A comienzos de año WhatsApp decidió cambiar sus condiciones de servicio para compartir toda la información de los usuarios con Facebook, aunque esta medida no afectó a España. Desde entonces, son muchos los que han buscado una alternativa para poder seguir hablando con sus amigos y familiares sin compartir datos privados. Un movimiento que ha hecho que en los últimos días Signal se haya desbordado y que Telegram haya obtenido 25 millones de nuevos usuarios.

Noticias relacionadas

A lo largo de los años la 'guerra' por convertirse en la mejor aplicación de mensajería se ha librado entre WhatsApp y Telegram. Sin embargo, desde las modificaciones en la privacidad de la primera de ellas y las recomendaciones por parte de celebridades, como Elon Musk, Signal se ha convertido en un nuevo rival en esta lucha. Una app que saltó a la fama en 2018 al descubrirse que era la herramienta que Puigdemont utilizaba para comunicarse con sus allegados.

A pesar de la gran oferta de aplicaciones de mensajería que se pueden encontrar en las diferentes tiendas de apps, no existe una que sea perfecta o que ponga de acuerdo a todo el mundo. Actualmente WhatsApp, Telegram y Signal son tres de las plataformas más populares para chatear, por lo que analizamos sus similitudes y diferencias para saber cuál elegir.

¿En qué se parecen?

Las aplicaciones de mensajería han conquistado a los usuarios debido a que permiten estar en contacto con los seres queridos en todo momento. En la experiencia de uso reside la principal similitud entre WhatsApp, Telegram y Signal. Tres aplicaciones gratuitas, con una interfaz intuitiva y que realizan prácticamente las mismas funciones. 

WhatsApp es la aplicación de mensajería que más se utiliza en España, y es raro encontrar a alguien que no la tenga instalada en su móvil. Tras activar una cuenta con el número de teléfono, destaca su interfaz con la sección 'Chats', que permite ponerse en contacto con otros usuarios, ya sea de forma individual o en grupos. Además, con el paso del tiempo la plataforma se ha hecho más interactiva, con la llegada constante de nuevas funciones, como los estados o las videollamadas en ordenador.

Así es la interfaz de Signal. Nacho Castañón Omicrono

De la misma manera funciona Telegram: para crear una cuenta es necesario aportar el número de teléfono. Con una interfaz intuitiva, la aplicación de mensajería también se actualiza constantemente para incorporar nuevas funciones y cubrir así las diferentes necesidades. Incluso también ofrece la posibilidad de enviar los mismos elementos que otras apps permiten.

Por su parte, Signal ha ganado bastante popularidad recientemente, en parte por sus opciones de seguridad. La aplicación posee una interfaz más mesurada en comparación con WhatsApp y Telegram, pero es igual de intuitiva. Aquí también es necesario crear una cuenta con el número de teléfono y se pueden enviar archivos, GIF, contactos, mensajes de voz, stickers y la ubicación; además de realizar llamadas y videollamadas. 

¿Qué datos comparten?

La seguridad es la principal diferencia entre WhatsApp, Telegram y Signal. La primera de ellas es la que más datos vincula a la cuenta y recoge de los usuarios, como se puede apreciar gracias a las nuevas etiquetas de privacidad de las aplicaciones de la App Store de Apple. Por el contrario, Signal es la más segura de todas, ya que no recopila datos de los usuarios. Estos son todos los datos que las tres aplicaciones vinculan a una cuenta:

WhatsApp Telegram Signal
Número de teléfono Número de teléfono Número de teléfono
ID de usuario ID de usuario
ID de dispositivo Nombre de la cuenta
Contactos Contactos
Historial de compras
Datos de publicidad
Ubicación
Correo electrónico
Interacción con la app
Informe de fallos
Informes de rendimiento
Informe de pagos
Otro contenido de usuario
Atención al cliente

WhatsApp recoge una gran cantidad de datos de sus usuarios. A pesar de destacar por contar con un sistema de cifrado de extremo a extremo que impide a personas ajenas leer los mensajes de una conversación, la aplicación propiedad de Facebook obtiene una gran cantidad de información, como los identificadores y datos de uso para la publicidad.

También se hace con otros datos, como el historial de compras, la ubicación, los diagnósticos de errores y el contenido del usuario para conocer los tipos de errores y la experiencia de cada uno. Para la funcionalidad, la app accede al historial de compras, la ubicación o la información de pago, entre otros. Unos detalles que comparte con Facebook, perjudicando la privacidad de los usuarios.

Así es la aplicación móvil de Telegram. Omicrono

Por su parte, Telegram, que siempre ha alardeado de ser más seguro que WhatsApp, tan solo recuerda el nombre, los contactos, el número de teléfono y el identificador de usuario. Una información que sirve para que, cuando se inicia sesión en otro dispositivo, sea más fácil identificarse y guardar la lista de contactos para no perder nada.

Por su parte, Telegram integró el sistema de cifrado de extremo a extremo desde el principio y destaca por contar con 'chats secretos', en donde los mensajes se autodestruyen en un tiempo determinado para proteger la privacidad de quien lo utiliza.

Sin embargo, Signal hace gala de su punto fuerte: la privacidad. En la tabla se aprecia que esta aplicación tan solo recopila el número de teléfono que se utiliza para dar de alta una cuenta. También emplea un sistema de cifrado de extremo a extremo para los mensajes y encripta las videollamadas. En comparación con el resto, es la mejor aplicación si se busca privacidad, aunque para ello hay que sacrificar otros aspectos relacionados con la experiencia de uso.

Otras diferencias

A pesar de compartir la misma idea, es importante resaltar otras características que no están presentes en todas ellas y que son ajenas a la privacidad. Por ejemplo, WhatsApp y Signal tan solo permiten crear conversaciones individuales y grupales; mientras que Telegram destaca por los 'canales', que funcionan como un tablero en el que el responsable publica información para que llegue al resto, que no pueden contestar.

Telegram, a diferencia del resto, ofrece una serie de 'canales'. Omicrono

Por otro lado, en WhatsApp y Signal es necesario contar con el número de teléfono de una persona para poder iniciar una conversación con ella; mientras que en Telegram basta con intercambiar el 'alias' dentro de la app. Además, esta última app ofrece un mayor nivel de personalización en comparación con las otras dos aplicaciones de mensajería, pudiendo escoger entre una variedad de temas y colores para los chats, por ejemplo.

Entre otras diferencias, Telegram permite el uso de bots, editar los mensajes, enviar notas de video y tiene la capacidad de hacer de nube personal, ofreciendo la opción de enviarse archivos y mensajes a uno mismo. Por su parte, Signal añade otras funciones, como poder activar un remitente confidencial para enviar mensajes a desconocidos sin compartir un perfil, y no ofrece stickers animados o sin animar; pero es la más seguras de todas y la que se debería usar si se busca privacidad.

Te puede interesar...