El terremoto empezó el pasado día 7, cuando WhatsApp decidió implementar tanto en España como en el resto del mundo su nueva política de privacidad. En ella rompía la promesa que hizo Facebook cuando compró la aplicación en 2014, que rezaba que no se compartirían datos entre redes. Tal ha sido el terremoto que WhatsApp se ha visto obligada a explicarse.

Noticias relacionadas

La firma ha lanzado una infografía y ha aclarado en algunas de sus páginas de FAQ (Frequently Asked Questions) concretamente cómo funcionan estas nuevas condiciones. Explica qué datos se comparten entre Facebook y cuáles no, y sobre todo, cómo afecta esto al consumidor final.

El cambio en las políticas ha supuesto todo un terremoto para WhatsApp, que ha vivido un considerable éxodo de sus usuarios a otras plataformas más conocidas por su privacidad, como Telegram o Signal.

WhatsApp se explica

Infografía de los datos que se comparten con Facebook. WhatsApp Omicrono

Parte del éxodo de usuarios de WhatsApp a otras plataformas se ha debido a la preocupación de muchos de estos por el cambio en las políticas de privacidad. Numerosos bulos referenciados a este tema han hablado de cómo WhatsApp iba a permitir que Facebook espiara a sus usuarios. Algo totalmente infundado, por supuesto; aquí explicamos cómo funciona.

WhatsApp ha detallado todo el compendio de datos que a partir de ahora compartirá con Facebook en su política, ya que si bien es cierto que se compartirá una serie de datos relevantes, no se compartirán los datos más privados y sensibles de los usuarios. Así lo explica WhatsApp:

  • WhatsApp no puede leer tus mensajes privados o escuchar tus llamadas, y tampoco Facebook.
  • WhatsApp no mantiene registros de los usuarios y sobre quién está mandando mensajes o realizando llamadas.
  • WhatsApp no puede acceder a tu localización compartida y tampoco puede hacerlo Facebook.
  • WhatsApp no comparte ni tus contactos ni la información de los mismos con Facebook.
  • Los grupos de WhatsApp se mantienen privados.
  • Puedes descargar tus datos de WhatsApp.
  • Puedes mandar mensajes que desaparecen.

Las conversaciones de WhatsApp están cifradas de extremo a extremo, lo que quiere decir que nadie, ni siquiera la propia aplicación, puede acceder al contenido de las mismas. Se codifican los mensajes que se envían con el móvil con una clave única y el contenido del mensaje solamente se descifra cuando llega al móvil del receptor.

Entonces ¿qué datos se comparten? Datos de transacciones, información relacionada con el servicio, sobre cómo se interactúa con otros cuando se utiliza la aplicación y la dirección IP, así como datos relacionados con la cuenta, como el nombre, número de teléfono o el dispositivo en el que se utiliza la aplicación.

Además, esto no afecta a los usuarios en España, ni a los ubicados en Europa. Así lo establece la GDPR, la legislación pensada para favorecer la protección de datos y la cual establece que las empresas no pueden usar datos recogidos de sus servicios para sus propios intereses, lo que deja a Facebook con las manos atadas (aunque esto no exime a los usuarios de tener que aceptar las condiciones para usar WhatsApp). Esta es la declaración íntegra de un portavoz de WhatsApp:

"No hay cambios en las prácticas de intercambio de datos de WhatsApp en la región europea (incluido el Reino Unido) que surjan de los Términos de servicio y la Política de privacidad actualizados. Para evitar cualquier duda, sigue siendo cierto que WhatsApp no comparte datos de usuario de la región europea con Facebook con el fin de que ésta utilice dicha información para mejorar sus productos o anuncios".

También te puede interesar...