Tecnología

Células madre para curar la ceguera

Noticias relacionadas

A parte de la cura de grandes enfermedades infecciosas como el SIDA o las enfermedades neurodegenerativas y metabólicas como el Alzheimer o la Diabetes, una de las asignaturas pendientes de la medicina sigue siendo la cura de la ceguera. Se ha conseguido mejorar la visión si aún se conserva (con las gafas, claro), o incluso devolver temporalmente la visión mediante sustancias químicas o implantes de retina, llegando incluso a la creación de un ojo biónico. Pero, ¿y si solucionamos el problema de raíz “arreglando” las células que no funcionan bien? Las células madre tienen la clave

Científicos del hospital Moorfields, del University College de Londres, en Reino Unido, han logrado reparar una zona del ojo mediante el uso de estas células, algo que previamente no se creía posible. De momento como siempre en ratones, pero creen que es muy probable tener éxito en humanos. Su estudio se ha publicado en la revista Nature Biotechnology.

Los expertos describen su estudio como un “avance significativo” e incluso como un “gran salto” en la cura de la ceguera. Lo que han conseguido estos investigadores es reparar las los fotorreceptores del ojo. Estos fotorreceptores son las células especializadas de la retina del ojo, reaccionan a la luz transformándola en señales eléctricas que se dirigen al cerebro. Si estas células especializadas mueren, se llega a la ceguera. Por ello mantenerlas vivas es primordial para evitar la ceguera.

Pero  este equipo de londres ha querido demostrar que es posible incluso llegar más allá, reemplazando estos fotorreceptores, y no solo mantenerlos con vida. Para lograrlo utilizaron una nueva técnica que consiste en “fabricar” retinas artificiales en el laboratorio. Recogieron miles de células madre que fueron tratadas para transformarlas en fotoreceptores y posteriormente se les inyectaron a los ojos de los ratones.

Estas células fueron capaces de adaptarse a la arquitectura del ojo y funcionar con normalidad, aunque su efectividad sigue siendo baja. De 200.000 células trasplantadas tan solo 1.000 pudieron engancharse al ojo y empezar a funcionar.

Como comenta Robin Alí, director de la investigación:

“Era una verdadera prueba de concepto que estos fotorreceptores pudieran ser trasplantados a partir de células madre de un embrión, lo cual nos da una hoja de ruta para conseguirlo en humanos. Por eso estamos tan emocionados, tras cinco años ahora tenemos como objetivo real empezar una prueba clínica”

Como en otras ocasiones, debemos seguir esperando a nuevas investigaciones y ensayos, y por supuesto llegar a las pruebas en humanos. Si se consigue una prueba funcional en humanos y se mejora la efectividad de estos trasplantes estaríamos dando un paso de gigante contra la ceguera.

Vía | BBC.