Internet se ha convertido en esencial para el día a día. Vivimos en internet. Aunque tiene cosas buenas, también tiene un lado oculto: la pérdida de privacidad, una preocupación cada vez mayor para los usuarios de España. De forma inconsciente se le dan una gran cantidad de datos a los gigantes de internet  a través de las diferentes aplicaciones, como WhatsApp, Facebook o Instagram.

Noticias relacionadas

La recopilación de datos personales y lo que las empresas hagan con ellos vuelve a estar en el centro de la actualidad. Con el objetivo de ser transparentes con los datos que las empresas recopilan de los usuarios, Apple ha realizado una serie de cambios en su App Store y ahora obliga a los desarrolladores de aplicaciones a mostrar de forma fácil qué datos recopilan de los usuarios. 

Esta especie de etiqueta nutricional de los datos revela de un instante hasta qué punto una app sigue a un usuario sin necesidad de leerse unos términos y condiciones que no se lee nadie. La idea de Apple es que sean los propios usuarios puedan decidir qué información ceden a las aplicaciones, y no al revés. Un cambio que no ha sentado bien a Facebook. 

Facebook es una de las aplicaciones que más datos recopilan.

La compañía de Mark Zuckerberg ha alegado que esta medida hará muy difícil a los anunciantes de pequeños comercios llegar a los usuarios con publicidad dirigida. Incluso la conocida red social ha publicado anuncios a toda página en los principales periódicos impresos de EEUU criticando la medida. "Estos cambios serán devastadores para los pequeños negocios", subraya Facebook.

El gigante social expone que más de 10 millones de negocios utilizan sus herramientas de publicidad cada mes para encontrar nuevos clientes y relacionarse con sus comunidades. Con esta medida "se limitará la habilidad de los negocios de realizar anuncios personalizados y alcanzar a sus consumidores de manera efectiva", exponen.

Apple se ha defendido de las acusaciones de Facebook afirmando que su decisión es "una simple cuestión de defender a nuestros usuarios. Deben saber cuándo se recopilan y comparten sus datos con otras aplicaciones y sitios web, y deberían tener la opción de permitirlo o no". Incluso aseguran que esta medida no requiere que Facebook cambie su enfoque para rastrear a los usuarios y crear publicidad dirigida. Pero ¿qué información es la que recogen exactamente del usuario Facebook, así como sus principales aplicaciones WhatsApp e Instagram?

Facebook en App Store de Apple NC/CF Omicrono

Facebook

La red social de Mark Zuckerberg es una de las aplicaciones que más datos recopilan. Facebook los utiliza para rastrear a los usuarios en aplicaciones y sitios web propiedad de otras empresas. Por ejemplo, para publicidad de terceros logra los datos de contacto, como la dirección física, el correo electrónico, el nombre o el número de teléfono.

También se hace con los identificadores, como el ID de usuario y del dispositivo, así como "otros datos" que no se llegan a detallar en profundidad. Éstos se recopilan con el  propósitos de publicidad o marketing del desarrollador, el análisis de datos, la personalización del producto, la funcionalidad de la app. Así como otros fines no especificados. En cuanto a los datos que pueden recopilarse y vincularse con la identidad de los usuarios, Facebook acapara información que puede "utilizarse para diferentes fines".

Facebook es una de las redes sociales que más datos recopila. @thoughtcatalog en Unsplash Omicrono

En cuanto a la publicidad de terceros, el gran arma de batalla frente a la nueva política de Apple, la red social registra el historial de compras, la información financiera (datos de pago y de otro tipo), la ubicación, los datos personales de los usuarios, los contactos, los contenidos (fotos, videos y actividad en juegos, entre otros), el historial de búsqueda y de navegación, los identificadores, los datos de uso, diagnósticos de errores y otros sin detallar.

Asimismo también emplea toda esa información para la propia publicidad o marketing de desarrollador, la personalización del producto y otros fines. En cuanto al análisis de datos, Facebook añade información sobre la salud y forma física. Por último, para la funcionalidad de la app también recoge datos sensibles.

Instagram

La app fotográfica, aunque cada día es mucho más, es la segunda app que más datos obtiene de sus usuarios. Como se indica en su página en la App Store de Apple, la red social de fotografía usa los datos de contacto, identificadores y otra información para rastrear a los usuarios en aplicaciones y sitios web propiedad de otras empresas.

Estos datos se utilizan en publicidad de terceros, publicidad o marketing del desarrollador, análisis de datos, personalización del producto, funcionalidad de la app y para otros fines que no se detallan. Del mismo modo, también pueden obtener datos que se vinculan con la identidad de los usuarios, como las compras, la salud y forma física, el contenido, datos sensibles y el historial de navegación y de búsqueda.

Instagram es la segunda red social que más datos recoge. Omicrono

En concreto, para la publicidad de terceros Instagram recopila el historial de compras, la información financiera, la ubicación, los datos personales, los contactos, el contenido, el historial de búsqueda y de navegación, los identificadores, los datos de uso, los diagnósticos de errores y rendimiento, y otro tipo de datos. Una información que también utiliza para la publicidad o marketing del desarrollador y para otros fines. 

Por otro lado, y al igual que Facebook, para el análisis de datos también añade la información sobre la salud y forma física; mientras que para la personalización del producto y la funcionalidad de la app recoge los datos sensibles, además de todo lo mencionado anteriormente.

WhatsApp

Con respecto a WhatsApp, la aplicación que más se usa en España y casi un estándar de la comunicación, es la app de las tres que menos información recopila de sus usuarios.

WhatsApp recoge menos datos que Instagram y Facebook. Manuel Fernández Omicrono

En cuanto a los datos que pueden recogerse y vincularse con la identidad de los usuarios, WhatsApp obtiene los identificadores y datos de uso para la publicidad o marketing del desarrollador. Para el análisis de datos, la app de mensajería se hace con el historial de compras, la ubicación, el número de teléfono, el contenido del usuario, identificadores, los datos de uso y de interacción con el producto, y los diagnósticos de errores.

Para la personalización del producto la app accede al contenido del usuario. Por su parte, para la propia funcionalidad de la app, WhatsApp recoge el historial de compras, la información de pago, la ubicación, el correo electrónico y el número de teléfono, los contactos, el contenido del usuario, los identificadores, los datos de uso y los diagnósticos de errores y rendimiento.

Por último, y para otros fines no especificados, la app de mensajería recopila el número de teléfono, los ID de usuario y del dispositivo y los datos de uso, es decir, la interacción con el producto.