya que silenciaron directamente el gen responsable del miedo. Las implicaciones de tal estudio podrían ser muy diversas, como las terapias contra las fobias o el trastorno del estrés post-traumático, entre otras enfermedades.

“En lugar de ser estática, la función de los genes es muy dinámica y puede ser alterada por nuestras propias experiencias de la vida diaria mediante eventos emocionales relevantes que representan un gran impacto para nosotros”

Según Bredy, mediante la comprensión de la relación entre el ADN y sus modificaciones dinámicas, las futuras investigaciones podrían idear nuevas intervenciones terapéuticas para tratar trastornos de ansiedad u otras enfermedades o molestias donde el miedo tiene un papel clave.

“Esto se puede lograr mediante la mejora selectiva de la memoria, extinguiendo el miedo mediante la modificación de los genes implicados en su producción gracias a la regulación epigenética”

Por el momento, y hasta que se comprenda totalmente este mecanismo epigenético entre ADN y miedo, tendremos que conformarnos con las actuales terapias psicológicas para tratar y controlar el miedo. Aún no es posible hacerlo desaparecer, por desgracia, pero un buen control siempre es mejor que nada.

Vía | Science Blog.