dientes-endodoncias

dientes-endodoncias

Tecnología

El fin de las endodoncias, un paso más cerca

En un futuro no muy lejano, las endodoncias actuales podrían desaparecer para siempre y cambiar por un biomaterial de células madre.

Noticias relacionadas

Cada año se producen cientos de millones de endodoncias, pero esto pronto podría llegar a su fin.

Como sabéis, cuando un diente queda dañado por una caries o algún otro tipo de lesión, tenemos varias opciones. Entre ellas, las endodoncias (de los cuales entre el 10-15% fallan) o directamente la retirada de los dientes y la colocación de un implante dental artificial en su lugar. Como imaginaréis, esta última opción es la más cara de todas.

Pero, ¿y si pudiésemos acabar con todas estas prácticas? ¿Y si en lugar de realizar endodoncias o usar implantes dentales pudiésemos potenciar que el diente dañado se cure a sí mismo? Eso mismo sugieren los investigadores de un proyecto conjunto entre la Universidad de Harvard y la Universidad de Nottingham: Dientes que se curan a sí mismos gracias a células madre.

Un biomaterial de células madre, el fin de las endodoncias

Con todos estos datos en mente, Adam Celiz y sus colegas de especialistas en biomateriales terapéuticos de la Universidad de Nottingham han intentado buscar un buen sustituto a las técnicas actuales de endodoncia donde se quita la pulpa del diente y el tejido blando (el cual contiene vasos sanguíneos, nervios y otros tejidos), un tratamiento que acaba debilitando la base del diente y que, en ocasiones, implica que la pieza dentaria necesite ser retirada.

Su método consiste en el uso de un biomaterial sintético que estimula el crecimiento de las células madre en la pulpa del diente. De la misma forma que los biomateriales usados actualmente tan solo como relleno, este material basado en células madre también se inyecta directamente en el diente y se endurece con luz ultravioleta.

Las endodoncias del futuro están más cerca

endodoncia

endodoncia

En las pruebas in vitro de laboratorio, este biomaterial de células madre ha conseguido estimular la proliferación y diferenciación de dichas células en la dentina, el tejido óseo que forma la mayor parte del diente justo por debajo del esmalte blanco. Según los investigadores, usando este tipo de relleno en un diente dañado se podría reparar el diente sin acabar debilitándolo o incluso sustituyéndolo por un implante dental como sucede hoy en día.

Celiz opina que, en un futuro cercano, todas las endodoncias podrían basarse en este biomaterial de células madre como tratamiento para reparar los dientes dañados, los cuales serían capaces de curarse a sí mismos reduciendo la tasa de fracaso de los empastes actuales, e incluso eliminar la necesidad de acabar con las raíces dentarias.

De hecho, este grupo de investigadores ha ganado el segundo premio en la categoría de “tecnologías emergentes” de la Real Sociedad de Química de este año.